BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

22 noviembre 2009

2012...¡¡ AH PUCHIS!!

Y recontra ¡Puchis! muchá, ya nos jodimos, porque según los sabios Mayas, los grandes conocedores del tiempo y del espacio, el 21 de diciembre de 2012 vamos a Ixcamic o sea "a parar el caite" pues, a fenecer todos los habitantes de la tierra.

Este "agradable" acontecimiento será debido a una alineación de los planetas que hará que el sol lance sus rayos directos sobre la tierra creando una serie de desastres naturales de lo cual, no saldremos vivos. Qué lindo, ¿verdad?

Según sabemos, los ancestros Mayas inventaron un cálculo del tiempo mejor que el actual, por lo que crearon un calendario casi perfecto y, a través de él, iban profetizando eventos que se repetían a lo largo de la historia. Entre estos grandes acontecimientos se encuentra la ya famosa profecía del fin del mundo.

Movida por esta "tan alentadora" (sí pues) noticia de nuestros ancestrales paisanos, mi afición por lo desconocido y otro poco por pura novelería, nos fuimos a ver la recién estrenada pelicula 2012, que no es más que una probadita de lo que podría pasarnos. Uyuyuy.

La película posee un formato muy parecido al de "Independence Day" y "The Day After Tomorrow", donde una familia común y corriente se ve involucrada en grandes y horrorosos desastres, de los cuales se libran como siempre, por un pelito. Hasta llegar a a momentos extremos de los cuales nosotros los chapines exclamamos un "mucha lica".

Aunque los efectos especiales son maravillosos, especialmente cuando en las noticias de CNN, se ve que el Cristo del Corcovado* se cae en pedazos, ese toque de traiditos que nunca mueren, le quita cierto misterio y realismo al film.

Uno de los momentos más impresionantes para mí, es cuando en medio de una plegaria masiva en Ciudad del Vaticano, la Plaza de San Pedro se empieza a derrumbar hasta quedar en nada. Se siente algo "fello".

En mi opionión, la película tiene ciertos momentos de aburrimiento, pero lo mejor se pone como en la última media hora, que es cuando se ve el mero merequetengue y donde se funde lo imaginable con lo inesperado. El ver, al menos en ficción, como puede morir casi toda la especie humana, es algo que le para a cualquiera los pelos más profundos (estoy pensando en los de los oídos muchá).

Sin embargo, ante todo, se llega a la conclusión que este mundo, desde su punto de vista físico y materialista, es de los más poderosos y adinerados. La película enfoca cómo las grandes potencias del planeta tierra, por años se prepararon para este gran final y se unieron para construir una especia de bunkers, con características de naves "aguántalo todo" que al final sólamente rescatarán a los que hayan tenido el poder suficiente, y/o un poco más de un billón de euros para poder comprar el pasajito a la nueva era terrestre.

Porque no serán los ricos, sino los muy, muy ricos los únicos que irían seguritos en esas naves para poder sobrevivir.

Así que nuestros queridos paisanitos descendientes de los Mayas tendrán al menos, que pasarnos el chivo para salir de esta jarana del fin del mundo muchá, y no sólo dejarnos en la cuerda floja que además, según los de la lica, será bien delgadita y la van a sangolotear.

Recuerdo que de chiquita, cuando oía hablar del fin del mundo, me daba muchísimo miedo...sólo un poquito más que ahora (los pecados pesan). Lo único bueno es que si nos morimos todos de un jalón, ya no habrá que pagar deudas y también se acabará la delincuencia.

Sólo les recuerdo que aunque algunos científicos aseguren haber descifrado las profecías de mis amados y respetados Mayas, Los Amos del Tiempo, sólo hay uno que sabe el día y la hora:


"El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Mas de aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino sólo el Padre". (San Mateo 24.35-36)



*Algunos han interpretado la escena del Cristo del Corcovado, así como la foto que encabeza este post, como una afrenta a los designios de Dios. Yo sólo voy a tomarlo como simples íconos, que representan algo relevante. Al final, la verdad sólo la tiene Dios, cuyo reino simplemente no es de este mundo.


“Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora” (Mateo 25:13).

Foto: www.whowillsurvive2012.com




7 Comments:

At domingo, 22 noviembre, 2009, Blogger NicteKono said...

Espero que nadie pierda el sueño a causa de esta predicción, como tantas otras... En este caso, como era de esperar, solo sirvió de pretexto para retomar un tema muy usado en el cine, y darle unas pinceladitas para que quedara como nuevo. Siempre pasa...
Saludos Chachi, espero que todo vaya bien, y que te estes preparando para una feliz navidad... yo estoy intentandolo.

 
At lunes, 23 noviembre, 2009, Blogger Dr. Cuevas said...

Las únicas profecías que se han cumplido, son las que ya pasaron...

