BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

30 marzo 2009

LA TORRE DE MI TERROR

Un amigo me decía: "no es tanto lo fuerte, sino lo tupido". Pero hay ratitos ustedes, que la cosa se pone fuerte y tupida, como decimos en Guate, va junto lo jodido y lo chingado.

Andábamos mi Negrito y yo (como siempre), abriendo la boca por los Disneys. Nos fuimos al Hollywood Studios y el gran sombrero de Mickey en Fantasía nos dio la bienvenida. Micos andábamos los dos de un lado al otro, especialmente cuando entramos a ver al Indiana Jones que, por si no lo sabían, es mi héroe favorito.


Todo estaba chulo, muchá. Que si el American Idol, las películas viejas, que si el show de los carros, que Narnia y uno de mis preferidos: Star Wars. Puros patojos chiquitos andábamos los dos. Nos compramos camisetas y cuanta charada vimos.


Como les cuento, todo iba bien, todo iba bien...hasta que se me ocurrió la brillante idea de irnos a husmear a una tal Torre del Terror.
Dada la variedad de atracciones que consisten en cómo se hacen las licas, les juro muchá que yo creí que esa babosada era algo así como una casa de espantos. Sí pues...

De afuera se oían unos grandes gritos, pero lo raro fue que yo oía los mismos gritos. Entonces le comenté al Negrito que esos como que eran grabados, porque sonaban siempre igual. Al final también él pensó lo mismo. Bueno, antes de entrar le pregunté a una patantaca que estaba en la puerta si acaso esa "rueda" (feria es pues), era fuerte. A lo que me contestó muy tranquila que no, que sólamente era una subidita y una bajadita (Un subidit y un bajadit, ta-chilere dije yo). Es que no soy ni de montañas rusas, ni siquiera de ruedas de Chicago. Me confieso cobarde para esas babosadas.

Llegamos al fin, después como de media hora de cola admirando los sets y la mara vestida como botones del hotel antiguo. Bien chilero todo y yo contenta porque iba a ver fantasmas y calacas...pero dentro de mí presentía algo macabro. Especialmente cuando nos metieron a un ascensor todo oscuro y nos advirtieron que nos amarráramos bien el cinturón. Nos movieron la manita, diciendo adiós, algo al estilo del Coyote del Correcaminos cuando va pa´bajo del precipicio.


Se quedó todo en tinieblas por un ratito muchá y luego salieron unos como fantasmas...cuando de repente da el jalón esa marranada. Yo sentí que el corazón se me salió por la boca y que me partía en dos. Que el pescuezo se me estiraba como el de E.T. y llevaba el fundío de camanance. Tremendo sacudión. Me contó el Negrito que se abrían unas ventanas y se miraba todo para abajo, como si uno fuera a salir volado. Pero nada muchá...yo sólo tenía ganas de matar a la patantaca que me dijo que eso era una bajadita y una subidita. No abrí los ojos para nada, porque yo sentía la muerte quirina. Sólamente me dediqué a pegar de gritos y a decir ¡Ya no, ya no!


Tanto así que el pobre Negrito estaba más asustado de verme a mí en el show del horror, que por los jalones que metía esa cosa. Dice que ya sentía que salía hecha fantasma de allí.


Cuando salimos, estaba yo con todo el pelo parado, con "ojos de cabro carrereado", como dice mi papá y toda atarantada (don´toy, don´toy). Y me convencí que los gritos no eran para nada grabados...pero si a lo mejor algún día quisieran agarrar unos buenos, que dejen en archivo los míos.


Al salir estaba la foto de los que veníamos en ese ascensor, cuando íbamos pa´bajo. Y allí estaba yo con los ojos cerrados y el Negrito viéndome afligido. Fue la última atracción a la que entramos en ese parque y salimos corriendo mejor para Magic Kingdom, donde ya en mis conocidas ruedas de las tacitas, los dumbos y las alfombras mágicas, yo iba muy feliz.

Me he dejado enredar en pitones constrictoras, me he subido en pelo a elefantes que atraviesan el fuego, he estado ante leones feroces y me he enfrentado a verdaderos peligros...pero eso de subirme a ruedas sí que me arrala de verdad. Por mí, los de Disney World se pueden meter su
Tower of Terror, por ya saben dónde, pues ni siquiera un aviso tienen que diga no apto pa´miedosos.

Para los que les gustan esas babosadas, debe ser toda una aventura...pero para los que son como yo, ahuevados para eso, mejor ni piensen algún día en meterse porque les va a ir mal.


7 Comments:

At martes, 31 marzo, 2009, Blogger NicteKono said...

Menos mal que a falta de letreritos yo leo tu blog... y sobre aviso no hay engaño, asi que a una de esas no me subo.

 
At martes, 31 marzo, 2009, Anonymous China said...

Hay Tia [its me china] .. me has hecho llorar con esto hahahahaha! mejor te hubieras metido al "rockin' rollercoaster" que esta al lado de el tower of terror.

"don 'toy don 'toy" LMAO!!! [laughing my ass off] wow tia. best blog ever.

Love you! <3

 
At miércoles, 01 abril, 2009, Blogger la-filistea said...

Ja, ja ja
No creas que me rio de vos, me acorde de una vez que andabamos de capiuza por el hipodromo y nos subimos al resbaladero gigante solo de acordarme de lo horrible que senti cuando me tire de ahi. No vuelvo ni loca a subirme menos con gritos.

Ojala ya se te haya pasado el susto.
Un abrazo.

 
At lunes, 06 abril, 2009, Blogger Carlos el baterillero said...

Buen día Chachi

Siempre leo tu blog. Saludos desde Perú

Carlos el baterillero

 
At lunes, 06 abril, 2009, Blogger Leon said...

Nada! Ya me diste ganas y de plano algún día me subiré en semejante aparatejo. Debe ser bien virgo. Un saludo Chachi, no seas miedosa, o te traigo aquí a la office para que veas a la taconuda que sale después de las 19:00 horas. Jajajajajaja...

 
At martes, 07 abril, 2009, Anonymous Anónimo said...

Genial chachi tu blog, tu siempre andas metiendote en donde no debes, pero sigue que nosotros nos divertimos con lo que a ti te pasa.jajajaja, saludos de un ecuatoriano.

 
At domingo, 12 abril, 2009, Blogger PROSÓDICA said...

Yo me subí y es de lo mejor, chachi!!. Confieso que el tirón para abajo es grueso, sobre todo si tenes los ojos abiertos y te dejás llevar por unos instantes por toda es finta previa de que te abren una pared y de pronto ves un paisaje bien tuanix. Uno todo concentrado en el panorama y de repente te dejan sin aire jejeje.
Me divertí con tu entrada Chachi. Abrazos que estes bien.

 

Publicar un comentario

<< Home