BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

19 enero 2010

EL FRUTO DE LA TENTACIÓN

De un tiempo para acá agarré un vicio algo extraño. Nunca me hubiera imaginado que podía tener un hábito tan difícil de quitar: todas las noches a las 7:00 PM, tengo que comerme una granada. Sí de esas frutas redondas que tienen muchas pepitas rojas y jugosas, y exquisitas, e irresistibles....ay ya me dieron ganas de una.

Me gusta mucho el sabor y he visto que se volvió popular en los supermercados de por acá, incluso venden el jugo de granada y no es nada barato. Yo prefiero masticarme las semillitas, no sólo me entretienen, sino que me quitan el hambre.

Por tal motivo me puse a la tarea de averiguar las bondades de la granada y, en esas andaba, cuando encontré que es una fruta con grandes propiedades anti cancerígenas, además de ser ancestralmente preferida por los romanos, babilónicos y los egipcios. Se dice que estos últimos, eran enterrados con granadas a su alrededor. Encontré también que era recetada incluso por Hipócrates. ¡Puchis!.

Pero lo que más me llamó la atención, es ver que muchos autores del oriente medio, la han calificado como el verdadero fruto prohibido del Antiguo Testamento. O sea que no fue una manzana la que le dio Eva a Adán, sino una granada. ¡Ajá!, no suena nada mal, si pensamos que el castigo al pecado sería pagarlo con sangre, especialmente la mujer...por el color digo pues.

Entonces, si la granada fuese el fruto prohibido, ya el símbolo del mismo no llevaría una mordida, porque está fregado morder una granada, muy dura la cáscara. Adán y Eva, tendrían que haber buscado con qué partirla y a lo mejor la onda estuvo en que no pudieron esconder su desobediencia, porque estaban todos chisgueteados de rojo, cuando Diosito los encontró.

¡Puchis! el hombre tendría en la garganta no la manzana, sino "La Granada de Adán", újule y sería bien grandota y hasta con con churutito. Esta característica masculina, se conoce también en algunos lugares como "El bocado de Adán", porque dice la leyenda que cuando se tragó el fruto prohibido se le quedó allí trabado. De haber sido una granada, sólo le quedaba chuparse las pepitas. Pero a saber qué cambios habría en la voz varonil, pues se dice que cuanto más grande es, más ronca es la voz del hombre...(sigo hablando de la protuberancia que los distingue de las mujeres...sí, la que tienen en la garganta).

Por otro lado, también los dichos cambiarían a: "La granada de la discordia" y también, "Eres mi granada de la tentación".

Y es que la manzana por su forma, color y sabor, pero sobre todo, por ser el ícono de la tentación, ha ocupado lugares especiales en muchos ámbitos. Por ejemplo, New York es conocida como "
La Gran Manzana", no sólo por un contenido histórico relacionado con las carreras de caballos en los años 20; sino también uniéndola con lo prohido. Bueno, entonces partiendo de esta última idea, New York City sería "La Gran Granada" o "The Big Pomegranate"...(creo que sonaría muy poco publicitario).

A todo esto, y con tantos cambios, a lo mejor como cuenta la leyenda, a Newton no le cayó una manzana en la shola, para inspirarse a describir la ley de gravitación universal, sino fue un su tremendo granadazo... y la G en su fórmula:
\vec F = -G \frac {m_{1}m_{2}} {r^{2}}\vec u sea de una flamanta Granada. ¡Ajá!, "la granada de la iluminación". (Sí pues Chachi, sí pues).

Y partiendo de este principio, el libro del matemático Francisco Noreña Villarías, no sería "la manzana", sino
LA GRANADA DE EINSTEIN. ¡Ay Dios!, ya bastante tuvo el clinudito de Albert con su bomba atómica para que le venieran a encasquetar una granada también. (Con mi respeto a los grandes físicos y matemáticos).

A lo que voy es que, por más rica, más sana y más colorida que sea la granada, no está tan bonita y curvilínea como la famosa manzana, que tal vez no fue el fruto prohibido (si es que existió uno en sí), pero se ve mejor en las fotos por su forma de corazón, aunque la otra sea la reina con corona y todo.


La hermosa y regordeta granada, que me la pasen, que no importa si es o no famosa, ni que no sea ícono del pecado original. Para mí es toda una tentación comer de las semillas del dios Hades, aunque su inframundo aún tendrá que esperar por la Chachi... y ¡salud! (pero a las 7:00 de la noche, muchá).



Qué bueno que por el nombre de mi blog, el lector ya está preparado para leer una que otra babosada com ésta.



view photostream Photo by maxnathans

3 Comments:

At miércoles, 20 enero, 2010, Blogger tatiana said...

Hola¡
Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
Exitos con tu página.
Un beso
tatiana.
ta.chang@hotmail.com

 
At miércoles, 20 enero, 2010, Blogger Leon said...

Qué bonita nota sobre una de ls frutas favoritas de mi mamá Chachi. La verdad, nunca le había puesto coco a la granada, sólo a la granadilla, pero ya me antojaste con una.

 
At jueves, 28 enero, 2010, Blogger NicteKono said...

Me has alegrado la hora del almuerzo con la granada... ahora voy a tener que buscar una, aunque como es de esperarse por estos lares, los precios de las frutas son desorbitantes...

 

Publicar un comentario

<< Home