BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

14 octubre 2007

CUANDO UN AMIGO SE VA...

La canción del compositor argentino Alberto Cortez, nunca había resonado más en mi mente, como en en estos momentos tristes que tanto yo, como muchos compañeros periodistas a lo largo de toda Latinoamérica, estamos experimentando. Se nos ha ido un verdadero amigo, una estrella, un ser humano maravilloso, el gran Marcelo Urquidi.
.
Han sido tantos años compartiendo en la misma profesión, claramente él con muchísima más experiencia y con infinidad para aprenderle. Poseedor de una personalidad enigmática con cara de enojón y aficionado de la perfección, su mayor batalla fue siempre encontrar la verdad y exponerla con gran creatividad. Como sólamente él podía hacerlo.
.
Sin embargo, tenía un corazón hermoso que se conmovía ante las injusticias las cuales denunciaba con determinación, como todo un paladín. Si Marcelo Urquidi lo aseguraba ante las cámaras, era porque ya lo había investigado él mismo, o hacía a los productores de campo, llegar hasta la médula de la noticia. Nunca aceptó hacer un reportaje que considerara dudoso o falto de investigación.
.
Agradezco a Dios (ahora) que la primera asignación con un equipo internacional de televisión me la hayan dado, estando como reportero Marcelo Urquidi, hace ya casi 15 años. La primera historia se llamaba "El Rostro de Jesús" (En Bola de Oro, Chimaltenango, Guatemala) y aunque en esos momentos estaba tan emocionada, no niego que me temblaban las piernas y se me hacía un nudo en el estómago, cuando me hablaba con esa voz fuerte e inquisitiva que sabía poner el dedo en la mera llaga de mis errores. Asunto que años después, le agradecí profundamente porque me enseñó a hacer mi trabajo lo mejor posible.
.
Muchas veces creí que yo le caía mal, porque me daba la sensación de que siempre me miraba con ojos de "esta pobre ilusa". Pero me desengañé hasta una vez que estando en Guatemala, en una entrevista de radio que le hicieron, cual fue mi sorpresa que aún cuando no le preguntaron de mi persona, aprovechó un momento para hablar de mí y me puso por los cielos. !Nunca pensé que iba a escuchar esas palabras de boca de Marcelo Urquidi! Me hizo sentir tan satisfecha de mi trabajo. Pero así era él, no se le escapaba detalle alguno y siempre tenía algo bueno qué decir de todas y todos los compañeros en latinoamérica, por muy sencilla que fuera la labor que realizáramos.
.
Nacido en Bolivia, pero ciudadano de todas partes, recorrió casi todo el mundo, en busca de historias. Poseía un estilo muy especial para escribir, describir y narrar con el uso de la voz más idóneo que yo he escuchado en toda mi carrera. Siempre encontraba la palabra correcta para cualquier situación o para decirle a alguien sus verdades en la cara, aunque por eso, muchas veces cayera mal...cosa que le importaba "un triste rábano".
.
Aún cuando nunca reía de más y su rostro era una mezcla de suegro cascarrabias y abuelo bonachón, siempre le ganaba su alma llena de cariño y respeto hacia la humanidad. Tenía un sentido del humor único que nos hacía soltar la carcajada, aún en medio de las situaciones más difíciles. Defensor de los niños, los ancianos, los enfermos, los afligidos, los desvalidos, los marginados, las minorías y de las mujeres maltratadas; nunca se iba de un lugar, sin haber hecho algo bueno por las personas que protagonizaran sus historias.
.
Aprendí de él, entre muchas otras cosas, a que si el reportaje no se iba a hacer buscando una solución, mejor no realizarlo.
.
Tenía cierta magia en su manera de hacer y escribir una simple nota. Su habilidad para convertir un detalle en todo un cortometraje digno de verse y aplaudirse y hacer grande al más sencillo de los seres, me hacía pensar que en el mundo, todos tenemos algo bueno que contar y valioso que aportar para el resto de la humanidad.
.
Marcelo Urquidi, un hombre que despertó y seguirá despertando polémica por su sentido impetuoso y, al mismo tiempo humano de ver la vida, su trabajo y a sus amigos. Pero, su más grande amor, por encima del periodismo, siempre fue su familia, a quienes siempre escuché hablarles con gran ternura.
.
Por todo el tiempo que compartimos trabajando juntos en Guatemala, Miami, alguna vez en México y, entre gustos, disgustos, reacciones y discusiones, pero siempre con un respeto enorme y gran cariño, logramos entablar una amistad muy hermosa y sincera. Recuerdo que hace muchos años, le dije que quería que me enseñara a escribir como él. Me respondió: "Yo no sirvo para ser maestro pero observa, practica, pero sobre todo, trabaja, trabaja y trabaja". Esa fue su mayor enseñanza y aunque considero no haber aprendido su estilo personal, me enseñó algo mejor, a tener el mío, sencillo, pero propio.
..
Se hacía llamar a sí mismo, "El Viejo" y así firmaba sus e mails, que tan lleno de cariño y a veces con regaños, nos enviaba a todos. Personalmente, entrablé con él una relación tipo padre e hija, que en sus últimos meses de vida, fue tan reconfortante para ambos, platicar de tarde por teléfono. Tuvimos tiempo para reírnos de los viejos tiempos, de los errores, de los disgustos, de las idioteces y de recordar los excelentes momentos que compartimos subiendo montañas, atravesando ríos, recorriendo caminos, pasando sol, aguantando frío y hasta enojos en busca de la noticia; discutiéndonos con funcionarios y políticos, pero siempre trabajando en busca de la verdad y muchas veces, de la justicia, con gran respeto a todos los seres humanos.
.
Tuvimos tiempo para hablar de música, de libros, de comidas y pensar en el futuro. Tiempo valioso para expresarnos nuestro cariño y hasta de pedirnos perdón por los confusos momentos. Yo le agradezco tanto su apoyo ante la enfermedad de mi madre y mis tristezas al dejar mi tierra y mudarme a New York. "Cuidado te me deprimes, mi niña", me decía.
.
El cáncer, el terrible cáncer lo hizo su víctima, sin embargo Marcelo se convirtió en un verdadero gladiador peleando en la arena de la adversidad. Siempre lo escuché decir, "voy a salir de esto" y su amor por la vida era increíblemente alentador. Lamentablemente, su destino era dejarnos, pero nos heredó el mejor regalo: su amistad y el ejemplo de su trabajo siempre tan bien logrado.
.
Que descanse en paz, mi querido amigo, admirado maestro y gran periodista Marcelo "El Viejo" Urquidi, una estrella que seguirá brillando aún más en el firmamento, iluminándonos con el recuerdo de su sabiduría y su inigualable personalidad. Sea este mi sencillo, pero sincero homenaje a su memoria.
.
Tantas cosas que yo quisiera hablar de Marcelo Urquidi, pero tengo triste el corazón y sólamente quisiera decirle:
.
Marcelo, guardaré siempre en mi memoria todas sus enseñanzas y llevaré en mi corazón las últimas palabras que escuché de sus labios, que con esa voz fuerte y dulce me dijo: "Mi hijita, te quiero mucho".

