BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

30 abril 2007

HUÉSPEDES DEL CORAZÓN: UN ANGEL LLAMA A LA PUERTA

Cuando era niña, a menudo llegaban a mi puerta algunas personas pidiendo unos centavos, comida o lo que uno quisiera o pudiera darles. Mi mami me enseñó también que, cuando fuera medio día o tarde ya, si un vendedor ambulante pasaba tocando la puerta ofreciendo sus productos, había que darles al menos un refresco. Me decía que son personas que se ganan la vida caminando, llevando sol y agua, y muchas veces no venden nada como para comprarse un plato de comida.
.
Mi abuelita decía que a veces Jesús se nos aparece en distintas formas, y que debemos ser siempre buenos y amables con las personas, especialmente con los menos afortunados.
.
Eso siempre trato de llevarlo en mi corazón y en mis hábitos.
.
Mi niñez fue un tanto solitaria. Tendría yo unos 10 años de edad, cuando empezó a frecuentarme una viejecita gordita de ojos muy dulces y que, ayudada por un bastón, caminaba a pasitos cortos y cansados. Su forma de vestir no era descuidada ni sucia y siempre usaba un pañuelito en la cabeza. Recuerdo que tocaba a mi puerta y me pedía, con gran amabilidad, que le regalara unos centavitos o algo de comer. Me estremecía el corazón el verla, pero su dulce mirar y su sonrisa me llenaban de sentimientos encontrados, que se conjugaban entre la compasión y la alegría.
.
Acostumbraba pasar por las tardes cuando yo ya había llegado del colegio, y la hacía entrar al jardín para platicar con ella. Quería quedármela, adoptarla, qué sé yo. Pero siempre me daba las gracias muy corteses y se iba. Mi corazón se quedaba triste, pero satisfecho de habernos concedido un momento para compartir. Yo, en mi niñez lozana e inocente, y ella, en su vejez dulce y paciente.
.
Cuando no pasaba, me sentía acongojada y siempre me preguntaba ¿dónde viviría, de dónde vendría, quién sería su familia?. Alguna vez se lo pregunté, pero nunca me dio una respuesta clara. Creo que tampoco yo quería saberlo realmente, porque no deseaba aceptar que alguien no pudiera acompañar a esa viejita y disfrutar de su amabilidad y su dulzura.
.
A veces también pasaba algún sábado, pero casualmente era yo quien siempre abría la puerta cuando tocaba. Creo que la presentía.
.
Un mediodía, la señora llamó a la puerta y mi madre la vio por la ventana. Con una gran sonrisa me dijo: - Vé a abrir, es tu viejita.
.
Sí, era mía. Y esa mirada hermosa y esa sonrisa de ángel eran sólo para mi.
.
Mi madre se paró a vernos por la ventana un par de veces y me pareció un poco raro que no interviniera en nuestra conversación. Simplemente observaba cómo entraba y salía yo de la casa en busca de comida para compartir con la ancianita.
.
Llegué a esperar sus visitas con gran ilusión. La invitaba a pasar a la sala de mi casa, que era muy sencilla también, pero siempre decía que no, que prefería sentarse entre las florecitas de nuestro pequeño jardín.
.
Se llegó el día que jamás imaginé: Ese día en que ella no llegó nunca más. De seguro falleció. Me puse muy triste y mi madre me consoló. Nunca más pude escuchar su vocecita pausada y carrasposita, ni ver sus ojos llenos de ternura.
.
Pero lo raro fue que yo pregunté a todos mis vecinos si alguna vez la habían visto, o había tocado a su puerta, y me dijeron que NO. Sólamente mi madre la vio conmigo.
.
¿Quién era? No sé. Y aún se me estremece el corazón al recordarla. Llevo grabada su mirada dulce, su sonrisa, su voz y hasta su suave aroma de ancianita, que llenaban mis tardes solitarias. Si acaso alguien la conoció, dígame quién era.
.
A veces pienso que la adorable visitante, pudo haber sido una proyección de mí misma o, tal vez... en la otra vida, tenga un ángel más que está pidiendo siempre por mí. !Dios lo quiera!


Este post nació hace tiempo, pero hasta ahora lo escribí completo. Lo comenté una vez en el blog de Goathemala: La Tierra de los Arboles y nuestro amigo me aconsejó convertirlo en una postal. Gracias Goathemala, te lo dedico.
Hoy les traigo este relato, que se adjuntará a otros anteriores y serán parte de una publicación que titulé HUESPEDES DEL CORAZÓN, y que ustedes estarán viendo en primicia, pues los nuevos, aparecerán frecuentemente con este mismo estilo y claro, como siempre, serán temas reales y/o de mi propia experiencia.
.

Etiquetas:

20 Comments:

At domingo, 29 abril, 2007, Blogger Alejandra Rodas Gallardo said...

Que linda experiencia Chachi! Me enterneciste el corazón. Sabes? A mi también me dá tanta ternura ver a los ancianitos. Cuando los veo por las calles tan solitarios, pienso muchas veces qué pasó en el camino para que terminaran de esa manera. También recordaste parte de mi infancia, mi mamá me enseñó a hacer lo mismo, a tener compasión de la gente que pasaba y pedía un vaso con agua. Ella dice: "El agua y la sal, nunca se niegan".

