BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

28 noviembre 2015

¿SERÁ QUE PUEDO SER UNA CHICA BOND?...O TAL VEZ YA LO FUI.



El Otro día mi Luchito y yo, nos fuimos a ver al James Bond 007, Spectre porque ¡Púchis!, cómo me gustan las películas del Double Ou Seven, pues además que se va uno a entretener con tanta peleadera y estalladera de cosas, yo la verdad que me voy a dar tremendo taco de ojo con los protagonistas. Ésta ya es la cuarta producción con el Daniel Craig, que como ya dije en el Facebook, está bien potable por cualquier lado que uno lo vea.

Eso sí, como también dijo la Sagal, no habíamos reparado en su edad y como que no se ha cuidado mucho, porque a su apenas 47 vivarachos y traviesos añitos, ya parece de más el señorón. Bueno, de la cara, porque del cuerpo está bien prescribible para cualquier dolama y chaquirria que usted amable señora o señorita, pueda padecer en este día...

O sea que viéndole la cara al James Bond, como dijo mi prima la Momis, está como mueble fino: "bien acabado". Pero tampoco está como para hacerle el repollito con la camisa de Armani, porque con una sola mirada de esos ojazos azules, logra todo el fregado.

En lo que yo me puse a pensar es en ¿qué se necesitará para ser CHICA BOND? ( Léase bien, que no dije CHICA AVON, que para eso se necesita más que un catálogo y poder de convencimiento, sino mucha astucia). Me puse entonces a investigar qué se había escrito al respecto y como que encontré que yo no estoy tan mal (vuelvo y repito, soñar no cuesta).

Dícese que habrá que llenar los siguientes requisitos:

- SER INTRÉPIDA. Bueno, con mi carrera de periodista internacional, yo he andado en cualquier lado, ya pocas cosas logran sorprenderme. Miedo, siempre he tenido, pero me lo he aguantado, aún perdida en la selva o arriba de un helicóptero colgando las patas, o aguantando miradas feas de políticos.

- TENER UNA PROFESIÓN ATRACTIVA. Bueno, allí sí me las puedo. A la gente siempre le gusta que uno les cuente algo de lo que hace. El periodismo de investigación siempre es algo enigmático y casi toda la vida anda uno metido en rollos.

- SER INDEPENDIENTE Y SEGURA DE SÍ MISMA. Ah qué sí, en eso sí que me pinto sola. Yo he viajado solita mi alma por Europa, casi siempre vuelo sin compañía alguna y no sé por qué a menudo me ponen en primera clase, sin haberla pagado. A los hombres siempre los he visto como una compañía, no como un medio de subsistencia. ¡Pa que veyan! (Cuando no, la mujer de mundo...jajaja).

Pero, vamos bien...vamos bien.

- SABER ARTES MARCIALES. Es sabido de todos que aunque sea una mis voladoras y mis buenas trompadas aprendí a dar en el Tae Kwon Do. Y por allí por empezando por el Poomsae, ya brava a lo mejor les hago un Tuio Dollyo Chagui, que traducido sería "patada circular en vuelo con apoyo previo". ¡Ah chish!

- MANEJAR LAS EMOCIONES. Si eso quiere decir tener vocación de payaso, respecto a que por dentro sienta uno una cosa, pero por fuera se haga cara de que no se siente nada...Yo para eso soy especialista. Porque a mí todos los días me duele algo, o mejor dicho "me duele todo", y ando pelando el diente a diestra y siniestra.

- SER ELEGANTE Y GLAMOROSA. ¡Ah ni máis! Con un Chanel, hasta la Carmelita Salinas la hace muchades, no frieguen. Nel, verdad. Ya sé, para eso se necesita de un poco más de estilo innato. Además, contratamos un asesor de imagen y asunto arreglado... Y no creo que por mal combinada, me metan así nomás a primera clase sin pagar a cada rato...NEEEXT.

