BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

14 julio 2012

A UNA SÓLA VOZ

Ya casi a  finales de mis dorados 20's, tuve un episodio del cual podría decir que fue un momento CERO, porque el curso de mi vida pudiese definirse de una manera "antes de" y "después de". Me caí de un hermoso caballo alemán que corría desbocado a toda velocidad, y me deslicé de su  elegante silla también alemana, sin manzana, pero no me pregunten cómo fue, porque no me acuerdo. Lo único que sé es que caí como bolsa de papas y tuve un traumatismo craneano que me dejó varios meses sin poder valerme por sí sóla. Algún día les contaré detalladamente, sólo he de decirles que por  un tiempo me quedé sin luces, cámaras y sin nada de acción.

Debido al ecuestre acontecimiento, perdí varias cosas de mi vida, que ayudaban a sentirme contenta, pero fue un evento que me ayudó a ser una nueva yo. Sin embargo, antes de llegar a las conclusiones que definen el modo en que uno ve la existencia, me tocó superar también mucho dolor y una terrible depresión postraumática .

Durante ese tiempo, empezaron a ponerse de moda las radios cristianas en Guatemala.  Escuchar música de alabanza y  baladas de adoración por una emisora radial, era toda una novedad, hasta para los católicos que como yo, estábamos acostumbrados a escuchar por la radio, únicamente la misa, el Santo Rosario y otros actos litúrgicos.  

Lo bueno de todo esto era que la música cristiana no tenía una denominación específica y nos llegaba al corazón a los jóvenes que queríamos tener una participación más activa con Dios y tenerlo a él, más dentro de nuestras actividades diarias, por qué no, escuchando música cantada por jóvenes, en ritmos de moda y bellas voces.

Recuerdo que estando aún en mi lecho de enferma, donde a veces sólo aguataba escuchar más sonidos que los latidos de mi corazón, empezó a sonar mucho  una canción que puedo asegurar me ayudó a salir adelante, su letra y las extraordinarias voces que la interpretaban, me hicieron sentir lo que yo necesitaba en ese momento:  Valor.  

Sí, era una canción interpretada por un grupo llamado "ONE VOICE", junto a la voz de Renán Carías, su nombre: "Hombres de Valor".  Como decía un mi profesor de secundaria: "y cuando el texto dice "hombres", se refiere, también a las mujeres, o sea a toda la humanidad". 

Tanto me ayudó esa canción, que me dieron ganas de vivir y seguir adelante en mi camino, aún cuando el mundo se me había puesto como de cabeza, me hizo recordar que yo tenía una misión en este mundo y nada, ni nadie me iba a detener en mi lucha, si ponía la mirada en mi Salvador.  Entonces, me puse de pié y dije "Presente". 

Aún con algunas dolencias, retomé la ruta de mi profesión y con una visión renovada, seguí haciendo lo que mejor sabía hacer.  Sabía que allá afuera había mucha todavía mucha gente a quien darle una mano con la ayuda de mi carrera.

El grupo One Voice, se había vuelto tan popular en Latinoamérica que casualmente, en esos mismos días, anunciaron su presentación en Guatemala.   Me pareció una especie de milagro.

El fenómeno de las radios cristianas, transmitiendo programaciones con pura música para Dios, fue un tema poco atractivo para el programa de televisión internacional para el cual yo trabajaba.  Pero, aceptaron mi propuesta, que con tanta fe, les había presentado y pidieron hacer, lo que se conoce en TV, como un VO (una noticia narrada con imágenes, sin entrevistas) de ese Show.

Me puse en contacto con los organizadores y cuando les dije la cadena a  la cual yo representaba, se sintieron muy halagados y honrados, según me hicieron saber con gran humildad.  No se imaginaban que la que sentía sumamente emocionada y honrada de estar presente en ese evento, era precisamente yo.

Recuerdo que se presentaron en el Centro de Convenciones de Tikal Futura.  Cuando entré a dicho lugar, me sorprendió ver que estaba completamente lleno y con  pura juventud.  Cuál fue mi sorpresa, que el asiento destinado para mí, era en ¡¡Primerísima Fila!!.  La emoción me embargaba, pero lo mejor fue cuando empezó todo.  Era maravilloso ver  a tantos jóvenes que no hacíamos distinción entre católicos y prostestantes, todos cantábamos a una sola voz, a un sólo Dios.

Podría decir que eso fue apoteósico, y cuando cantaron "Hombres de Valor", ese lugar parecía reventar de gozo.  Creo que Jesusito, con sus Santos y sus Ángeles bajaron a cantar con nosotros, porque esas voces traspasaron lo físico.

