BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

09 octubre 2010

PÚCHICA, YO NO DESCIENDO DEL MONO. ¡SERÁ SU ABUELO!

La semana pasada nos fuimos con el Negris al American Museum of Natural History de Nueva York. ¡Chulada!, como dicen por allá por donde yo. Allí nos pasamos la tarde viendo aquella gran cantidad de juguetíos que han puesto los gringos para explicar el origen de las especies. Y digo juguetes, porque yo creo, y no lo estoy afirmando en ningún momento, que además de todos los animales disecados y las réplicas que se exponen, también las osamentas de los dinosaurios no son más que de yeso y plástico.

Como dijo un mi tío abuelo de allá por Asunción Mita, cuando vio por primera vez una Rockola. La examinó bien de lado a lado y luego, algo bravo concluyó: "¡Já!, y creen que yo soy bruto. Un hombre está metido allá adentro con una guitarra, echando punta".

Bueno, de algún lado tuve que heredar el escepticismo periodístico...

Pero siguiendo con nuestra visita al Museo, les decía que esas osamentas de los dinosaurios de al tiro como que no me convencieron mucho que digamos. Están demasiado perfectas y con un su colorcito que no me termina de gustar. Están tan bien armadas, que lo más seguro es que agarraron los pedazos que han encontrado y luego los completaron sintéticamente. Y los hallazgos completos, lo más seguro (para mí) es que los tienen bien guardados y los expuestos son puros juguetes gigantes.

Bien, pero esa es una impresión muy personal. Tendría que platicar con el Dr. Ian Tattersall para que me convenciera de lo que allí vi. Pero imagino que al ser un científico de gran talla, va a querer explicarme tanto, que me voy a quedar igualmente en la mera luna.

Ah sí, alli también vimos piedras que dicen que trajeron de la luna, muestras de meteoritos, fotos lunares y hasta una lica sobre el Big Bang, bastante interesante, pero, como siempre sin manera de comprobación. Vimos una colección espectacular de todos los minerales existentes en la tierra, incluso oro y diamantes. Eso sí no era plástico, ustedes. Porque hasta se pueden tocar algunos. Bello, bello.

Pero entre todo eso, también me fui a re-encontrar con la vieja y conocida Teoría de la Evolución Natural, tan dignamente casi resuelta por el insigne Charles Darwin, quien después de tanto darle vuelta al asunto, se quedó con un conjunto de hipótesis muy aceptables, pero que otros científicos tomaron de base y se encargaron de desarrollar, hasta llegar a la conclusión, en teoría también, de que los gorilas, chimpancés y los orangutanes, son nuestros parientes lejanos...¡su abuelo!..Porque yo me rehuso a creer semejante cosa.

Yo sé que al ponerme a hablar a estas alturas del origen de la humanidad, no estoy descubriendo nada nuevo. Eso es más viejo que el olor sui géneris del fondillo. Pero, es que me indigna y me pega en los meros huesos, eso de pensar que según la teoría evolutiva, mi bisabuelo era un poquito más mono que yo. Y entonces, mis tarara-nietos van a ser un poco menos simios. ¡Tá jodido!

Ya sé, ya sé, que según descubrimientos (para nada nuevos), existieron los famosos Homo Erectus y otro montón como el Hombre de Neardenthal que según los que saben de eso, estuvieron en la tierra hace más de 90,000 años. ¡Újules, eso es hace mucho!. Lo que sí quisiera aprender es como los científicos llegan a concluir exactamente el tiempo que tienen las osamentas y demás hallazgos. Eso del 14C y los isótopos, me parece algo extraordinario.

Pero de todos modos, los científicos afirman y dan por sentadas teorías, que al final nos toca aceptar porque no sabemos cómo demostrar lo contrario. No tenemos de otra que quedarnos con lo que nos dicen, porque al menos yo no tengo ni tiempo, ni interés en ponerme a averiguar cómo bajar del pedestal sus famosas aseveraciones. Que finalmente llegan a concluir en que hay un eslabón perdido. ¡Valiente ciencia!

Cierto es que los monos se parecen a nosotros los humanos... y que muchos humanos se parecen a los monos...pero de eso a que descendamos de ellos...Nel pastel.
Al menos yo, NO.

Creo que esos Habilis, Erectus, Australopitecus, Neardenthales, De Flores y demás seres que dicen son antepasados humanos, fueron a lo mejor, otras especies paralelas y no ascendientes nuestros. Es mi humilde y nada científica opinión.


Y si nos ponemos a analizar la teoría evolutiva, basada por supuesto en que el origen de la humanidad fueron una especie de primates que pasaron por varias transformaciones, durante millones de millones de años
(repito en mi opinión), se llega a una conclusión en cierta forma racista y dando lugar a pensamientos aberrantes en busca de la especie perfecta. Pero ese es un tema en el que no quiero ahondar.

