BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

17 abril 2006

UNA MUELA ENTRE EL ALBOROTO

Ya pasada la Semana Santa, todo vuelve a la normalidad en Guatemala. Algunos, se sienten con el alma menos pesada, porque se dedicaron a las actividades piadosas de guardar ayuno o hacer oración, según sea su religión. Muchos católicos, por ejemplo, cargaron las procesiones, participaron en los vía crucis y hasta fueron a misa de resurrección bien tempranito en la mañana, y así tuvieron todo el día para darle mate al pescadito seco que sobró.

Otros, por el contrario, empezaron la semana de pascua quemados de sol como camarones, o con goma física y moral, porque en lugar de estar conmemorando la pasión de Cristo, se la pasaron chupando y en lugar de rezar, algunos le dieron vuelo a la hilacha de vuelta entera allá en el puerto o en Pana.

Pero entre las satisfacciones de pasar Semana Santa en Guate, está la de disfrutar en casa de deliciosos platillos y de una que otra chuchería de la calle. Así lo hacía doña Mery, una señora muy querida, pero un tanto despistada, que suele ir a ver las procesiones de la Burriquita y de San José, justamente en el Parque Colón. Pero una vez, le pasó algo que raya en lo increíble.

Con su hija adolescente, acostumbraba comprar unos dulces conocidos como Alborotos (que los hay de maicillo o de pepitoria), con un vendedor ya conocido y ese domingo, no fue la excepción. Empezaron a degustar el típico entremés, cuando ella horrorizada exclamó:
- ¡Mija, mirá que asco, este alboroto trae una pedazo de muela pegada!

- ¡Uy mama, que shuco ese viejo que vende los alborotos - le contestó la hija con gran escrúpulo – vamos a reclamarle, cómo va a ser eso.

Así lo hicieron, se dieron la vuelta y con tremenda náusea, se dirigieron a la venta de dulces, para reclamarle al vendedor, el sucio descuido de permitir que un pedazo de muela, quién sabe de qué boca, hubiese sido incluida dentro de los ingredientes de un Alboroto.

El vendedor, muy asustado y sorprendido, pidió mil disculpas y juró no saber qué pudo haber pasado. Les aseguró que entre su sencillez, se preocupaba porque cada dulce se le entregara con la mayor higiene. Pidió el pedazo con todo y pieza de muela, para poder reclamar a su proveedor. De todas formas, muy avergonzado, devolvió el dinero entre la sorpresa y también con cara de náusea guardó “el cuerpo del delito”.

Ambas, se dispusieron a tomar camioneta, casi vomitando. El bus tardó en pasar y mientras esperaban, doña Mery con la lengua, empezó a sentirse un agujero dentro de la boca y le dice a su hija:
- Ay no se qué pasa, pero me siento un hoyo en la placa, como que me faltara un diente.
La hija se dispuso a medio examinarla y de repente asustada y muerta de risa le dice:
- Mama, ese pedazo de muela que encontró en el alboroto, ¡era suyo!

No dejaron de reírse por un buen rato. Mas, un tanto avergonzada, pero pensando en recuperar su muela para luego, hacerla pegar de nuevo a la placa y, considerando lo caro que le había salido el Alboroto, no dudó en regresar a la venta de dulces y proceder a un segundo reclamo: que se le devolviera su pedazo de muela. Pero acordaron hacerlo con cierta táctica.

Llegaron hasta la venta y le dijeron al ingenuo tendero:

- Mire don, no se preocupe, deme el alboroto con la muela y le doy el dinero otra vez, ya me dio pena por usted, que se vaya a poner en molestias, hasta problemas puede tener. A cualquiera le pasa un accidente. Además nunca antes, había pasado cosa semejante.

Pero el vendedor muy decente les dijo que de ninguna manera. Que eso le iba a servir para reclamar, porque era una asquerosidad encontrar un pedazo de muela pegado a un dulce. Por más que insistieron, no les quiso devolver nada.

Así que a doña Mery, no le quedó otra que no hacer más alboroto por el Alboroto y regresó a su casa con un hoyo en la placa, con una muela menos y aún con el antojo de haberse comido un delicioso dulce típico de pepitoria y rapadura.

Yo, solamente pienso en el que preparó el famoso Alboroto, quien ha de haber recibido un bárbaro reclamo y ha de andar aún rascándose la cabeza, buscando algún agujero donde case el pedazo de muela.
.
Foto Dulces Típicos: Alejandro Farfán

Etiquetas:

5 Comments:

At miércoles, 19 abril, 2006, Anonymous SR said...

Bien dije yo que para qué tanto alboroto si de plano el pedazo de muela era de ella!
y vos qué degustaste en las procesiones este año?

 
At viernes, 21 abril, 2006, Blogger Tato said...

Jajaja. Foto: Alejandro Farfan. Nombre, ahora... jaja.

Yo te hubiera mandado una buena foto de un chilacayote con una abejita con el culito parado jaja.

Bueno, no me estoy burlando de nadie ok?. Solo que me dio mucha risa.

Vos Chachi qué onda que no te comunicás pues, asi te quería venir a encontrar: posteando! Vá que sí entrás a Internet? jaja.

La SR igual, pero no escriben vá mala ondas? Ya no saludan a los buenos amigos, ah... es que ahora tienen otros amigos... jajaja (son celos o son reclamos?... cacho de celos digo yo, porque reclamos de qué cuenta vá? jaja).

Bueno, aqui me eché la carcajada en serio.

Bueno muchá, yo la verdá no leí el post vos, porque está muy grandote, pero vi que algo de muelas en la comida y me acordé que antier no desayuné porque tenía que bretear tempranito, y ya a las once y media iba pa' fuera pero estaba cerrado Delicatessen Los Gauchitos, entonces me fui al otro lado al comedor de siempre, es que yo quería un panito con huevo estrellado pero tuve que almorzar hilachas, y pedí asi de "extra" haciendole ojitos a la patoja, un mi poquito de caldo de pata (pa' garrar fuerza) y yo feliz con mi traste de caldo... y le eché limonsito pa' condimentar, y su pokitín de chilito, lo probé, lo moví y en una de esas que flota una cuca, jajaja. Puta! yo asi como que qué asco, pero igual, son proteina vá?...

Era una cucaracha asi como de pisto porque era canche jajaja. Asi fina la cuki. Se miraba tierna y algo apetitosa.

Bueno, ahi leo tu post otro día vos, está bien chilero tu blogote. Qué blogotón te andás echando.

Va, un gran abrazo pues muchachas (gracias dice el Farfan jaja).

Son bromas muchá, orale, besos... a la Chachi y a SR.

Bye.

 
At viernes, 21 abril, 2006, Anonymous SR said...

Que onda con los reclamos públicos vos tato? yo no escribo pensando en que estás tan ocupado breteando y digo, pobre aquel no tiene tiempo para andar leyendo tantas babosadas. Pero ahora si que te escribo un e-mail que hasta te va a dar hueva leer... (jaja, como venganza vá)

 
At martes, 25 abril, 2006, Blogger Tato said...

Nel, yo chingando jaja.

 
At martes, 25 abril, 2006, Anonymous Chachi said...

Vos Bretero, tan celoso que sos. Si para todos hay ene l corazon de la Chachi hombre. El pobre Alfa, ni cuenta se dio creo que le puse su fotia aqui en mi blogon, como decis vos...jajajajajaja. Saludeques pues.

 

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Home