El mundo es un desastre, Los Mayas no tenían ni la más mínima idea de cómo sería el mundo en el futuro. Sus cosas buenas tenían, pero respetuosamente le digo que era una civilización de salvajes que se la pasaban haciendo sacrificios porque temían a la noche y pensaban que con sus ofrendas, sangre, mucha sangre, los dioses estarían satisfechos.

Si el mundo se termina, no será porque los Mayas lo pronosticaran, a lo mejor si no hubiesen desaparecido su calendario hubiera seguido hasta mucho después del 2012...

Igual estoy enojado con ellos por no pronosticar la llegada de doña Sandra al "Guacamolón", esa sí es una verdadera catástrofe!!!!

 
At lunes, 23 noviembre, 2009, Blogger Angel Elías said...

Ciertamente con lo noveleros que son los gringos, qué podiamos esperar. Solo payasadas donde ellos son los héroes.
Los Mayas pronosticaron el fin de su calendario. de la misma manera que yo pronostico que el 2009 acabara despues de la media noche del 31 de dic, creo que a la larga los noveleros tambien podemos ser nosotros.

 
At martes, 24 noviembre, 2009, Blogger Leon said...

Ah sí! Chachi, pero no se atrevieron a destruir a la Meca en el filme, por miedo a la reacción de los musulmanes. Como decís, es una buena película de acción desarrollada sobre un argumento de ficción. Muy buena tu crítica también, felicidades.

 
At miércoles, 25 noviembre, 2009, Blogger Patricia Cortez said...

Con el perdón del tal Dr. Cuevas, se puede guardar sus comentarios racistas, lo mismo que pudo haber sabido un monje ignorante y del medioevo, que buscaba la piedra filosofal sobre el futuro, si vivía en la ignorancia y en el dogma, pero como es NOSTRADAMUS; le creen.

 
At miércoles, 25 noviembre, 2009, Blogger Roberto Lone said...

Saludos Chachi!

Ya vi la película, y me parecen muy buenas tus observaciones en el tono desenfadado que utilizas respecto a estas profecías que los Mayas han impulsado hasta hacerle una película.,

Si mal no estoy, los Mayas son muy benevolentes en sus apreciaciones, ya que hablan sobre el final de una era y no del mundo. Como astronomos hablaron de una alineación planetaria que de acuerdo a su calendario debería ocurrir en el 2012. Bueno, tendremos que esperar, y ver que como astronomos fueron muy avanzados sin tener la tecnología tan siquiera de aliada.

Lo cierto es que, que los Mayas también hablan sobre una era en donde nuestra manera en comunicarnos cambiaría y los seres humanos evolucionarían en la era de los espejos y por lo tanto buscaríamos una dimensión espiritual más profunda y expandida.

Hay que leer y saber interpretar las profecías como avisos de personas o grupos más avanzados y conocedores del cosmos. De hecho todo lo que sucede en los últimos tiempos desde el punto de vista catastrófico no nos limita solo a Nostradamus o Los Mayas. Ya que Jesús de Nazaret también nos avisa de lo que se avecina en los tiempos posteriores, entre eso, que los mecanismos del universo se moverán causando una variedad de de desequilibrios en la tierra como inundaciones parecidas al diluvio pero no igual, terremotos, fuego, guerras, rumores de guerras, padres contra hijos e hijos contra padres, etc...

No cabe duda que nuestro comportamiento conocido por El Maestro, sería una de tantas causas de lo que se avecina.

Aún más, la ciencia sabe que muchas condiciones en el universo y en nuestra galaxia se están presentando para que cosas así sucedan.

El miedo y angustia que esto causa en los seres humanos, es porque están desconectados por completo de su creador.

Sabemos que vamos a morir físicamente, sin embargo, cuando hablamos de profecías muchos o se burlan y otros se asutan. Ni una ni la otra, lo que debemos hacer es unir nuetros pensamientos aún más y agradecer por toda la vida que hay en este planeta y cuidarla, pero hemos hecho todo lo opuesto.

 
At miércoles, 25 noviembre, 2009, Blogger CHC said...

Nicté: Los gringos como siempre le buscan el lado a todo para ganar pisto. Pues por acá trantando de sobrevivir a las fiestas. Un abrazo.

Dr.Cuevas: Me dio tanta risa lo de doña Sandra al Guacamolón.

Angel: como te digo, la pura novelería.

Leon: Viniendo de vos, esos halagos son de oro.

Patricia: Creo que nos son racistas los comentados del Dr. Cuevas. Simplemente es su opinión, usando palabras comunes. Esa es mi humilde apreciación. Y estoy de acuerdo contigo con lo de Nostradamus. Creo que lo importante no es quien lo diga, sino quien lo quiera creer. Un abrazo y bienvenida.

Roberto: Que bueno verte por aca. Efectivamente, en mi creencia, como concluyo en mi post, sólo UNO es el que sabe la verdad y el momento...y no precisamente son los Mayas ni Nostradamus. Un abrazote.

 

Publicar un comentario

<< Home