BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

28 diciembre 2007

ESAS FIESTAS DE FIN DE AÑO Y DEMAS HIERBAS

Yo creía que sólo en Guate andaban buscando fiesta para encontrar la manera de echarse el cuto, pero aquí en USA, la mara celebra todo lo que puede. Especialmente a finales de año se juntan las celebraciones de todas las religiones y costumbres y pareciera que cada día hay algún pretexto para hartarse y armar buruca.

Los chinos, por ejemplo, celebran el Solsticio de Invierno que inicia las preparaciones del Año Nuevo Chino . Los Hindúes celebran el Festival de las Luces o Diwali que festeja el poder del bien sobre el mal. Los judíos conmemoran Hanukkah (O festividad de las luminarias) cuando celebran la derrota los helenos y la recuperación de la independencia judía a manos de los macabeos; muy especialmente el milagro del aceite en la lámpara que ardió por 8 días.

Pero lo curioso es que la mayoría (aquí), cristianos o no, apoyan la Navidad y organizan parrandas para ir a comer, chupar y bailar. Lo que nosotros conocemos como convivios, aquí se llaman Christmas Parties. Y allá van todos a darle a la hartazón y al caitazo.

Yo creo que lo más importante es el compartir con aquellos con los cuales pasamos muchas horas al día y con quienes la mayoría del tiempo hablamos de trabajo. Es un momento ideal para convivir y conocerse mejor. La unión, al fin y al cabo, es lo que persiguen cualquiera de las celebraciones, así seamos hispanos chinos, coreanos, persas, hindúes, rusos, anglos o italianos.

Este fin de año, la fiesta de la oficina fue en un lugar muy lujoso de Long Island, NY. Lo malo es que es un tanto extraviado y cuesta dar hasta con mapa en mano, porque está situado entre bosques. Como siempre, el Negrito y yo, vamos juntitos a todas partes (como dijo León, familia que parrandea unida, permanece unida), y ésta vez no vacilamos en preparnos con la vestimenta debida para ir a echarle nosotros también al bailongo.

Las mujeres, claro, somos más exigentes para eso de la ropa. Como ya entramos en invierno decidí comprarme un traje negro muy elegantón, el cual completé con una preciosa blusa roja. !Ah puchis, chula me iba a ver yo!

Pero con la corredera de los últimos días, ya no tuve tiempo de probarme bien el traje con la blusa y los zapatos ideales. Bueno, yo lo imaginé en mi cabecita (cabezota, pues) y según yo, todo iba a estar bajo control con un buen peinado y maquillaje. Preparé unos mis aretes rojos de piedras bien lindos que guardo celosamente desde hace casi 20 años, pues me los hizo de manera muy especial mi amiga la escritora y poetisa, Grecia Aguilera Radford (creo que ella ni siquiera imagina que todavía los tengo).

Para no cansarles, se llegó la noche de la fiesta y cuando yo me puse el traje, no sé por qué pero no me gustó. Se miraba eso demasiado parejo, especialmente por la blusa que era de cuellito medio alto y el traje negro muy formal. Lo único lindo que yo miraba eran los aretes de Grecia. Bueno, todo estaba bonito al final, pero había algo que no encajaba. Me vi al espejo detenidamente y entre nervios y cólera, me agarró un ataque de risa, porque no había zapatos que fueran bien. Y con botines, aunque altos, me miraba como celadora de cárcel de mujeres.

Me agarró el berrinche y le pedí al Negrito (quien iba muy guapo y oloroso), que me pasara a una zapatería en camino a la fiesta. Allí compré unos zapatos de moda y luchando contra el frío, no me importó que fueran tipo sandalia. Pero así ya cambió todo dramáticamente. Y con abrigo rojo, más tuanix todavía.

Metimos al Mapquest la dirección del famoso lugar, pero al llegar al punto donde teníamos que empezar a buscar las calles para llegar bien !puchis!, entramos a unos lugares super oscuros y los dos, que ya no muy miraflores, andábamos más perdidos que chucho en autopista. Dimos un montón de vueltas y nada. Llamábamos a alguien de la oficina para que nos dijera por dónde agarrar y no nos oían por la música de la fiesta.

