BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

14 mayo 2009

EL CINE DEBAJO DE LA CAMA

Un hombre alto, algo viejo y que fumaba un puro, llegaba a la colonia con unos juguetes que tenían forma de binoculares, eran de color rojo y se les colocaban unos discos, que al poner los ojos en los pequeños visores y apachar una palanquita, podían verse panorámicamente desde lugares hermosos, hasta historietas con muñequitos de la tele.

Allí vi por primera vez la Estatua de la Libertad.

Recuerdo muy vagamente, pues era muy pequeña, que éste hombre quien siempre me pareció muy misterioso, cobraba creo que 5 centavos por mirar un disco y de ganancia daba una bolsita de pedacitos de cornocopia de helado, que no sabían mal. Mi mami nos tenía prohido comerlas, porque nos decía que seguramente él mismo llenaba las bolsitas y tenía las uñas tan sucias, que habían perdido
su color natural y eran entre negras y chocolatadas...

Años más tarde, mi papá le regaló a mi hermano uno de estos juguetitos que fue la sensación de la cuadra. Los niños nos divertíamos mucho, pero como que a la larga nos aburría. Sin embargo, la gente grande parecía maravillarse al ver los paisajes de lugares que tal vez nunca visitarían.


Mi hermano y sus amigos idearon convertir los discos de fotos en algo más espectacular, y armaron (no sé con qué) una especie de cañonera que permitía proyectar las imágenes en la pared. Era una caja de cartón con un lente o algo así. La mejor forma de ver "el cine" era metiéndonos debajo de la cama, imagino que para ver la pantalla más grandota
en un ambiente más oscuro.

La verdad nunca entendí por qué teníamos que meternos debajo de la cama.


No logro recordar el nombre de este juguete, pero me provoca melancolía el ver cómo de niños siempre le buscábamos la vuelta para siempre estar ocupados en algo divertido y lo mejor, que compartíamos con los amigos, nunca estábamos solos ni encerrados mucho tiempo.

Esas pequeñas cosas eran entretenidas y hacían tal vez vislumbrar un mun
do lleno de juguetes teconológicos, donde los discos guardarían millones de imágenes y podríamos visitar virtualmente el universo entero, sólo con un click y en High Definition.

Lástima que ahora haya tantos juguetes violentos.


Extraño esos tiempos y el sabor de los retacitos de cornocopia ...y el cine debajo de la cama.



Photo by

8 Comments:

At viernes, 15 mayo, 2009, Blogger Vincent Mau said...

El juguete se llamaba View-finder, yo también tuve uno. Estaba investigando en Internet y hay uno que se llama Viewmaster... ahora que lo recuerdo... posiblemente esa era la marca de mi juguete.

 
At viernes, 15 mayo, 2009, Blogger NicteKono said...

Me gustaba ese juguete pero nunca tube uno...

 
At viernes, 15 mayo, 2009, Blogger Carlos el baterillero said...

Buen día

Yo alquilaba el juguetito a la salida del colegio...eran cincuenta céntimos y había variedad de disquitos para elección...todos estos "view-finder" los tenía el alquilador amarrados con cadena.

Saludos Chachi...desde esta tierra peruana.
Carlos el baterillero

 
At viernes, 15 mayo, 2009, Blogger EL ENMASCARADO said...

Si pues me acuerdo que en las ferias del pueblo habia una caseta de tiro al blanco donde le alquilaban a uno un 'View Finder'..O mejor dicho le alquilaban el disco (La mayoria referidos a la propaganda imperial o'course).. La tecnologia detras de ese chunche es la misma que usas al tomar una foto digital (las camaras digitales que tienen un visor y una pantalla basicamente tienen los dos tipos del view finder conteporaneo)...
La velocida tecnologica nos hace sentir como dinosaurios! A mi me pasa seguido con la pinche computadora.

Lo de la Liberty Lady, es una paradoja, que se vivira en este pais por un buen siglo venidero (por cierto yo me encarame a la cabeza el primer dia que vine a NY, creo que el chaparron de Bloomberg va dejar que la mara suba ese cachimbo de gradas (por una modica suma de un ojo de la cara).

Saludos mujer y estamos en touch!

 
At sábado, 16 mayo, 2009, Blogger Roberto Lone said...

Buenos recuerdos aquellos juguetes, yo también los disfruté.

Los juegos de hoy en día no solo son tan violentos, si no que están fabricados para ipnotizar al cliente. eso es lo peligroso realmente de la tecnología digital, ya que se puede usar constructivamente o viceversa.

Nada que ver con esos aparatitos manuales, es como hablar del Atari vrs XBOX360.

Saludos Chachi!

 
At sábado, 16 mayo, 2009, Blogger Clara y Pepe (los Chuquis) said...

Estás nostálgica Chachi...
Te dejamos un beso enorme.

 
At viernes, 22 mayo, 2009, Blogger Leon said...

Quién no se deleitó con uno, Chachi? Una de las imágenes que no olvido es la de un T-Rex fotografiado en 3D en el Museo de Historia Natural de NY. Icreible juguete y longevo, todavía está en el mercado. Pero en aquél entonces bien que habían juguetes violentos. Aparte de mi kit de química, mi telescopio, un tractor y un robot que lebantaba cajas de cigarrillos, tuve pistolas y soldaditos de juguete, desde hombres de Pancho Villa, pasando por caballeros medievales y soldados romanos, hasta GI gringos en plena acción: lanzando granadas, disprando bazookas o tirando com M-16 o con .45. A ver cuándo completás aquél proyecto pendiente.

 
At viernes, 29 mayo, 2009, Anonymous Giovani López said...

Pues Chachi, te cuento que de niño, teniamos un chunche de estos y precisamente hice lo mismo con mis hermanos, en un cuarto grande y muy viejo, (verdaderamente viejo..) nos encerrabamos con mis hermanos y proyectabamos con una linterna hacia una de las paredes blancas del cuarto.... gracias por hacerme recordar estos tiempos!!!

 

Publicar un comentario

<< Home