BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

14 abril 2007

!VE, QUÉ DOMADORA!

Allá por la zona 6, donde yo crecí, llegaban unos cirquitos todos ratitas los pobres, con una cabra, un mico, un caballo y un montón de payasos. Recuerdo que tenían sus carpitas bien viejas y las ponían en lugares llenos de lodo; aún así salían a promocionarse con un altoparlante y un entusiasta:
!Vamos todos al Circo!

LA ENTREVISTA
.
Esos cirquitos eran la alegría de los niños, especialmente de los más pobrecitos. A mí me encataron siempre los circos y le decía a mi mamá que quería irme con los cirqueros a trabajar. Soñaba con ser domadora ( ya fuera de leones o de hombres, no le hacía...jejeje. !Ya va, ya va! ). .Todavía me sorprende mucho, la capacidad de algunas personas para hacer que les obedezcan las fieras y demás animales de la selva. Toda la vida pensé que les pegaban con esos látigos, pero fue hasta que hice un reportaje de un circo, que me di cuenta que no es así, que los usan nada más para asustarlos. Bueno, al menos donde fui, hace unos añitos.

Ya sé que se están imaginando el Cirque Du Soleil o al menos, el Ringling Brothers Circus. No muchá, me fui a El Rey Gitano. Uno de los grandes de Guate, ya saben que para mí es primero el producto nacional (aunque me hubiera gustado que me asignaran el reportaje en alguno de los anteriores). El objetivo era conocer la vida de las familias que se dedican a este mundo circense..
.
Conocí entonces, al legendario y ahora difunto, Tarzán López, quien estaba sin un pie porque un león se lo había comido. !Uy qué miedo! Bueno, lo primero que hice fue entrevistar a un cuate, Tarzán López Jr. (sobrino del primero), que dormía con dos serpientes, un par de pitones constrictoras y las usaba de almohada, decía...

Eran muy amables las culebritas, durante la entrevista, se me enrollaban en el cuerpo, yo digo que de cariñosas, pero mi camarófrafo opinaba que lo que querían era estrujarme. !Ulugun! Son tan friítas ellas.

Para asuntos del reportaje, me prestaron unas botas de domadora y un látigo. Feliz yo. Pude acercarme a un león muy grande y muy feroz, que hasta al mismo Tarzán le ruge. Tuve también la oportunidad de jugar con un leoncioto cachorrito me dijeron que era, como de 250 libras, muy chulito él y educado. Se tiraba al suelo haciendo arrumacos como un lindo gatito. Cuando de repente, sólamente vi que voló frente a mi cara la mano de su domador. Asustado me pidió que mejor dejáramos al "leoncito" jugar solo, porque estaba poniéndose confianzudo conmigo y por poquito, me pega un zarpazo en el rostro...según él, cariñosamente.

EL ELEFANTE, ESTRELLA DE LA NOCHE
.
Al terminar las entrevistas, por pura curiosidad, pedí subirme un ratito al elefante, un ser dulce y retozón que a la sóla voz del Tarzan Jr. se tiró al suelo lo más que pudo, para que yo me subiera encima. Aún así, estaba alto. Con la ayuda del domador logré montarme, y al nomás sentarme empecé a buscar de dónde agarrarme; al no ver nada, le pregunté a Tarzancito, un poco asustada:

- ¿Y dónde tiene la rienda?
Y me contesta, muerto de risa, - No tiene, agarrate del pelo.
- ¿Del mío?- le pregunté casi gritando.
- No- me dijo -, del pelo del elefante.

Púchica, lo único que tenía era unos pelos como de coche y si se los jalaba, a lo mejor me tiraba a la punta. Eso fue sólo el principio. Como me sentía insegura por allá arriba, le dije al domador que mejor me bajaba. Pero el muy pícaro me dice: - Nooo, ¿cómo vas a creer? si es el momento del número del elefante. Y se montó detrás de mí.

!Por el gran poder de Dios, muchá! Se empieza a levantar aquel gran animal. Yo sentía que ya me botaba porque, como se incorpora primero con las patas de adelante, siente uno que se cae para atrás. Pura la rueda de Chicago.

!Uy no, uy no, uy no! era lo único que podía decir, pero logré pedirle al patojo ese, que me agarrara de la cintura y que no me fuera a soltar para nada. Les juro que me prometió no soltarme el muy fregado, pero en el video y las fotos, allí sale con las manotas para arriba. !Cara de chucho!
.
Bueno, salimos a la arena o escenario, yo, temblando del miedo, me agarraba de donde podía. Era tan feo no tener algo para sujetar, montada en ese elefantón que se hamaqueaba de un lado a otro. El Tarzan Jr. me decía que me calmara y que disfrutara el momento.