Bueno, como hay libre emisión del pensamiento, es aceptable que cada quien quiera demostrar o escoger la teoría de su origen y hasta hacer investigaciones científicas, para llegar a conclusiones que algunos aceptarán y otros no. Esa es la verdadera historia y naturaleza de la humanidad, la variedad de puntos de vista con sus tolerancias e intolerancias.

Y para todo aquél que cree en la teoría de la evolución y por lo tanto, que desciende del mono, aquí le dejo esta fotita que tomé en el Museo Americano de Historia Natural, para que se vayan buscando parecidos o identificando parentescos.


En lo personal, yo seguiré creyendo que el ser humano fue creado a imagen y semejanza de Dios, tal y como somos ahora.

¡Ah! y que las osamentas del Museo Estanzuela en Zacapa, Guatemala, son más reales que las que vimos aquí en los niuyores.




Fotos:
Darwin y la Teoría de la Evolución: wikipedia.com
Homo Erectus: CHC. Museo Americano de Historia Natural, NY


7 Comments:

At sábado, 09 octubre, 2010, Anonymous Enrique said...

Hola Chachi,

Tu post me parece fenomenal! Muy sincero y al grano. Comparto tu sano escepticismo. ¿Por qué habría uno simplemente creer en lo que alguien dice? Por eso mismo yo me he sacado la duda y he investigado por mi mismo. La verdad que la evolución es un teoría fumada, pero también es un hecho. No sólo por los esqueletos que han encontrado sino por muchas otras fuentes de evidencia. Para mi la más fuerte es que compartimos más del 90% de nuestros genes con el chimpancé. El llegar a darnos cuenta que todas las especies de plantas y animales evolucionaron a lo que son hoy durante millones de años me parece un hecho increíble. Lo mejor del caso es que hay montañas de evidencia a favor.

Al final de cuentas, como buen escéptico, hace que me pregunte si en realidad los humanos evolucionaron o fueron creados. Y la verdad es que antes las montañas de evidencia no tengo alternativa más que aceptarlo y abandonar lo que nos han dicho desde que eramos niños, que fuimos creados por un ser supremo. A mí se me hace que es creíble sólo porque nos lo han repetido tantas veces desde la infancia que ya no nos lo cuestionamos. Pero al final de cuentas soy escéptico incluso de eso!

Por cierto los esqueletos del museo de Estanzuela tuvieron su parte en hacerme investigar la evolución! Lindo lugar, trato de visitarlo cada vez que paso por Zacapa.

En fin, sólo quería compartir mi humilde punto de vista. Me gustó mucho tu blog. Tiene un toque chapín indiscutible!

Todo lo mejor!

enrique

 
At viernes, 15 octubre, 2010, Anonymous Juan Manuel Solís said...

Pero fijate Chachi que aquí en Guate me he topado con muchos que más parece que es el mono el que desciende de ellos y peor si van al volante.
Aunque a veces, cuando me acabo de levantar me parece que sí tengo algo de chimpancé.

 
At viernes, 15 octubre, 2010, Blogger CHC said...

Enrique: Yo creo que el escepticismo es intrinseco al ser humano, solamente que unos nos atrevemos a expresarlo mas que otros. Pero sigo creyendo tambien que la fe tambien es intrinseca a la humanidad. Si no tuvieramos fe, ni siquiera hicieramos planes para mañana. Creo que la vida misma, siempre va a ser un misterio para nosotros y por eso, nos vamos a estar siempre preguntando de donde fregados venimos y encontrandole, a su vez, un monton de explicaciones de las cuales tomaremos la que mas nos convenza o convenga...Como digo siempre, mi humilde opinion. Mil gracias por pasarte por este espacio, que he mantengo, por todos los que me hacen el favor de leerlo. Un abrazo.

Juan Manuel: Ya me hiciste reir, con eso que parecen que el mono descendió de ellos...jajaja. Eso esta como la foto que me mandaron por el Facebook de la mona ramona.

 
At sábado, 16 octubre, 2010, Blogger Herbert said...

Es que fijate Chachi que asi como quien dice al llegue si puede sonar grotesco que le digan a uno que en algún momento de nuestra historia fuimos changos asimilados. Pero si nos ponemos a revisar teorías, científicamente la teoría cristiana de Adán y Eva me parece más jalada. Eso sí,es más digerible para nuestra naturaleza creer en fantasías y en actos de magia, prueba de ello es que desde chiquitos nos ponen a que creamos en lobos que hablan o muñecos de madera que cobran vida, con estos antecedentes es muy fácil para nosotros comprender que estamos hechos de barro (de maíz para otros) y nuestras compañeras hechas de una costilla (de ser así ya estaría deshuesado) y que estamos bien jodidos gracias a una culebra parlanchina que para acabarnos de socar era buena vendedora y se aprovechó de la debilidad de nuestras costillas.