Cantaron "Paz en la Tormenta", "Somos Tu Pueblo", "Que caigan las barreras", "Vivifícame" ...en fin, le dieron vuelta como a 5 álbums de increíble música de adoración y alabanza, que llenaba el corazón de cada uno de nosotros. Y estoy segura, llegó al corazón de Jesús.

Antes de terminar su show,  yo quería escuchar de nuevo, la canción que había sido tan importante en mi recuperación, pero no sabía cómo hacer para que la volvieran a cantar.  En eso pasó uno de los organizadores y me atreví a que les pidiera en mi nombre, que cantaran de nuevo "Hombres de Valor", sin pensarlo dos veces, cerraron aquella hermosísima noche, precisamente con esa canción.   El centro de convenciones, entonces, creo que no tenía más cabida para el mar de voces jóvenes cantando.

Al terminar,  todos  los integrantes de esa gran agrupación, que nunca olvido "One Voice", quisieron agradecernos a  mí y a mi querido camarógrafo, el haber estado allí.  Era yo la que les agradecía.  Me regalaron todos sus CDs, maravillosos.  

Escuché cada uno de los CDs, y con el tiempo se fueron desapareciendo de mi carro y de mi sala. Nunca me enojé por eso, porque creo que si alguien se los llevaba, era porque tenía necesidad de Dios.  Yo, de todos modos, llevo siempre esas melodías, ese gran show y el maravilloso grupo One Voice, en mi mente y corazón.  De veras, que hombres de valor, necesita Dios.

Si alguien de los que me hacen el favor de leer estas mis Babosadas, estuvo allí, ahora sabrá por qué aquella noche de tantas bendiciones, One Voice cantó dos veces la maravillosa canción de "Hombres de Valor".

Tenía que ser La Chachi. 

_________

Al siguiente año, con el equipo de TV internacional  y a la cabeza esta servidora,  estábamos trasladando desde Guatemala hasta un hospital de Estados Unidos,  a una niña de 12 años,  que nunca había podido caminar. En el Hospital Shriners de Tampa, lograron realizarle todos las cirugías y tratamientos necesarios. Regresó a casa caminando.  Dos años más tarde,  esta servidora fue la primera guatemalteca en ganarse un EMMY de la Academia de las Artes y Ciencias de la Televisión de los Estados Unidos por producir el reportaje-serie "La Niña de Cristal".  Pero mi mayor premio fue ver a esa niña  hacer realidad su sueño de poder caminar. 

Y así, fueron apareciendo en el camino muchas más personas con diferentes necesidades...

Me pregunto, ¿qué hubiera pasado si nunca me hubiese tenido el valor de asumir el reto de la causa de Dios para seguir adelante?







Cristianos somos todos los que hemos aceptado a Cristo en nuestro Corazón, como nuestro único Señor y Salvador, no importa si somos católicos (como yo), evangélicos, mormones, adventistas, etc. Si Dios no hace distinciones, ¿por qué las vamos a hacer nosotros? Lo que Él quiere es que seamos hombres y mujeres de valor, que cumplamos promesas y sigamos la ruta trazada con la mirada en nuestro Salvador. 

Etiquetas:

4 Comments:

At sábado, 14 julio, 2012, Blogger GUSTAVO A. ABRIL said...

Estuve presente en una convención de la organización cristiana "Hombres de Valor" en Tikal Futura. Esa tarde también tocó el grupo "One Voice". Renan Carías estaba muy enfermo ese día, aun así, cantó. A mi también me encantaba oírlos.

Linda historia, Chachi. :)

 
At lunes, 16 julio, 2012, Blogger NicteKono said...

Debe haber sido muy emocionante.

 
At viernes, 20 julio, 2012, Blogger la-filistea said...

Aunque no me lo crean lo tengo en mi zune con todo la otra musica irreverente. Nunca me imaginé que vos lo habías escuchado y que te había ayudado. A mi esa canción también me hizo afrontar ciertas realidades.

Por cierto, una de Renan Carías que me encanta es.. Soberano Dios.

Gracias por tus tema Chachi.

 
At miércoles, 23 diciembre, 2015, Blogger Jose Garces said...

Buenas Tardes Chachi,

Me encanto leer tu experiencia y me gustaria hablar contigo sobre esos dias. Yo era el bateriista y productor ejecutivo de One Voice, me acuerdo perfectamente de ese dia y del acontecimiento. Que bendicion ver testimonios asi años despues. Me puedes escribir a josmaster70@gmail.com

 

Publicar un comentario

<< Home