BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

10 junio 2010

LOS QUE SE VAN Y LOS QUE SE QUEDAN

Por esos lapsos que uno tiene, en los que no sé si es falta de inspiración, escasez de tiempo, desánimo o simple pereza de escribir, pedí a mis amigos del Facebook que me sugierieran algunos temas. Tuve muchas palabras de ánimo, pero me llamó la atención la propuesta de uno de ellos, quien me comentaba que él fue de los millones de hombres que dejan la familia y parten a Estados Unidos en busca de un mejor futuro ecómico para sus hijos. Pero también se refirió al sufrimiento de esos hijos, esposas y madres que se quedan en nuestros países, con la esperanza de que el que se fue, empiece a mandar algo...o mejor se regrese. Y de esas mujeres heróicas que sacan adelante a sus hijos sin la presencia de un padre.

La historia de la emigracion humana está plagada de abusos, injusticias, sufrimiento y muerte, muchas muertes. Es innegable la culpa de los gobiernos, unos por robarse el pisto y otros por creerse autosuficientes.


En varias entrevistas hechas a los hombres aquí y a sus familias allá, he descubierto algo más que mucha necesidad económica, falta de oportunidades y anhelos de progreso. He encontrado el miedo de vidas amenazadas por la violencia, el tener que huir para no ser asesinados.

Pero entre todo también, he podido conocer un poco más el pensamiento humano, y me ha sorprendido la facilidad a la imitación y lamentablemente además, la ambición de algunos.


Pero, prometí escribir hoy acerca de los hombres que deciden dejar atrás a su familia, para buscar en Estados Unidos las oportunidades de trabajo que no encuentran en nuestros países, y de las mujeres y niños que se quedan en lo que yo me atrevería a llamar un "solapado abandono".


¿Hasta dónde valdrá la pena dejar a la familia por el "sueño americano"? es una de mis constantes preguntas. Una interrogante que no sé si viene de mi mente o de mi corazón.


Una balanza que a lo mejor, nunca sabremos cómo equilibar, si con amor o con comida.

Conocí a Carmelo, un hombre que vive en New York desde hace 16 años. Vino a USA, en busca de un mejor trabajo porque en su país, según me dijo no encontraba un trabajo porque no había podido terminar sus estudios y sacar un "cartón". Es indocumentado y por tal motivo no ha logrado regresar a su natal Ecuador, porque no tiene el chance de volver a Estados Unidos a seguir ganando los preciados dólares. Gracias a las remesas que mes tras mes Carmelo manda a su familia, ya logró que sus hijos se graduaran de la universidad. Pero nunca vio el primer gol de su hijo, ni los 15 años de su hija...los ha visto crecer por fotos y videos...


También conozco a Joaquín, un salvadoreño que prefirió vender sus terrenos y endeudarse por el resto de los 15 mil dólares que le cobró el coyote para pasar la frontera. Según me dijo, se vino huyendo porque lo tenían amenazado de muerte. Pero allá se quedaron sus 3 hijos y su mujer, los cuales ahora, tras 10 años, tienen una casa propia en un pueblito de El Salvador. "Ya mis zipotes van a la escuela y están bien, no han tenido que desear todas las cosas que yo deseé", me dijo emocionado...


En México platiqué con Ester, una mujer que se quedó sola cuidando 2 niños, que ahora son casi adultos. Hace 14 años, su esposo partió a USA y ya no regresó. Lo convenció un primo que pasaba gente al otro lado y que había mandado construir una casa de tres pisos y comprado carro a su hijo mayor. Tenían que tener una casita mejor que la del primo y a sus "chamacos" no les ha faltado nada, me aseguró...


Pedro, Damián, Víctor y Rubén también dejaron a sus familias en sus países de origen. Pero luego de algunos años, formaron otra en USA. Ahora tienen que trabajar dobles jornadas para mantener a la de aquí y a la de allá. Con tanta redada temen que los deporten y los separen de sus hijos de acá...