Como dices hay libre emisión del pensamiento y de las creencias también, yo si creo que el chimpance de hace millones de años no era como el chimpancé que conocemos hoy en día, y este no será como el chimpance de millones de años en adelante, es lógico pensar que para algunas especies su evolución no es tan acelerada y por eso es que hoy en día vemos algunas especies que tienen muy pocos cambios en relación a sus antecesores (de acuerdo a sus fósiles).

Con el líbido de nuestra especie no dudo que ese cambio genético haya ido más acelerado que el de otras especies, eso nos llevó a pensar, comunicarnos y los más evolucionados a razonar y crear fábulas divinas que rigen la moral y la conducta humana de todo el resto, para sacarnos de ese estado salvaje y silvestre con normas leyes y pecado, muy necesario en el manual de la evolución porque las demás especies no lo tienen.

Personalmente la evolución no la veo como una creencia, es simplemente una teoría que intenta dar explicación a un proceso natural, mucho menos la veo que trate de quitarle el mérito al creador si no todo lo contrario.

El pobre Darwin se echó la pacaya (le pasó la de Galileo), y creo que se cae en el error de creer que se refería al mono tal como lo conocemos en el zoológico, pero a mi humilde opinión considero que la foto que publicaste de los australopitecinos del Museo de Historia Nacional tienen bastantes similitudes a los seres bípedos que poblamos hoy la tierra, fijate que hasta es igual de trompudo que un mi cuate.

Va en 2 partes:

 
At sábado, 16 octubre, 2010, Blogger Herbert said...

Estos seres existieron y no desaparecieron como una especie paralela, fueron teniendo mutaciones genéticas como hasta el día de hoy seguimos teniendo los humanos, y por consiguiente evolucionando con mejoras a su especie. El código genético no es como una copia bit a bit si no más bien sufre transformaciones de acuerdo a su entorno y otras causas más, los gringos dirían que somos una "enhanced copy" ah... chish! y es que si no, todos fueramos iguales, esa fue la gran buya de la oveja Dolly, que prácticamente podemos decir que fue una copia digital de otro ser idéntico.

El otro día visite la hemeroteca con una amiga y al ver unos periódicos viejos dijo una frase que me sorprendió al ver unas fotografias de unas personas: "de esas caras ya no hay" lo cual tiene mucha razón y eso que estamos hablando de 100 años para acá, eso es lo bueno que ahora podemos registrar gráficamente como ha sido nuestro paso por esta tierra para que después no haya quite al decir puchis yo no vengo de esos.

Fijate que la frase religiosa de que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios siempre me ha parecido pretenciosa y exclusiva, aquí podría usar esa otra frase que dice: Cuánto más conozco a la gente, más quiero a mi perro.

A mi juicio el universo es tan inmenso, misterioso y desconocido que reducir al creador a un 0.0000000000000001% de su creación me parece quitarle bastante mérito, dentro de toda su obra he visto mejor como para poderlo comparar a su semejanza, aunque no se si a su imagen porque de eso estoy 100% seguro que nadie lo ha visto bajo el criterio humano que la religión nos hace creer. Mirate el video de los linchamientos de Patulul en Youtube y decime a quien nos parecemos más: ¿semejanza divina o un mísero chango? , la evolución no ha llegado para todos.

Tu post me recordó a este video: http://www.youtube.com/watch?v=RnmBaWy4DJo
despues de verlo te pone a pensar que Darwin pueda tener razón.

Saludos Chachi, buen post como siempre.

 
At sábado, 16 octubre, 2010, Blogger Herbert said...

No se si funcionó mi comentario, ya perdí la práctica de esto de Blogger jajaja.

 
At jueves, 21 octubre, 2010, Blogger Goathemala said...

¡Pero bueno, Chachi, creacionista! Lo valiente es que lo dices. Yo no veo colisión ni confrontamiento teórico entre la teoría de la evolución y la idea de que la vida la genero Dios.

Lo que si es cierto es que algunas de las especies que mencionas son paralelas y no antecesoras al ser humano como el Neandertal. Esto se sabe desde los estudios de Atapuerca.

En lo que creo que estás equivocada es en considerar necesariamente que las especies predecesoras eran más torpes (por decirlo de algún modo) que nosotros.

Hoy se sabe que precisamente los Neandertal estaban mejor preparados para el frío de la glaciación y que tenían una expansión del cerebro, un lenguaje, un uso y fabricación de herramientas tan bueno o mejor que los Cromagnon. ¿Por qué desapareció entonces esa rama paralela?

Pues bien se cree, esto te va a gustar, que no tenían "la habilidad para crear el símbolo". Eran tan prácticos que les costaba crear abstracciones y perdían con ello, entre otras cosas, la fe profunda, la noción de temporalidad, la idea de más allá, la esencia de un colectivo como aglutinador de fuerzas, el ansia de superación, la sed de conocimiento y curiosidad.

P.D.- Lo de la Rockola es buenísimo...

Un abrazo, amiga.

 

Publicar un comentario

<< Home