- !Levantá los brazos y saludá, saludá al público, que no vean que tenés miedo!- me decía el baboso.

Dentro de mí, le echaba cien mil diablos al domador ese. Pero pensé, que a lo mejor no iba a ser tanto que el elefante caminara un poco por allí. !Queeeeé! lo pusieron a hacer un montón de ejercicios con nosotros encima: Subía las patas de adelante a unos bancos (y allá iba yo pa´tras). Luego que subiera las patas de atrás en el mismo banco (y allá iba yo pa´delante). Después, que se sentara (y allá iba yo pa´tras, otra vez). Lo más feo estuvo cuando lo pararon en dos patas y dio vueltas conmigo encaramada. !Uy no, sentía que me iba a venir resbalada para abajo!

Eso me pasa por shute y querérmela pasar de domadora. Yo y mi gran bocota.

Al nomás salir de la arena, pedí bajarme del elefante lo antes posible y el dulce animal, volvió a echarse para que yo pudiera apearme (qué elegancia de palabra). Tan sólo puse los pies en el suelo, toda asustada, quise salir corriendo, pero únicamente di tres pasos y me caí de cara. Completamente entierrada me levanté, mientras todos se reían de mí, al ver que no me dejé venir del elefante, pero sí di el carazo en lo puro plano. Yo creo que me atarenté, por el susto y la altura. Y qué bueno que no fue delante de todo el público.

LO QUE ME QUEDÓ
.
Dentro de todo, me gustó la habilidad de los Tarzanes para hacer que fieras tan salvajes como leones y tigres, les obedezcan sin golpearlos, porque a pesar de tenerlos cautivos, al menos los tratan con gran amor. Creo que hace falta tener un don especial con los animales. Además, los López son personas amables, hospitalarias y muy talentosas. Admiré profundamente a esa familia circense, porque a pesar de las incomodidades y los recursos limitados se toman su tiempo para ponerse sus atavíos especiales, maquillarse y salir a ofrecer un espectáculo con entrega, entusiasmo y dedicación.

Aun cuando, ese día la mayor atracción fue una periodista miedosa, que no gritó por meritito orgullo o porque no le salía la voz del puro arrale.

Sea éste un homenaje a los artistas de los circos guatemaltecos, que pocas veces son reconocidos y escasamente apoyados.

Ese día, el legendario Tarzán López me bautizó con el nombre artístico de Indiana, por no haberle tenido miedo a las fieras, ni a las serpientes. Pero ni loca me vuelvo a encaramar al elefante......A pesar de que me gusta el circo y tuve esta experiencia, quiero manifestar mi rechazo a que las animales salvajes sean utilizados, confinados a estrechas jaulas y muchas veces, sean doblemente maltratados con golpizas y mala alimentación. Los que ya están allí, pues a lo mejor no lograrían sobrevivir en su medio ambiente, pero que no saquen un animal más de su hábitat. Se puede, el Du Soleil lo ha demostrado.

La foto me la tomó mi querida madre, quien ese día, me acompañó a trabajar. El que está detrás de mí es Christian López, el nuevo Tarzán del clan circense y pueden verlo mejor, con sus serpientes y sus gatos salvajes en http://www.reygitano.com/animales.htm Aunque dicen que su orgullo son los trapecistas. Bien por ellos.

  • Ver Foto Chachi con Serpiente.
  • Ver Foto Chachi con el León. La pierna es del Tarzán que está atrás. Y más atrás el payaso Chichí.
  • 13 Comments:

    At sábado, 14 abril, 2007, Blogger Alecksya said...

    waoooo Chachi! te luciste con el elefante! me mate de la risa imaginandote montada en tremendo animal! jajajajajajajajajaja Chulas tus fotos vos! y que chula que te miras... El piernon loco que se ve atras esa si que me desepciono, lo hubieras sacado de cuerpo entero hombre! pa ver como seguia!

     
    At sábado, 14 abril, 2007, Blogger CHC said...

    Hola Alex! Gracias por las flores, pero como digo, eso fue hace unos cuantos añitos...jejejeje. Mirá si querés ver bien al Tarzan Jr. andá a la página esa que anoté del Rey Gitano, no está tan mal el muchachón, pero hace unos añitos estaba mejor.

     
    At lunes, 16 abril, 2007, Anonymous jcab said...

    Que bonito homenaje a esos artistas, aunque no se comparan con otros circos (sobre todo por el presupuesto), recuerdo que lo pasaba muy bien cuando iba a un circo chapín.

