BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

23 mayo 2008

EL JARDIN EXTRATERRESTE

He visto tantas cosas en mi vida: buenas, malas, alegres, muy tristes, devastadoras, motivadoras, poco creíbles, completamente increíbles, sin explicación científica, con más de mil explicaciones y ni una sóla exacta; sublimes, abrumadoras, sencillas, suntuosas y hasta algunas, desgarradoramente tenebrosas. Pero, algo que tal vez ha encerrado muchos adjetivos positivos ha sido un lugar hermoso, que encontré en la costa sur guatemalteca y dimos por llamar, "El Jardín Extraterrestre".
.
Me hablaron de un hombre solitario que dedicaba casi todo su tiempo a cuidar de un paraíso terrenal, donde ojos incrédulos se hallarían maravillados por su belleza, pero más difícil podría resular creer de dónde venían las ideas para ese edén.
.
Me costó llegar hasta el lugar, pues a mi camino únicamente encontraba matorrales, lodazales y basura de caña, allá por Santa Lucía Cotzumalguapa. Por un momento quise desistir y dar vuelta al carro, pero la curiosidad fue más fuerte. Tonta de mí, si hubiese regresado. Tras aquella basura de zafra, se abrió un camino de naranjos con un bendito aroma de azahares. Y después de una pequeña vuelta, se posó ante mis ojos uno de los parajes más hermosos que he visto en mi vida.
.
Aquél jardín era sencillamente bello. Cuidado hasta en el más mínimo detalle. Árboles y flores de todas clases adornaban mi paso. Parecía la fotografía de un sueño, cuya realidad no creían mis sentidos. Frutos y colores diversos se tendían alrededor, como si en ese lugar la flora entera se hubiera reunido.
.
Un hombre apacible y pensativo, vino al encuentro y desde el primer momento, se dedicó a mostrarnos cada rincón de su paraíso. Era hermoso lo que veíamos. Pero lo que más le interesaba enseñarnos, eran sus inventos, como injertos de árboles de gran tamaño, que no pueden ser compatibles y de cuyo tronco en común partían los dos, como si hubieran sido sembrados separadamente.
.
Experimentos de injerto de cabello humano en los retoños de rosales, el cual seguía creciendo al lado de las rosas. Era muy extraño. Al preguntarle el por qué de toda esa aventura biológica, nos contestó de forma simple y natural: HE HECHO TODO ESTO, POR UNA ORDEN EXTRATERRESTRE. Esperábamos la respuesta por lo que nos habían contado antes de llegar, pero es difícil creer algo así, aún viendo tan inusual belleza.
.
Realizamos la entrevista, mientras nos mostraba varios lugares del jardín que a nuestro paso, dio lugar a un espectacular estanque lleno de ninfas y flores de loto. El jardinero tiró una pequeña atarraya y sacó varios peces grandes y hasta camarones. Era increíble lo que veíamos.
.
Dentro de sus otros experimentos estaba una forma de secado rápido. Este consistía que uno podía entrar a bañarse al estanque y al salir, en la orilla tenía unos pequeños nichos que atrapaban aire tibio natural, que hacían que el cuerpo quedara seco. No había necesidad de usar toalla.
.
Otro, era una forma de riego a la inversa. No me pregunten para qué, porque no recuerdo. Pero eran cosas sumamente interesantes, tanto que iban con nosotros algunos ingenieros y biólogos y se quedaron maravillados.
.
Más fue el asombro cuando nos llevó a enseñar una pequeña planta, que dijo ser su consentida y que se llamaba "Dulcific". Escuchamos su explicación con mucha curiosidad, ya que aseguraba que al masticar una pequeña frutita de dicha planta, por un minuto y medio, el paladar quedaría tan dulcificado que hasta lo más amargo o ácido sabría dulce como la fruta más deliciosa.
.
Como buenos periodistas de investigación, nos lanzamos a la prueba del famoso Dulcific. No había que tragárselo, sólamente masticarlo por el tiempo indicado. Tras seguir las instrucciones, nos tenían un jugoso limón listo a cada uno. Fue impresionante, cuando lo exprimimos directamente a nuestras bocas y sentir el sabor del limón, como si le hubieran echado azúcar.
.
Durante las tres horas que duró la maravilla del Dulcific, esta atenta servidora se dedicó a chupar limones y a comer mangos verdes sin ninguna pena, porque todo me sabía como si fueran dulces. El sabor de la fruta no cambiaba, sólamente que se endulzaba.
.
Si no lo hubiéramos probado, jamás lo hubiésemos creído.
.
El dueño del jardín nos comentó que su meta era poder injertarlo con el café, ya que tenían casi el mismo registro biológico y así, cosechar café dulce. Otra era, someterlo a investigación para ayudar a los diabéticos. Algo que sería fenomenal.
.
Entre tanta maravilla, entramos al tema extraterrestre, del cual nos habló de forma sencilla. Contó que un día, cerca de una piedras del mismo lugar, aparecieron dos seres altos y delgados, con los ojos azules y grandes. Describió sus pieles como "de media de mujer". Dicen que le hablaron con voces dulces, casi angelicales y le pidieron dedicarse a todo ese tipo de experimientos, porque algún día iban a ser útiles para la humanidad. Dijo que eran ellos, los que le hacían llegar ciertas semillas de lugares lejanos de la tierra y que estaban muy preocupados por los humanos, debido a la destrucción de nuestro propio planeta.
.
Cada vez que iban a darle instrucciones para algo nuevo, nos dijo que se le aparecían en algún lugar del jardín o en una especia de sueños.
.
No quiero extenderme más, porque me declaro excéptica ante lo que no puede comprobar, pero no quise dejar en el tintero el relato de este reportaje que lo pasamos a nivel internacional y fue requerido para repetirse varias veces.
.
Ya han pasado más de 10 años de ese hallazgo cuya imagen más que en mi realidad, se quedó en mis sueños. Un lugar hermoso, que me atrevería a asegurar guardaba muestras de casi todas las flores y frutas del mundo.
.
Tiempo después, quise regresar a buscar aquel bello jardín, pero ya no lo pude encontrar. Tampoco pude ya más saber de su dueño, un hombre sencillo, pero sabio (como escribiera Cervantes), "de cuyo nombre no logro acordarme".
.
Dios quiera algún día volviera a saber de ese paraíso. No quisiera pensar que simplemente fue un espejismo que pudimos filmar, sino por el contrario, que fue una realidad que alguna vez tendrá muchos más frutos para toda la humanidad.
.
Ojalá y no se haya mudado para otro planeta.
.
.
.
Reportaje
Productora: CHC (Guatemala)
Reportero: Alberto Leyes (Argentina)
Camarógrafo: Carlos Felix (Cuba)
.
Foto Autor: DavidTfe