Entre tanta pescueciadera y movedera en el carro se me cayó el sujetador de un arete y no lo encontré. Por lo que entre mi desesperación y sentido recursivo, decidí sujetarlo con un pedazo de chicle, pero no me surtió efecto. En otra vuelta y búsqueda de los mapas, se me cayó un botón del saco.

Al final, nos dimos por vencidos porque nos extraviamos completamente, al exztremo que no sabíamos ni dónde fregados estábamos, ni cómo encontrar el camino de regreso a casa. Tanta arregladera para no ir a la fiesta. Me sentí tan frustrada y algo apanicada por la oscuridad de las calles, que me puse a llorar amargamente. El Negrito ya atormentado de verme llorar, dio un par de vueltas y cuál fue la sopresa que, como por arte de magia, llegamos a una calle iluminada donde había muchos negocios. Estacionó el carro y me dijo que saliéramos a preguntar.

Caminamos sobre el hielo hacia una especie de Pub, donde había música en vivo de jazz (y hasta pensamos quedarnos allí) a preguntar a unas dulces y amables señoras, la forma de regresar a casa. Yo, como buena periodista les tiré la triste historia de la fiesta a la que nunca llegamos, pero cuando les di el nombre del lugar, rapidito nos hicieron un croquis y nos alentaron a ir al menos al final de la fiesta. Estábamos bien cerca y nos sentimos tan contentos que fácilmente, después de una bajadita y una subidita, lo encontramos. Se miraba brillante en medio de los árboles.

Valía la pena, el Club es una preciosidad. Luego de pasar por el valet parking me di cuenta que había perdido otro botón del saco. Mejor me lo desabotoné por completo y entramos al lobby donde nos recibieron con gran protocolo. En un sillón en frente, tomándose una copa, un caballero me llamó como indicándome algo. Al acercarnos me dijo: - Su abrigo trae algo.

Con mucho respeto tomó mi brazo, lo levantó y con la risa de todos, nos dimos cuenta que entre las carreras !no le había quitado la etiqueta a mi abrigo nuevo! Necesitábamos un momento así, antes de llegar al salón de la fiesta. Las carcajadas nos ayudaron a desahogar el estrés de la perdida.

La fiesta estaba en su apogeo, ya todos estaban cenando y cuando nos vieron entrar, nos recibieron con un gran aplauso y chiflidos. Nos sentimos estrellas. Aún cuando ya sólo quedaban casi 2 horas de celebración, llegamos todavía a cenar, luego bailamos y la pasamos muy bien. Nadie se dio cuenta que yo iba sin un arete, ni que a mi saco le faltaban 2 botones. Y tal vez, si no hubiera dejado el abrigo en el lobby, nadie se hubiese fijado que traía aún el precio colgando. O que había sujetado el arete con chicle. Cosas que sólo a mí me pasan.

Me quedó de esta odisea, que siempre hay ángeles. Y así como antorchas chinas, o lámparas judías, o luces hindúes o la estrella de Oriente, Dios nos condujo hacia esas bellas personas que nos indicaron el camino y fueron nuestra salvación, entre la obscuridad de esas calles desconocidas. Y su entusiasmo nos animó a no perder la ilusión. Por supuesto, pasamos un lindo momento con mi Negrito, le dimos al reguetón, al disco y hasta a la música medio-oriental donde yo aproveché las clases de belly dancing. Terminamos la noche entre las luces de los arbolitos de Navidad de ese bello lugar, bailando de cachetío aquella del Elvis - Can't Help Falling In Love .

..

FELIZ AÑO NUEVO Y QUE EL AMOR DE DIOS SEA LA LUZ QUE ILUMINE SIEMPRE SUS VIDAS.

.

.

.

.

.

Dedico este último post del año 2007, a la bellísima memoria de los grandes periodistas, poetas y escritores Don León Aguilera y Doña María del Mar Radford de Aguilera (también una gran mujer de radio), su recuerdo está plasmado para siempre en las "Urnas del Tiempo". Y a su distinguida familia, en especial a mi amiga Grecia, de quien guardo no sólo un par de aretes, sino mucho, mucho cariño.