Y por supuesto, Jesucristo se presenta de múltiples maneras. Que bueno que tienes un lindo recuerdo. Seguro que en el corazoncito de ésta ancianita quedaste tú grabada para toda la eternidad.

Un fuerte abrazo desde Guatemala!!

Ale

 
At domingo, 29 abril, 2007, Anonymous Tato said...

Buenas.

Hola Alejandra Rodas, qué bonita es usted. Se mira muy bien su foto.

Bueno, Chachi, yo creo que sí era algo como lo que te decía tu mamá. Creo que era alguien como Jesús... No sé, pero creo que eso pasa mucho más de lo que uno cree, y que se parece al cuento de "Marcelino Pan y Vino". La vida es dura, y el corazón a algunos se nos endurece con el tiempo pero, situaciones como estás le recuerdan a uno que aun se puede conmover.

Pero bueno, tampoco vamos a llorar va?... Bonita historia Chachi, y seguro aquí habrán algunas más.

Saben... hablando de eso de que un vasito de agua no se le niega a nadie?... Había una patoja en la U a la que le decían "la vasito de agua" jajaja.

Ya, este zangano se va. Chau.

 
At domingo, 29 abril, 2007, Blogger Renee said...

Pues yo estoy totalmente de acurdo. Yo constantemente escucho a la gente decir "no hay que darle dinero a esa gente, porque no hacen nada bueno con el, o cosas asi.." pero a mi me entrsitece porque: 1. nosotros no somos su juces ni nadie nos otorgo el rol de Dios, entonces cada quien que haga lo que sea pero que quede en nosotros que le extendimos la mano a un necesitado.
Saludos.

 
At lunes, 30 abril, 2007, Blogger Pirata Cojo said...

¡Ay! vos Chachi, por la casa pasaba un viejecito todos los sábados, siempre le dábamos un su billete de Q.20 y comida, pero tan educado era, que cuando le ofrecíamos a veces nos decía que no muchas gracias, que ya le habían dado cafecito en otro lado, desde que se cerró la colonia, ya sólo llegó una vez.
No sé si murió o si ya no lo dejan entrar, en fin, como dice Renee, hay que dar sin estar calificando para qué van a usar el dinero, sobre todo a los viejitos, a quienes la sociedad los desecha muy rápidamente.

 
At lunes, 30 abril, 2007, Blogger CHC said...

Vos Pitateshon, pero habria que decirle al de la puerta que lo deje entrar, que vos le das permiso, hombre....

El TATO, como siempre cayendole a las patojas.

Ale: Si no tienes compromiso (Señorita Laura), hacele caso al Tato, es buen patojo, un poco distraido, pero buen patojo vos....jajajaja. Es broma.

Renee: He estado leyendo tu pagina y me parece muy interesante. Te felicito y gracias por estar aca.

 
At martes, 01 mayo, 2007, Anonymous Chala said...

Tengo un amigo que le pasó algo parecido con una persona, solamente él lo vió y nadie más.

Y. . . como en la Biblia no dice que los ángeles tengan alas yo me atrevo a pensar que te visitó uno.

Saludos Chachi.

Ese tato no pierde el tiempo, cusco, cusco , cusco.

 
At martes, 01 mayo, 2007, Anonymous tato said...

Yo no soy distraido vos!

Lo que pasa es que tenia muchas cosas en la cabeza, el "changarro" estaba creciendo, yo me habia metido a "camisa de once varas" por estar ofreciendo cosas a la ex, los compromisos economicos de siempre... mas la sugestion por tanta violencia... Todo eso tenia en la mente aquella tarde vos.

Pero gracias por fijarte y aconsejarme y por esos buenos libros de habitos y negocios que me mandaste.

Saludekes.

PD
Mucho gusto Ale, ya que nos han presentado mas formalmente. Vi sus dibujos y son muy inspiradores.

 
At martes, 01 mayo, 2007, Blogger Alecksya said...

Ay que bonito, a mi tambien mi viejo me enseño que habia que darles aunque sea un vaso de agua a los señores que pasan vendiendo cosas, me enseño a ponerme en su lugar e imaginarme que sentiria yo si tuviera que caminar por muchas horas bajo el sol, con un monton de mesas o escobas a la espalda y que nadie me de siquiera un vaso de agua.

 
At martes, 01 mayo, 2007, Blogger SCD said...

Este post es para leerlo con un pañuelo para secarse las lagrimas y limpiarse los mocos... snifff

Me encanta su forma de escribir, es capaz de hacernos reir un día y al siguiente hacernos llorar.

Hermosa historia la verdad, gracias por compartirla.

Saludos!!!

 
At martes, 01 mayo, 2007, Blogger Andy said...