Yo también lo quiero muchísimo. El cielo reclamó su estrella. Buen viaje mi Marcelo, ahora estará mejor, donde no hay dolor y reina la justicia, al lado de el verdadero "Rostro de Jesús".

!No sabe cuánto lo voy a extrañar! La televisión hispanoamericana no será la misma sin usted. Nos vemos, maestro.





Marcelo, me concedió el honor de ser asiduo lector de este humilde Blog..
________________________________


Foto 1, "Some of them": Marcelo Urquidi
Foto 2: Al Rojo Vivo, Telemundo-NBC.

Si quieren ver el video que le ofrecieron como homenaje ir a:http://tv.telemundo.yahoo.com/alrojovivo/index.html y hacer click en Marcelo Urquidi y sus Batallas.

.

Y aquí el video de Alberto Cortez.
.

Etiquetas: , ,

14 Comments:

At lunes, 15 octubre, 2007, Blogger Lizeth said...

Chachi: las palabras humanas, en estos momentos es dificil que puedan consolar el corazòn, por eso quiero copiarte dos pasajes de La Biblia, que son promesas de Dios y por ser su Palabra sabemos que son reales:
"Nosotros somos como una casa terrenal, como una tienda de campaña no permanente; pero sabemos que si esta tienda se destruye, Dios nos tiene preparada en el cielo una casa eterna que no ha sido hecha por manos humanas. 2 De modo que suspiramos mientras vivimos en esta casa actual, pues quisiéramos mudarnos ya a nuestra casa celestial" 2Corintios5:1-2

"Hermanos, no queremos que ignoréis lo que ocurre con los muertos. De este modo no os entristeceréis como los que no tienen esperanza. 14 Así como creemos que Jesús murió y resucitó, así también creemos que Dios resucitará juntamente con Jesús a los que murieron creyendo en él." lTesalonisenses4:13-14

El Señor te bendiga Chachi y llene de consuelo y paz tu corazòn y el de la familia y amigos de tan apreciado y respetable periodista.

 
At lunes, 15 octubre, 2007, Blogger Mónica Lima Quinto said...

Ciertamente cuando alguien a quien hemos querido se nos adelanta en el viaje inevitable para todos nosotros, nos deja un vacío, sin embargo, lo interesante es la riqueza que hemos compartido, de conocimientos, de sentimientos y de amistad.
Estoy segura que él influyó en tu vida, así como tu y nosotros hemos influido en la vida de otros.
Abrazos solidarios, yo también he perdido a algunas personas muy queridas y cercanas.

 
At lunes, 15 octubre, 2007, Blogger Pirata Cojo said...

Hay personas que nos marcan en la vida, con sus enseñanzas y ejemplo, toda mi solidaridad para vos Chachi, no te me achicopalés.

 
At lunes, 15 octubre, 2007, Anonymous Tato said...