Foto 1: Swan Club, Long Island, NY.

Foto 2 de Times Square, NY : http://flickr.com/photos/branille/340508696/

19 Comments:

At viernes, 28 diciembre, 2007, Blogger Goathemala said...

Esta vez con lo pedazo de chicle me teníoas que haber visto la carcajada que solté. Qué ocurrencias.

Gracias por todos los textos regalados en el 2007 y como bien sabes, amiga, te deseo un felicísimo 2008 , lleno de inspiración, salud y ánimos.

--
Saludos.

 
At viernes, 28 diciembre, 2007, Blogger EDS said...

Felicidades para vos tambien, y espero que tengas un 2008 lleno de exitos y bendiciones. Saludos.

 
At viernes, 28 diciembre, 2007, Anonymous tato said...

El Goathemala porque no sabe que acá todo se "chapucea" con chicle ;)

Hasta los "rieles", va Chachi? Si parecemos "McGyveres" los guatemaltecos... ;)

Ahora que te leí me puse a pensar en que la celebración cristiana de la Navidad y lo occidental y gregoriano del Año Nuevo, en el caso de Guatemala es sólo para el segmento ladino. Los indigenas, que son la mayor parte de la población tienen su propio calendario, su propio año nuevo. Tampoco han de creer tanto en el Colochón...

Bueno, y respecto a tu historia, pues me imagino cómo te ponés por esos detalles del botón, de los zapatos, y bueno, creo que es donde se nota el amor que le tiene uno a las mujeres jajá...

Saludos a todos.

 
At viernes, 28 diciembre, 2007, Blogger Lunatrack said...

Feliz año, y que haya muchas más etiquetas y menos chicles en el 2008

 
At viernes, 28 diciembre, 2007, Blogger Leon said...

Muchas gracias por los posts de este año, año en el que descubrí en la blogósfera tu imponente y bien escrito aporte. Pero sobre todo, gracias por recordar a mis padres. Mi mamá era especial, se adelantó a su tiempo en muchos sentidos. Aún no logro distinguir si ya se fue o no. Poco a poco he ido tomando conciencia. Tu post me hace sentirla cerca. Feliz 2008 y que los aretes sigan siempre contigo. Nos seguimos viendo en la Red.

 
At domingo, 30 diciembre, 2007, Blogger Roberto Lone said...

No cabe duda que el chicle resalta bastante, a mi también me dió risa el modo de inventar Chachi.

Y bueno, me gusta en el cierre del post sobre lo de bailar con quién uno convive y despedir el año con amor, no importando si Elvis o balada en Español, la cosa es bailarlo.

Feliz año y buen comienzo en el 2008!!!

 
At lunes, 31 diciembre, 2007, Blogger Carlos el baterillero said...

Buen día desde Perú Chachi

"Familía que parrandea unida, permance unida"

Genial la frase, genial León.

Descubrí su blog...mejor dicho, hallé su blog, buscando información sobre Guatemala...desde esa vez, me quedé enganchado a sus posts.

Usted tiene una gran habilidad para escribir. Tiene una excelente aptitud para hacer reir y sonreir. Usted es de las personas, que con sus textos, llegan hasta la pepita del alma.

Celebró siempre sus guatemaltequismos y los comento con mi esposa. Gracias muchas gracias.

Ventura para este 2008. Que haya hartura de paz en su Guatemala.

Carlos el baterillero

 
At lunes, 31 diciembre, 2007, Blogger TEA CUP CLUB said...

Querida Chachi, no sabes como he has hecho reir con todo lo que escribiste, la verdad que uno se preocupa mucho por el arreglo y a la hora de la hora nadie se da cuenta si vamos de cabeza, jajajaja.

Te dejo mis mejores deseos y que este 2008 este lleno de mucho amor y prosperidad. Gracias por todos tus post estan bien lindo Chachi y tambien por todos tus comentarios en nuestra casita.