- SER BONITA Y ATLÉTICA. ¡Ay, ve pues!, se fue poniendo difícil el asunto...Pero como dicen, "no hay mujer fea, sino mal arreglada". Entre el asesor de imagen y mi grand máster de Taekwondo, como que se pueden apuntar para los arreglitos. Y fíjense que a eso, en algunos lugares que encontré le agregaron: OJOS GRANDES Y LABIOS CARNOSOS. ¡Vé! ¿Me llamaban?, dijo Kiko. ( Ahora, como el hijo de doña Florinda, no sé qué voy a hacer con los chachetes).

- SABER DE MUCHAS CULTURAS Y HABLAR VARIOS IDIOMAS. ¡Ah hijoemochas! ya se complicó. Pero, yo vengo de un país multilingüe y pluricultural...¿Valdrá eso, muchá? Pero no sé hablar ninguna de esas lenguas milenarias...(como muchos que nacimos en la cuna del mundo Maya). Al menos le mastico algo al inglés, entiendo un poco el italiano...y si tengo internet, me ayudo con el Google Translate.

- CONOCER DE ETIQUETA Y SABER TOMAR CON ELEGANCIA. Aquí sí, medio me las defiendo a la hora del banquete...y del chupe ni hablemos. Desde un vino AurumRed Serie Oro de 17,000 euros la botella, hasta un simple Martini Perfecto, muy al estilo 007...(La Chachi sí que es más charaaaa).

Pero, no me califiquen ni bien ni mal todavía. A ver, agreguémosle a eso lo siguiente: Aprendí a cambiar llantas de carro, a montar a caballo, aunque un día me caí y me golpeé la shola. También un día aprendí a patinar velozmente en cuatro ruedas, sé jugar capirucho y bailar trompo. Manejo carro de cambios y automático, una vez buceé un poquito en el lago más bello del mundo y de vez en cuando me echo unas mis miradas seductoras. Ah y manejo muy bien el látigo...Sí es que una vez me enseñó un domador de leones en un circo. ¿No se acuerdan que les enseñé las fotos?...Ya pensaron otra cosa.

Bien, así como que entre ayudante de Indiana Jones y chofer de bus extraurbano, a lo mejor la pego de Chica Bond algún día. Porque otra cosa que vi, es que no hay que estar tan jovencita ni tan intrépida para llegar a ser la chica del 007. Si no miren a la Mónica Bellucci, que ya pasa los 50 y muy bien que se echó su escena de amor con el Daniel Craig. Claro, antes le dijo: My name is Bond. James Bond. ¡Ayayayay! Y no tuvo ni qué hacer nada de lo antes mencionado, con excepción de ser elegante y glamorosa.... Y eso, ya sabemos con qué se arregla. Ah y tener los ojos grandes y los labios carnosos...cosa que a mí no me amedrenta para nada...jijijiji.

Concluyo mis patojos, que con todo y mis dolores fibromiálgicos y/o artríticos...y por tales motivos ya no practico ni el Taekwondo, ni ando montando caballos, ni colgando las patas en helicópteros, ni perdiéndome en la selva, ni domando leones, ni nada peligroso, ni mucho menos. Ah y tampoco me echo ya mucho mis capirulazos...creo que algún día fui tal vez una Chica Bond y lo único que pasó es que no fui al casting.

Y a lo mejor, aún lo puedo ser, pero con mi 007 personal, el que siempre anda con el cabello bien cortadito estilo James Bond y es muy atlético. Porque para vivir conmigo y aguantarme, hay que tener la valentía y ser tan intrépído como el mejor agente secreto. Y no se hace aquél.

3 Comments:

At lunes, 07 diciembre, 2015, Blogger Nicte Kono said...

yo empece con el pie izquierdo en lo de chica bond, ni labios carnosos ni ojos grandes... mmm...

 
At jueves, 23 junio, 2016, Blogger Mary Aragon said...

Hola, como te encuentro en face? Saludos

 
At martes, 23 agosto, 2016, Blogger Chachi New York said...

Hola Mary, estoy como La Chachi: https://www.facebook.com/la.chachi.newyork

 

Publicar un comentario

<< Home