16 Comments:

At sábado, 24 mayo, 2008, Blogger Pirata Cojo said...

¡scriiich! (onomatopeya de frenazo), ¿Cómo así Chachi?, barajámela más despacio, ¿Podríamos tener acceso al reportaje?, me parece muy interesante tu artículo y su contenido, ahora bien, ´¿No creés que el señor pudiera haber tenido algún problema mental?

Eso de la vida en otros planetas me da mucha curiosidad y como decía Don Pedro Ferriz ¡Ah verdad!

 
At sábado, 24 mayo, 2008, Blogger Leon said...

Como decía Eluard, "hay otros mundos, pero están en este" (el estribillo de la serie de libros Planeta dedicados a temas esotéricos). Muy bueno el relato. En cuanto a si auténtico o no, en silencio, mientras proceso.

 
At domingo, 25 mayo, 2008, Blogger PROSÓDICA said...

Waw Chachi mientras leia me sentia como Alicia en el Pais de las Maravillas...me transporto lo que escribiste y pude verme en ese jardin.

Yo, al igual que el Hook, estaria interesada en el reportaje, si de alguna u otra forma pudieramos tener acceso a el, te lo agradecere.

Precioso post y muy interesante.
Abrazos,

 
At domingo, 25 mayo, 2008, Blogger SCD said...

Solo venia a avisarle que ya está lo del Blog del Mes de nuevo, espero que esta vez si sea la buena.
Ok, saludos!!!

 
At domingo, 25 mayo, 2008, Blogger La Filistea said...

Yo quiero una foto amiga. YO quiero una fotooooooo!!!!

Interesante Chachi, yo te creo, a mí me han pasado cosas sorprendentes en lugares sorprendentes que jamás vuelves a encontrar.
Gracias por esta lectura que me transportó al jardín.

Abrazotes fuertesotes!

 
At domingo, 25 mayo, 2008, Blogger Lizeth said...

Describes el lugar de tal manera,que parece que lo estuviera viendo. Que làstima que ya no supiste que pasò con el. Hubiese sido muy bueno poder ir a visitarlo, aunque tal vez no era abierto al pùblico. ¿Hay alguna pàgina donde se puedan ver fotos de ese jardìn?
Dios te bendiga.

 
At lunes, 26 mayo, 2008, Blogger Goathemala said...

Yo pienso como el pirata me encantaría verlo; mientras te leía pensaba que mi ideal en la vida era ser y hacer lo que ese hombre pero cuando leí lo del mandato extraterreste dije "tateee". Eso no.

