BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

25 febrero 2006

ESOS CHINOS SON DE AL PELO

Nosotros los chapines le llamamos “chino” a todo aquel que tenga los ojos estirados, sea de la misma China, Japón, Hawaii, Alaska o de algún pueblo del Quiché. Aunque la mayoría de latinoamericanos le zampamos así a todos los del lejano oriente.

Yo creo que hay más chinos regados por el mundo, que en la propia China, con todo y eso de que es el país donde mas gente hay. Tienen fama de comerse todo lo que se mueve, por eso cuando vamos al famoso Chinatown, me ando allí mosca con lo que me trago, aunque me encanta todo, a veces entre tanto menjurje, muerdo algo que sabe medio raroso, pero no le hace.

Ir allá por Canal Street y visitar el mercado de éstos, es tuanis. Una vez, tanto me embelecé entre tal variedad de mariscos, que de pronto vi una caja llena de ranas, montadas una sobre la otra y yo con eso de la fobia a los batracios, salí en carrera pegando de gritos y mi novio me tuvo que alcanzar a maratón, como una cuadra adelante.

Pero esos chinos son realmente pisteros, no se andan con mañas para ganarse los lenes. El otro día paseábamos por la famosa Roosevelt Avenue de aquí de Nueva York (que no se por qué me recuerda tanto a la ídem de Guate, pero por allí por el Trébol), donde estaban unos chinitos con sillas en plena acera ofreciendo masajes y a todo el que pasaba, se le colgaban del pescuezo y decían “masache, masache”. Puchis, a mí me agarró uno, así de repente y me pegó un susto, que por poco le doy un su revés de “mino ude uke” que me enseñó mi papá cuando era chiquita. Pero de hacerlo, a lo mejor me hubieran regresado una voladora al estilo Jackie Chan.

Otra vez, fui a comprar una de esas tiendas de ellos, que yo llamo “de mierditas”, cuando así, de la nada, se abrió una puerta en el puro piso y salió una china cargada de babosadas, la cerró y el suelo quedó como si nada. Alagran dijimos, esta de plano se vino en túnel desde Hong Kong, o a saber de dónde. Son medio patas de chucho, también.

Se me estaba olvidando contarles de que una vez, pasaba yo por la calle, cuando vi a un chino que me hablaba, bueno yo solo entendía que me decía “choaw, chiuw, chuiw”. Pensé que me estaba preguntando algo y le puse atención, pero no, me estaba chuleando. Lo supe porque me empezó a tirar besitos y apretaba los ojitíos. Parecía loca, riéndome sola en la calle, porque me cayó tan en gracia. Ah, chino mas cuzco, de plano me vio cara de “glin cal”.

Pero con eso de la trama, son especiales. Hace poco que cayó la tormenta invernal, bailábamos del hambre, pero ni modo que saliéramos a comprar comida entre tanto viento y nieve. En eso, vi un menú del “chinese food” de la esquina y se me ocurrió llamar, para ver si se aventaban aunque sea un chomín. Y bien dispuestos estaban. Buzo el chino con los idiomas porque me preguntó en español: “¿va a quelé aló blanco o amalillo?”

Me tomó la orden y al rato vi por la ventana, que venía el chino en paso alemán, levantando las canillonas secas en la nieve, parecía gastador del desfile del 15 de septiembre. Pero, tan chulo, nos traía la comidita caliente. Con gusto le pagué y le di unos sus centavos más de propina. Estaba bien rica, y allí no estuve pensando si era gato, chucho, "latón" o si salió del centro de la tierra. Estos no son “Chinos chin ni un len”, verdad muchá. Ya me entró el hambre. Tabueno pues.

FOTO DE JACKIE CHAN:
www.hkfilm.net

Etiquetas: ,

3 Comments:

At martes, 07 marzo, 2006, Anonymous Bretero said...

Solo lenes le das vos de propina al pobre chino. Vos, yo pensé que la Roosvelt Avenue era la Roosvelt. Qué hay otra en otro pais pues?. Y hasta hay hospital me vas a decir.
Esos chinos son del al pelo como decis, vos. Son buenos vos, el otro día en la maquila se puso el chino con un varejon en la mano, ese creo que era coreano no chino, aunque saber porque tenia los ojos chinos, va, pero la cosa es que se puso en la entrada de la fabrica y al que iba pasando, como ya habian dado las siete y todos amontonados no cabiamos entonces nos pusimos en fila y al que iba a entrar le amagaba como que le daba su varejonazo - "ai ya!" - gritaba y uno sentía en carne propia el varejonazo en el cutete, pero no les daba, pero que tal si a mi sí pensaba uno en la fila... Ah chinos más jodidos estos.
Entonces, vine yo y dije: "a mi este pizado no me va a dar mi nalgazo, puta!", y entonces le jugué la vuelta. Con per, le dije y me sali de la fila y pase por atrás. Pero que si el chino pega el brinco 360, y ni se le cayeron las chinitas y cayó otra vez enfrente. "Puta dije yo, qué clavo...", entonces me rei jeje y me fui caminando para adentro pero de retroculo, por si las moscas. Siempre aguas va, cuando uno camina asi. Le iba a hacer un saludito asi oriental pero se podía mascar, entonces mejor nel y me puse a bretear.
Va, y la otra vez vos, que el chino dijo que iba a haber convivio, y puta que de a huevo dijimos todos, pero no mirás que el serote lleva todo lo que le sobró en el restaurante pues... Puta vos, que triste cuando miro que sacan los baños plasticos con arroz y camarones y babas, y lo empiezan a medio espulgar. Yo con la panza revuelta que ya echaba las pacayas. Pero, ni modo, no es la primera vez que voy a comer babas pensé. Si ademas yo solito me voy a zampar a esos restaurantes a veces. Ojalá que se compre unos litros pensé nada más, pa que mate los microbios y le entramos al arrosito chuco.
Bueno vos, ahi platicamos pues. Ta bonito tu blog vos.

 
At martes, 07 marzo, 2006, Anonymous Chachi said...

Gracias Bretro, esta bonita tu historia. La Roosevelt Avenue, de aca conmigo, o sea en New York es famosa, como la nuestra de Guate. Y vos es igualita o hasta peor de shuca y alborotada que el Trebol. Lo unico que no hay es el camionetal. Tambien hay un hospital fijate, pero no se llama Roosevelt.
Cuando digo lenes, es como nosotros lo usamos "me voy a ganar mis lenes", pero no es literal, no vayas a creer.
Si vos, en Guate hay mucho coreano abusador, por aca no hacen mucho eso, pero por alli he oido ciertas historias. Ya habra tiempo de escribir sobre los que estan Guate y en algunas maquiladoras. Por hoy, escribi de los buena onda.
Saludos.

 
At lunes, 22 agosto, 2011, Anonymous Anónimo said...

Mi Chachi! Ando mera nostalgica y como no haz escrito nada nuevo, pues me puse a leerte desde el principio, tan chula como siempre! Y cuando no don Bretero desde el principio por estos lares. Jajaja me hicieron el dia.

 

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Home