Separación de familias...pareciera una historia sin fin.


Estas son sólamente algunas de las razones que me han dado entre cientos de ellas...Razones y puntos suspensivos que quedan allí entre la interrogante de mi mente o de mi corazón.


Mis respetos a los que se ven en la necesidad de dejar a sus familias. Mis respetos a sus tantos motivos. Mi reverencia a las mujeres que se quedan y sacan adelante a sus hijos, como Dios les ayuda...con dinero a lo mejor, pero sin la presencia de un padre.


Podría escribir tantas cosas, pero en este post sólo prometí escribir sobre los hombres que se van y las mujeres que se quedan...Los párrafos que a lo mejor faltan y llené con puntos suspensivos, quisiera que ustedes mis amables lectores, los continúen con sus opiniones.


Como dijo mi papá: para analizar una situación, todo depende de qué lado está uno.


Complacido Aroldo del Facebook...un padre que regresó a casa.

Foto: Univisión.com

Etiquetas: ,

6 Comments:

At viernes, 11 junio, 2010, Blogger Silvia said...

Hola. Hay de todo en la viña del Señor, y en el caso de los que emigran, no digamos.
Yo conozco un caso en que el señor dejó en Guatemala, a su esposa con 3 niños, el más pequeño tenía meses de nacido. Se fue a E.E. U.U. para poder mantener a la familia, y solo lo hizo por unos cuantos meses y se desapareció. No supieron de él durante unos 10 años, y cuando reaparació ya no mandó dinero. Vino a Guatemala 22 años después de haberse marchado, sin dinero y reclamando "derechos de padre", que a mi punto de vista, nunca tuvo.
Y, ciertamente, depende con el cristal con que se vea y las circunstancias de cada quién, pero creo, que sea por la causa que sea, siempre es abandono del hogar.

Saludos!

 
At sábado, 12 junio, 2010, Blogger CHC said...

Silvia: Excelente comentario, gracias por ayudarme a completar este post.

 
At domingo, 13 junio, 2010, Blogger Carlos el baterillero said...

Hola Chachi

Usted no escribe artículos, a pesar de ser periodista. Usted lo que escribe son poemas, que nos sacuden el alma.

Hay un verso de Marcos Ana: "Me voy por necesidad, regreso por amor". Muchos de los que parten al llamado país de las oportunidades, se ven forzados a ello. Un ex-compañero de trabajo, de ilegal ingresó y trabajó duro, para que sus hijas, terminaran su profesionalidad. Trabajó también, para honrar una deuda. Coronó su esfuerzo, hoy, nuévamente está en el Perú. Regresó por amor, aunque partió por necesidad.

Laura mi esposa, salió de su Guatemala por amor, no marchándose al país de las oportunidades, sino allegándose al país de los desafíos. Y aquí estamos, van cinco años y Dios permitirá que sean mas.

Saludos
Carlos el baterillero

 
At lunes, 14 junio, 2010, Blogger NicteKono said...

Creo que es abandono cuando se olvidan las razones que te llevan a tomar esas decisiones... cuando por X o Y razón te olvidas de que alguien te espera.

Me encanto el verso de Marcos Ana.

 
At lunes, 14 junio, 2010, Anonymous Alfredo Rosa said...

hola chachi, yo emigre a los USA, por necesidad, junto a mis padres, yo me regrese ellos estan ahi todavia, este año regresan, el camino es muy duro, cada vez que escucho emigrar a USA me viene a la mente la cansion de Ricardo Andrade que en paz descanze se llama NORTE.

es muy buena..

 
At jueves, 01 julio, 2010, Anonymous ecgalup said...

Soy cubano y emigre buscando la libertad que no hay en mi pais, es duro, nosotros ni tenemos la oportunidad de ayudar a nuestras familias a comprar una casa o un carro o un negocio. El gobierno de cuba se queja del embargo americano pero no permite que el emigrado ayude a prosperar a su familia.

 

Publicar un comentario

<< Home