Chachi: Yo recuerdo que a mi casa pasaba un señor vendiendo frijol, arroz y maiz. Cunado las cosas andaban un poco duras, le dejaba todo fiado a mi abuela y ella se lo pagaba en cuanto se podía. No recuerdo el nombre del señor. Recuerdo un día que yo tuve feriado del colegio y estaba en la casa. El señor llegó corriendo todo sudado y sin su mercadería. Mi abuela lo pasó a la cocina y el don le dijo que disculpara que le cobrara pero que necesitaba plata para ir a su pueblo, porque parecçia que el ejército se había llevado a su hijo al cuartel y era menor. Mi abuela le consiguió la plata y el señor se fue muy agradecido. Nunca mas volvimos a saber de él. Recuerdo que mi abuela se entristecía cuando se recordaba y le encendió una su veladora.

Y la otra historia, siempre se mantuvo por la colonia un cuate que le decían Chichí, nunca supe su nombre. Bolito de la calle y busca pleitos muchas veces, pero por temporadas se reformaba y andaba chambeando de lo que pudiera, pintando casas, de jardinero, de lo que fuera que la gente del sector lo pusiera. Muchas veces pasó por la casa por algo de comido o por agua. Pero si recuerdo que mis abuelos no le daban si llegaba peleando o mal educado, que a veces se ponía así. En fín, que era una figura constante en la zona. Ya estando lejos de Guatemala, hace como dos años me contaron que había muerto. A mi me entristeció bastante pues de una u otra forma era un conocido.

Vamos a que es impresionante como muchas personas anónimas te dejan recuerdos o impresiones que aunque pasen muchos años siguen allí.

Saludos,

 
At miércoles, 02 mayo, 2007, Blogger Goathemala said...

Gracias por la dedicatoria amiga. Es una historia preciosa que invita a la reflexión y al deleite.

Me ha gustado tanto que voy a paladearla de nuevo.

Muchas gracias y saludos.

 
At miércoles, 02 mayo, 2007, Anonymous SR said...

cuando no el tato casaqueando....
linda historia chachi, triste como tantas cosas de guatemala, mejor ni me acuerdo vos. que estés bien

 
At miércoles, 02 mayo, 2007, Anonymous Comentarista said...

Cuando recuerdo los tiempos de mi niñez, siempre llevan el matiz de las enseñanzas de mi madre, de mi abuela y de mi abuelo, de sus consejos y sobre todo de sus actos de vida que me marcaron por siempre...

Buen recuerdo Chachi, sobre todo porque nos hace recordar que en Guatemala somos buenos y nobles... de que los chapines ayudamos por ayudar, por hacerle un poco menos amargo el momento a otro y por brindar un instante de alegría.

Y eso me hace rabiar... porque hay gente tan buena en nuestro país... a veces demasiado buena y no tan jodida como para armar un buen revuelo y arreglar la cosa de una vez por todas...

Somos un pueblo muy bueno, rodeado de cierta gente pura m...

Saludos.

P.D. Bueno verte de nuevo por aquí y por allá sr, ya nos habías preocupado...

 
At jueves, 03 mayo, 2007, Anonymous tato said...

Muchá, el comentarista dijo "mierda..."

;)

Saludos mara.

 
At jueves, 03 mayo, 2007, Anonymous SR said...

el Comentarista es muy educado vos tato, no lo dijo, sólo aludió a la palabra... Gracias por tus saludos Comentarista, sólo me había alejado un poco de los blogs, no sé, talvez sólo necesitaba un poco de "recreo" :-)

 
At jueves, 03 mayo, 2007, Blogger CHC said...

Goathemala: me animas con tus palabras, es un honor.

Mi querida SR, Tatibirix y Comentarista, mis viejos amigos, no saben el gusto que me da verlos juntos e interactuando en este su blog. Bienvenidos siempre!!!

 
At jueves, 03 mayo, 2007, Anonymous nicorleone said...

Antes de que tu preguntaras... estaba pensando que era tu propio angel.
Esta historia mas me da envidia de leer tus siempre amenos posts. Linda historia Chachi

 
At viernes, 04 mayo, 2007, Blogger Pirata Cojo said...

Hola Renee,le dejo esta canción de Rubén Blades, se llama Creencia, si la quier escuchar me avisa y se la mando.

Un abrazo

En algo hay que creer. Por algo hay que vivir,
pues sin razón de ser no hay caso.
Cuando se tiene fe, desde su cúspide, se ve más allá
del fracaso. Arena movediza, el sentimiento;
un unicornio salpicado en sangre.
Aprendo y desaprendo al sufrimiento, y caigo pero vuelvo
a levantarme. Entre la realidad y la fantasía,
construyo un sobrenatural reinado, y arguyo ahí mis
errores cada día, y espero ser, por eso, perdonado.

En cada población, en toda religión,
el vicio y la virtud combaten.
De tiempo inmemorial se enfrenta el Bien al Mal,
sin que se resuelva el debate.

El camino lo hace la fe.
No se puede vivir sin fe.
Alabao sea el amor, Hossana!

 
At sábado, 05 mayo, 2007, Blogger CHC said...

Vos Pirata, mandamela a mi, yo tambien la quiero escuchar... ya celosa verdad...Nooo es porque esta preciosa la letra!!!

 
At jueves, 17 mayo, 2007, Blogger Goathemala said...

Y cada vez que leo me pone los pelos de punta...

Luego regreso por la entrada que dejé, saludos.

 

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Home