Entiendo que te haya afectado mucho Chachi, por la relación tan estrecha que tenian, y bueno, todo lo que nos has descrito.

Y qué pena vos, que él de repente se haya topado con algúna sandez mía, o con mis horrores de sintaxis y todo. No es que yo viva en la luna pero sí pasa que le doy poca importancia al protocolo, porque tengo una carga muy grande y un ritmo mero extraño de vivir.

Pero bueno, QEPD "el viejo" y la verdad, creo que no hay mejor forma para llamarle.

Animo Chachi y vos seguí hablando con él pero por cuernofono, que seguro te va a contestar, pero con lluvia, con sol, con nubes.

Chau.

 
At lunes, 15 octubre, 2007, Blogger La Filistea said...

Woww ese Tato termina de decir algo raro en él, pero me alegra que haya venido de sus sabio teclado.

Chachi, me dejaste con la boca abierta, yo no sabía que este señor se había muerto, :( :( En los pocos reportajes que lo ví me dió la impresión que era Chapín. Woww!! estoy en shock.

Y esa canción que pusiste al final ¡Ouch!.
Disculpá no se que decirte , ¡¡Ánimo mucho Ánimo!!.

Abrazos fuertes.

 
At lunes, 15 octubre, 2007, Blogger SCD said...

Que puedo decir que no le hayan dicho ya... tan solo que seguro que se fue en paz sabiendo que dejó huella, que su legado seguirá con su labor y que vivirá siempre en el recuerdo de los que le querian.
Animos, un abrazo.
Saludos.

 
At martes, 16 octubre, 2007, Blogger CHC said...

Lizeth, Monica, Pirata, Tato, Fili y Scd: Le agradezco muchisimo su palabras de animo, las cuales hago extensivas a la familia de Marcelo y todos los que compartimos su amistad.

Yo se que para muchos de mis lectores, el nombre de este gran periodista no les parezca familiar y es que es muy comun fijarse en el contenido de la hisotoria o reportaje, pero no el que la narra. Ese es uno de los cometidos de todo buen comunicador, que llegue el mensaje y no ser el centro del mismo.

Sin embargo, para los mas observadores, puede ser muy familiar este gordo bonachon y a veces malhumorado, que nos dejo un gran vacio en el mundo del periodismo televisivo hispano.

Un fuerte abrazo y muchas gracias de nuevo. Dios los bendiga.

 
At martes, 16 octubre, 2007, Blogger CHC said...

Y vos Tato, que lindo eso se escribiste al final, gracias oiste.

 
At miércoles, 17 octubre, 2007, Blogger Roberto Lone said...

Siempre he sido muy observador y admirador de el periodismo profesional. Me uno a tu sentimiento de la perdida de este caballero, a quién veía seguido a través de la cadena Telemundo en "Al Rojo Vivo".

Se pierde un valuarte en el medio periodístico-televisivo, y se gana un alma buena en el cielo.

Dios le reciba pronto. QEPD

 
At miércoles, 17 octubre, 2007, Blogger EL ENMASCARADO said...

Me recuerdo haberlo visto reportando para la television en español. Un gran trabajador y ojala que en la proxima reencarnacion le toque hacer lo que realmente le gusto hacer en esta vida y sin duda es el trabajo periodistico. Condolencias a sus deudos y solidaridad a su gente.
la esperanza sigue viva.
adelante mi cuata.

 
At jueves, 18 octubre, 2007, Blogger Goathemala said...

Lamento la perdida no por desconocida menos dolorosa porque veo que todos mis amigos de arriba sí que sabían bien quien era. Descanse en paz. Un bonito tributo CHC.

--
Saludos.

 
At jueves, 18 octubre, 2007, Blogger TEA CUP CLUB said...

Chachi, me han conmovido tus palabras hacia Marcelo Urquidi y me he quedado asombrada pues no sabia que el habia fallecido. Casi no miro los canales en español, te lo digo con pena y por la razon que todo es mexico, mexico y mexico, con el perdon de los mexicanos que me lean, adoro a los mexicanos y su pais, pero me ponenen como la gran....diabla que Univision y Televisa (creo que es la otra cadena) no se enfocan en otros paises.

Besos Chachi y pasa a tomar tecito con nosotros cuando podas al blog.

Veronica

 
At jueves, 08 noviembre, 2007, Blogger Leon said...

Yo no lo conocí, sólo lo ve´sdia de vez en cuando en Al Rojo Vivo (progra que veo con tal de ver a María Celeste). Perder un amigo siempre duele, cuesta sobreponerse, pero recordá que tarde o temprano todos vamos para allá, lo que cuenta es lo que dejamos aquí, en los demás, y como se ve, él dejó mucho.

 
At sábado, 10 noviembre, 2007, Blogger Herbert said...

Esto si me tomó por sorpresa, me recuerdo de él cuando salía en Ocurrió Así y de su serie documental de la Havana que hizo para ese programa, tremendo periodista. QEPD.

 

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Home