Te mando un beso y te dejo mi tacita de te llena de mucho amor con terroncitos de amistad

Veronica

 
At miércoles, 02 enero, 2008, Anonymous sr said...

qué aventura de convivio chachi! inigualable como siempre tus escritos.
tantos buenos deseos para este nuevo año y que podamos seguir leyéndote.
un abrazo

 
At miércoles, 02 enero, 2008, Anonymous Bloguero Errante said...

Muy feliz año nuevo Chachi, que todo salga bien en el 2008, gracias por todo.

 
At miércoles, 02 enero, 2008, Blogger EL REY DE LA SELVA said...

FELIZ AÑO... LICDA.

MUCHOS ABRAZOS Y BENDICIONES DE DIOS PARA USTED Y TODA SU FAMILIA.

SALUDOS A TODOS.

 
At miércoles, 02 enero, 2008, Blogger Filistea said...

Vos por casualidad no sos también de Macondo?..

jajaja
Abrazos Chachi.

 
At jueves, 03 enero, 2008, Blogger Dédalus said...

Bien divertido tu relato, Chachi. Me he sentido estupendamente conducido contigo y el negrito, a través de esos parajes oscuros, hasta que al final visteis la luz...

Un beso y feliz año!

 
At jueves, 03 enero, 2008, Anonymous KH said...

Dios mío Chachi, me costó encontrarle en donde me tenía que meter para comentar :o Me la pasé dándole click a varias charaditas ahí como por 2 minutos, hasta que al fin le hallé, uff, pero aquí estoy al final de cuentas :)

¿Qué te me has hecho mujer? Ah, vos como me hacés reír. Siempre que leo tus post me río mucho... mera singular vos. Ya no me has pasado muchachones en pelotas hombre, jajaja, ya me hacen falta :( (Yo echándote de cabeza...ja ja ja; ups, al menos espero que no sea así).

¡Qué se pase a wordpress! Yo te hecho porras para que te cambiés también, jajaja. Saludotes vos y feliz año, que sigás haciendo más loqueras para que nos contés y nos hagás reír con tus historias. Todavía me acuerdo de aquel post donde hablabas de como te subías al avión en España y que hasta ahí te sirvió la experiencia de la apretujadas en los buses de Guatemala, jajajaja.

Bye ;)

 
At viernes, 04 enero, 2008, Blogger The Black Wizard said...

vaya historia la tuya para terminar el año 2007, lejos de ser una excusa para parrandear fue una osadia digna de recordar, te envio un abrazote y que tengas muchas fiestas con caminos extraviados pero bien recordados en el 2008

 
At sábado, 05 enero, 2008, Blogger NicteKono said...

Feliz 2008 Chachi... En Japon las navidades son un pretexto de novios, el año nuevo si que se pasa en familia.
Me hiciste recordar los convivios con los compañeros en Guate, como los extraño!!! (los convivios).

 
At sábado, 05 enero, 2008, Blogger ALEJANDRA said...

Chachi!! De seguro y somos familia de alguna parte...jajajja! A mì tambièn me suceden cosas parecidas. Pero como dicen despuès de la tormenta viene la PACHANGA!!!

Me alegra que te la pasaras re-que-te con tù negrito. Y al final de cuentas tienen una historia màs què contarle algùn dìa a sus hijos.

Feliz año 2008 y que Diosito sobreabunde tù vida de salud!! Lo demàs viene por añadidura.

Besos desde Guatebuena!

Ale

 
At sábado, 05 enero, 2008, Anonymous tato said...

Ya! Cambiá de post vos Chachi!... Como dijo mi abuelito: "A la mierda los pastores, que la Pascua ya pasó!"

Jajáaaaaaaaaa... Pongase otro post ahi, mi reina. Deleitenos ahí con algo de su inpsiración. Pongase el cuento del pizado que se robó el niño Dios jajá.

Queremos otro post!...
Queremos otro post!...
Queremos otro post!...

 
At sábado, 05 enero, 2008, Anonymous tato said...

Vamos, todos conmigo:

Queremos otro post!...
Queremos otro post!...
Queremos otro post!...

Vamos vamos, arriba arriba...!

 

Publicar un comentario

<< Home