BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

29 octubre 2009

¿BRUJA?...¡MI SOMBRERO!

Hace algún tiempo, me comentaron de una señora "curandera" que se dedicaba a sacar "males" de aquellas personas que sentían que sus enfermedades no eran precisamente del cuerpo, sino fruto de una vulgar brujería. Se decía que la señora era relativamente buena en sus juegos en contra y con la magia negra...¡Uy!

Camarógrafo a bordo, nos fuimos hasta esa comunidad adelantito de Chimaltenango, algo cerca de Tecpán, Guatemala con el afán de ver de cerca a la misteriosa mujer que según algunas personas, era capaz de sacar sapos y culebras de un cuerpo embrujado ante los ojos del mismo afectado.

Contaban que de un huevo de gallina, saltaban los animalejos, tan sucios y apestosos como fuera la brujería que llevaba encima el hechizado.


¡Definitivamente tan fantasmagórico trabajo, era para filmarlo!!!

Su casa estaba llena de gente y también había en la calle, esperando que le sacaran las sabandijas del cuerpo y a lo mejor del alma. Todos debían ir armados de un huevo de gallina criolla y un octavo de guaro.

Luego de hacer algunas entrevistas, procedimos a hablar con la señora, quien al principio se portó un tanto recia y recelosa, pero luego de comentarle que estábamos haciendo un reportaje para la tele, le llamó altamente la atención el hecho de que la vieran en la pantalla chica y eso le sirviera para atraer a más "pacientes", como ella los llamó.

Ya me había puesto de acuerdo con un señor que iba a entrar a aquél lugar para ver si acaso tenía dentro de sí, sapos y culebras, para poder filmar.

Nos hizo pasar a un cuarto chiquito muy tétrico, lleno de imágenes ahumadas y velas donde olía bien feo. Allí paró al susodicho y repitiendo una ensarta de oraciones raras y a boca de puro, le pasó el huevo (el de la gallina) por todo el cuerpo, y luego lo roció con guaro.

Depués le pidió que se pusiera el huevo entre la camisa y lo mantuviera allí por un lapso de una hora.
Hecho el ritual, la persona se quedó en la sala de espera, acuchucando su huevito. Luego, pidió a todos poner su respectivo blanquillo en una palangana, la cual se la llevó para el cuartito.

Al rato empezó a llamar a uno por uno, y así delante de toda la gente, comenzó a romper cada huevo en un vaso con agua. Entre todos los que quebraba, salía alguno todo apestoso lleno de lodo, con olor a caca y con culebritas que se movían. Pegaba un grito la vieja y decía "¡Uyuyuy, puta usté, sí que lo tienen jodido, mire todo lo que le han metido!!!"

Todo el espectáculo era así de lejitos. Lo que despertó más mi curiosidad.


Después de eso, se procedía al respectivo pago y la compra de algunas hierbas medicinales.

En el intermedio de todo el show, mi camarógrafo y yo, habíamos visto unos movimientos un tanto extraños en un cuartito de al lado del altar. Sigilosamente, nos fuimos acercando y vimos a un joven armando cascarones y poniéndolos en una palangana. Pero dejamos transcurrir el espectáculo sin decir nada, para ver hasta dónde llegaban.

Al terminar el show, le pedí a la señora, poder tomar de cerca los vasos con las supuestas sabandijas que había sacado del cuerpo de los incautos pacientes. Pero en ese momento, cayó con un ataque y gritaba -¡Esa india pisada no quiere!!!, ¡Esa india me manda!

-¿Cuál- le pregunté, de forma escéptica. -Esa que se me aparece-, volvió a decir.

Supuestamente se trataba del espíritu de una indígena que la dominaba y quien era la que le ayudaba a expulsar hechicerías de la gente. Más me asustó ver a la bruja que devanada en el piso, se metió a un cuarto, al cual yo la seguí con camarógrafo y todo, y allí me repetía - ¡Esa india, quiere que ustedes se vayan...ayayay me tiene del pelo, me tiene del pelo!-... Y lloraba desesperada.

-Bueno - dije- pero primero déjeme hablar con ella.

Como no sabía para donde hablar, me paré a medio cuarto y empecé a hablar para todos lados y dije: - Mire doñita, nosotros no estamos haciendo nada malo, sólo estamos tratando de ayudar (sí pues), a la señora curandera....si usted quiere nos vamos para que la deje en paz, pero hasta pensábamos darle unos sus centavos... En ese momento, la curandera aseguró que el espíritu la soltó del pelo y que decía que sólo saliéramos del altar y que si queríamos, que hiciéramos tomas de la gente de afuera.