Lindísimo lo que sugiere la entrada y todo lo que mi imaginación ya le va poniendo a los cultivos.

Saludos.

 
At lunes, 26 mayo, 2008, Blogger CHC said...

Amigos y amigas: El reportaje se hizo más o menos en 1996. Una copia del mismo, la tengo en Guatemala, dentro de mis archivos aún en VHS. Fotos, creo que tengo un par, también allá. La fotografía no es de ese lugar, la encontré en el internet y me pareció que tenía un poco de semejanza con lo que vi. Algunos años después quise llegar al lugar, pero no encontré el camino por sí sola y la persona que me había guiado, creo que se había venido a USA.

Pirata: Cuando escuchamos y vemos cosas que no podemos explicar, los seres humanos "normales" damos por pensar que es algo que no existe o simplemente quien las dice, está mal de la cabeza. Se lo decimos tanto a la persona, que termina creyéndoselo. No creo al 100% en los extraterrestres, porque no he visto nunca uno. Pero sí creo en que tanto universo, no es sólamente para nosotros.

Si el señor no estaba bien de la cabeza, ya me gustaría padecer de esos males tan geniales.

Leon: Estoy segura que el reportaje tenía para más investigación, pero cuando se es periodista itinerante, el tiempo es oro. Lo importante es que llevamos profesionales que dieron sus opiniones y sus explicaciones científicas ante lo que vieron.

SCD: Gracias, ya veo que está teniendo frutos la elección.

Filis: Precisamente continuaría contigo, con eso que dices. No sé si es porque andamos buscando cosas inusuales, o es que somos demasiado observadoras, o simplemente es cuestión de suerte.

Lizeth: El jardín era privado y muy poca gente sabía de su existencia.

Goathemala: mi cometido era transportales a ese lugar, que imaginaran lo que vi. El jardín era lindo y lleno de misterios.

Gracias por la visita, y un abrazo.

 
At lunes, 26 mayo, 2008, Blogger CHC said...

Prosódica: ya te había salteado...jijiji, perdón. El lugar era normal, como un jardín grande, con árboles y flores. Lo interesante era ver la variedad y las cositas raras. Lo más lindo, en mi opinión, era el estanque.

 
At lunes, 26 mayo, 2008, Blogger Mauricio Cuevas said...

Hace mucho años que me enteré de lo que en Honduras se conoce como "la fruta maravillosa", que tiene exactamente el mismo efecto sobre el paladar... eso me lo contaron en los años 80 unos amigos de Pinalejo, Santa Bárbara, Honduras.
Nunca la tuve la dicha de comerla. Un buen lugar para visitar, que está medio olvidado por el mundo, es el jardín botánico de la Ciudad de Guatemala, entre el Liceo y la antigua Politecnica...

Saludos,

Mauricio.

 
At lunes, 26 mayo, 2008, Blogger Mauricio Cuevas said...

Politécnica...
Ahora recuerdo que una amiga mía, bióloga brasileña, me decía que la fisiología de las plantas es como estudiar a un extraterrestre!!!
Quizá el señor tenía algo de vegetariano!!!

 
At martes, 27 mayo, 2008, Blogger Juan Pablo Dardón said...

QUE ALUCINANTE!!!!! Yo conozco Santa Lucía Cotz... tienes idea quien podría darme información sobre este señor? Quiero ir a buscarlo! Saludos y que buena nota!

 
At martes, 27 mayo, 2008, Blogger Clara y Pepe (los Chuquis) said...

Qué increíble!!, pero hermoso. Aquí en Paraguay existe una planta que se llama Kaá Heé, quiere decir "hierba dulce" en castellano. Es 500 veces más dulce que el azúcar, crece en forma natural, como yuyo, no tiene contraindicaciones y es apta para diabéticos. Actualmente la están exportando a otros países en forma de líquido y polvo. Mucha gente desconoce esto, por eso me pareció interesante mencionarlo. Se me ocurrió por tu relato, querida Chachi.

 
At miércoles, 28 mayo, 2008, Blogger Angel Elías said...

epa!!!
esos paraisos terrenales solo pueden darse en un pais tan fantasitico como guate.

jajaja es tan bellamente ficcionable que somos envidia del mundo

y ahora de uno que otro extraterrestre

 
At jueves, 29 mayo, 2008, Blogger The Black Wizard said...

derecho que debe de ser impresionante y ubicado en Sta. Lucia no me lo imagino...

 
At sábado, 31 mayo, 2008, Blogger FENG S LIONG KING... said...

Es posible que se lo hayan llevado mis cuates los RnS.

Yo creo que ese paraiso es el que cada uno tiene dentro de si, y el que verá cuando llegue el eterno palacio de Dios.

 

Publicar un comentario

<< Home