     
    At lunes, 16 abril, 2007, Blogger Juan said...

    Bravo chachi, o diria Indiana, ya me imagino la experiencia. A mi pueblo llegaba un payaso que se llamaba CHIPUSTE en un circo cucarachero pero era "La alegria de Chichos y Grandes"
    Ya viejo a mi me ponen triste los animales en Cautiverio (Incluye hasta los Zoo's) y he aprendido a admirar y respetar los compañeros animales en 'libertad'..Un abrazo Ch (por cierto que paso con el Hijo de Lone?) saludos

     
    At martes, 17 abril, 2007, Blogger Pirata Cojo said...

    Vos, a mí los circos me daban miedo de pequeñín y por supollo, no estoy de acuerdo en que maltraten a los pobres animalitos, buen post, felicitaciones.

     
    At miércoles, 18 abril, 2007, Anonymous SR said...

    Ay vos, los circos de guate, qué recuerdos. ahora viéndolos "de lejos" dan hasta lástima, pero eso sí, de patojos nos divertíamos un montón. Muy cierto eso de que tanto talento ahí y tan pocas posibilidades. gracias por alegrarnos con tu post chachi. saludos

     
    At miércoles, 18 abril, 2007, Anonymous Herbasio said...

    Qué onda Chachi ? Que tal de aguaceros ? jeje, el domingo, lunes y ayer andube en Boston y un poco al noreste hasta se murieron 12 personas por las inundaciones... Que llovedera, que frío (30's, 40's) y mucho viento, todo nublado... total, un caos, todo eso unido a la tragedia en Virginia Tech.

    Pero bueno, después de mi corto saludo paso a lo siguiente jejeje.
    Te cuento que yo también cada vez que llegaba el circo ese y el otro (el de los hermanos no se qué y el Rex) siempre me iba a meter de colado, o a veces, pues les ayudaba en algo para que me dejaran entrar gratis. Recuerdo que nos mandaban a buscar monte para que se alimentara el elefante y ya con eso nos dejaban entrar gratis a mi y a otros güiros o nos ponían a romper periódicos en papelitos y eso después lo usaban los payasos en sus presentaciones. Y si, eran bonitas experiencias porque en aquellos tiempos (finales de los 70's, principios de los 80's) pues no habían muchas distracciones que digamos en los pueblitos y cada que llegaba el circo se le hacía bastante bulla.

    Que estés bien tu y tu familia :)

     
    At miércoles, 18 abril, 2007, Anonymous SCD said...

    Que conste que me gustó el post pero a mi siempre me ha dado lástima ver a los pobres animalitos haciendo todo tipo de muecas solo porque a la gente le "divierte".
    Saludos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

     
    At viernes, 20 abril, 2007, Blogger Goathemala said...

    ¡Caramba, si que eres valiente!

    A mi los circos siempre me han dado respeto y cierto rechazo. Creo que fue porque vi de pequeño LA PARADA DE LOS MONSTRUOS (FREAKS) de Tod Browning y me dejo márcadísimo aquello del hombre gusano y las gemelas picudas.

    Me gusta tu entrada y el homenaje que lleva a esos artistas humildes, nómadas de la sonrisa, quizás los últimos bohemios.

    Saludos.

     
    At viernes, 27 abril, 2007, Blogger AntiguaDailyPhoto.Com said...

    Chachi, no sé porque yo pensé que vos habías nacido en La Antigua. Según yo, vos eras pura panza verde. Qué loco. Ahora tiendo lo del hoyo de la zona 6.

     
    At viernes, 27 abril, 2007, Blogger CHC said...

    Ah puchis vos Rudy, yo no me he ido a caer últimamente por allá por el Barrio San Antonio. Y no fue por esos lados de la zona 6, donde crecí yo.
    Fijate que siempre me han llamado Hija Adoptiva de la Antigua, porque tengo una casa bien cerca y cuando estoy en Guatemala, me la paso todo el tiempo por alli, en una casa antigüeña.
    Trabajé un tiempo en protocolo y me aprendí toda la historia, costumbres y belleza de Antigua.

     
    At viernes, 29 junio, 2007, Blogger Jorge said...

    Realmente impresionantes tus historias, yo tengo el gusto de conocer a Jerry, el que está a cargo ahora (me parece) del rey Gitano, y todos en el circo, tienen una excelente vocación y amor por su trabajo y los animales.

    :)

     
    At viernes, 27 julio, 2012, Anonymous Anónimo said...

    Chipuste es mi tio...ese era el Circo de los Hnos. Flores.

     

    Publicar un comentario

    links to this post:

    Crear un vínculo

    << Home