Salimos, pero antes, dimos una vuelta por toda la casa y llegamos a una pila del traspatio donde encontramos unas palanganas, llenas de pequeñas culebras, gusanos y arañas de hule, de esos que venden en las ferias.

¡¡¡Tremendo fiasco!!! Junto a la prueba del hombre arma-huevos del cuarto de al lado, sin más, dimos media vuelta y nos fuimos de allí. Claro, no dejamos el pisto que le ofrecimos a la espíritu.
Por babosos.

Regresamos riéndonos de la bruja llorando y fingiendo que alguien la tomaba de los pelos...y de cómo la supuesta espíritu accedió inmediatamente al escuchar que iba a haber pisto. Nos reímos de las arañitas y culebritas de feria...y de imaginarnos de dónde sacaban el agua apestosa.

Nos reímos de mí, hablándole a la nada, como la negrita de la película Ghost....Y nos reímos de todos los que iban a caer de tontos con la dizque bruja quien jugaba con sus miedos y sugestiones. Pero también nos dio enojo, ver como hay gente que todavía cree en babosadas y "vivos" que se aprovechan.


Es que hasta para ser bruja, creo hay que tener dignidad y ética o al menos hacerlo bien....pero y ¡¡¡cómo hay gente que cae!!!

Porque de que hay brujos, los hay y de los meros trompudos, que entierran sapos vivos a medianoche en el cementerio...a los cuales también les he hecho sus reportajes, pero ya les contaré en otra ocasión.

Pero como uno de eso brujos mayores me dijo en una filmación, que ellos sienten al que tiene a Jesucristo, porque no hay brujo que pueda hacerle daño ni hechicería que le cale....y como yo digo siempre: ¡Dios nos guarda de todo mal!




Soy católica y como tal, no comparto ciertas creencias que la misma Biblia menciona y prohibe como la hechicería, pero como periodista me ha tocado cubrir historias de todo tipo, muchas de ellas parte del folklore de nuestros pueblos....para ello, siempre me acompaño del Todopoderoso quien sabe que lo hago por trabajo nada más.

Foto: http://www.flickr.com/search/?q=bruja

6 Comments:

At jueves, 29 octubre, 2009, Anonymous Anónimo said...

Hola

Charlatanes hay en todos lados. Lo preocupante es que ponen en riesgo la salud de las personas que acuden a ellos, con los "remedios" que dan. Hay gente que, incluso, gasta todo su dinero para ofrendarle al "brujo(a)". Y la gente que cree en ellos, dificilmente cambia de opinión.

P.D.: No pude evitar reírme cuando leí: "...le pasó el huevo (el de la gallina)...". En la oficina se me quedan viendo con cara de "y esta loca de qué se ríe" jajajaja.

Silvia

 
At jueves, 29 octubre, 2009, Blogger Vincent Mau said...

Siempre hay quienes se aprovechan de la ignorancia de las personas. No sólo hay individuos como la bruja esta, también hay organizaciones de mucho poder que lucran con las mentiras que profesan.

Hace años mi papá conoció a dos salvadoreños que trabajaban en algo similar, uno de ellos hacía preguntas en la sala de espera mientras el otro escuchaba todo por un radio antes de adivinar lo que le pasaba a estas personas.

Muy buen post, me reí mucho.

 
At jueves, 29 octubre, 2009, Blogger NicteKono said...

Que pena que haya gente que todavía cree en esos cuentos de brujos y brujas... en fin, cada cual con sus creencias y sus tonteras.

 
At jueves, 29 octubre, 2009, Anonymous Anónimo said...

pues, también creen en Cash Luna y sus curaciones preparadas, de todo hay en la viña, claramente.

 
At viernes, 30 octubre, 2009, Blogger Leon said...

Eso digo, cuál es la diferencia entre unos y otros? Ambos venden milagros. Muy buen relato Chachi.

 
At domingo, 01 noviembre, 2009, Anonymous Jose Guerrero said...

jajaja ... esto estuvo divertidisimo, Chahy, ya te imagino hablandole al espiritu a medio cuarto ... jajaja

 

Publicar un comentario

<< Home