BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

04 abril 2008

YO CREO QUE ME MORÍ...¿O NO?

Esto es algo que yo he mencionado poco en mi vida. Hasta hace un tiempo, pensé que a lo mejor había sido un sueño extraño pero, luego de compartirlo con algunas personas quienes consideré que realmente iban a ponerme atención (aclaro, no estoy hablando del psiquiatra), y no me iban a hacer cara de "¿y a esta chifleta, qué le pasará?, pensé en contarlo abiertamente.

Ustedes juzgarán y tendrán su propias ideas sobre el tema, pero lo que les voy a contar, realmente fue algo extraordinario.

Recuerdo aquellas películas que miraba cuando niña y que daban en el canal 11 de Guatemala, que se llamaban "Vida después de la vida", basadas creo en el libro "Life After Life" de Raymond A. Moody, y trataba de personas que habían muerto por unos minutos y pudieron volver del más allá, para contar lo que lograron ver.
.
Al mirar esas cosas en la tele, uno no sabe si creer o no. Aunque siempre hay alguien que dice "yo lo viví". Claro, sin poder apartar las creencias cristianas y de la inmortalidad del ser, que a muchos nos enseñan desde niños.

Sin embargo, nunca había tenido una experiencia tal, donde no se sabe si es real, o simplemente porque fue algo completamente nuevo y difícil de explicar, se da por pensar en que no pasó. Difícil deducción.

Hace unos cuatro años, estuve muy enferma con una piedra en el riñón (Saludos Andy, de El Ruletero ). Me puse muy malita, porque se me presentó una complicación. Gracias a Dios, ya pasó, pero en uno de esos días que me sentía muy débil, estaba acostada y era de mañana. No sé cómo, empecé a sentir que no estaba dormida y lo que me pasaba no era un sueño.

Sentí una especie de desprendimiento y los dolores que tenía, desparecieron de un momento a otro. Empecé a sentir mucha paz y tranquilidad, algo completamente sublime y nunca antes experimentado. De repente, vi una luz muy brillante, fuerte e inmensa que me atraía hacia ella. Un resplandor. Era una luz como la del sol, pero con la diferencia que no quemaba, ni molestaba. Simplemente preciosa.

Cada vez me acerqué más hasta esa luz que me cubrió por completo. LLegué a algo que no sé si era un lugar, o una sensación, o un estado del ser. No sé explicar lo que era. Pero sabía que no era nada físico. Estaba segura que había entrado a otra dimensión de la existencia.
.
Me sentía tan bien en ese estado o lugar, que asumí por completo que estaba cerca de lo divino. No quería regresar, ni por un momento. Eso era para quedarse por siempre. Fue la mayor sensación de plenitud y paz que he tenido en mi vida (¿¿Vida??).

Allí no me acordé de nadie, ni de mi familia, amigos, trabajo, nada. Era sólo yo y esa divina energía, la cual nunca vi, pero percibí. Mi ser asumió estar cerca de Dios y creo que sentí su presencia, porque lo único que me dio por decir o pensar fue lo siguiente: "Padre...Padre...sáname por favor".

En ese instante, retrocedí en un segundo todo ese camino recorrido. Salí de la luz y abrí los ojos. El dolor regresó y el Negrito, quien permaneció siempre a mi lado en esos difíciles momentos, me miraba con sus ojos dulces. Me sonrió y sólo me preguntó cómo me sentía. Dice que no vio en mí ningún cambio, que pensó que estaba dormida.
.
No le conté de inmediato mi experiencia, pero el gozo y la plenitud que había vivido en aquél estado o lugar, aún permanecía en mí. Y siguió por muchos días. Todavía, cuando necesito un momento de tranquilidad, me remonto a ese recuerdo y me hace muy bien.

Algunas personas me han dicho, que eso le ha pasado a muchos que han muerto por segundos y logran regresar. Pero para mí, que ese "más allá", no es tan allá, está muy cerca de nosotros, tal vez dentro de nuestro ser. Tal vez, aquí mismo, en este mundo, en esta vida, pero en otra dimensión.

Fue algo tan hermoso que les juro, me cuesta mucho explicarlo en este post. Pero créanme, que a todos y todas les deseo que algún día puedan experimentar algo similar.

He visto tanto en mi carrera como periodista, que una cosa segura de mi personalidad es que no creo en lo que no puedo comprobar, pero ¿que sería eso?. ¿Será que me morí?...¿O será que fue simplemente una sensación derivada de la debilidad? ¿A alguien de ustedes le ha pasado algo así?

Lo que sí creo es que en esos segundos, viví realmente. Que esa paz espiritual debería de ser parte de nuestra vida física.


Etiquetas: , ,

24 Comments:

At sábado, 05 abril, 2008, Blogger The Black Wizard said...

CARAY QUE EXPERIENCIA TAN BIZARRA ESA... A MI SI NUNCA ME HA PASADO, PERO SI HE ESCUCHADO DE GENTE QUE MENCIONA QUE INCLUSO SIENTE QUE PASA EN ESE ESTADO MUCHO TIEMPO Y LUEGO VUELVEN, TALVEZ TENGAS RAZON EN QUE ESE ES EL ESTADO QUE SE TIENE CUANDO UNO MUERE... POS QUE EXPERIENCIA TAN EXTRAÑA PERO QUE BUENO QUE VOLVISTE!

 
At sábado, 05 abril, 2008, Blogger Lizeth said...

Tres personas que conozco, pasaron experiencias como la tuya en diversas circunsatancias. Y uno que narra su experiencia en la Biblia:
" Conozco a un hombre que cree en Cristo y que hace catorce años fue llevado al tercer cielo. No sé si fue en cuerpo o en espíritu; eso Dios lo sabe. 3 Pero sé que ese hombre (si en cuerpo o en espíritu no lo sé, solo Dios lo sabe) 4 fue llevado al paraíso y oyó palabras tan secretas que a nadie se le permite pronunciar."2Corintios:2-4
Dios te bendiga Chachi.

 
At sábado, 05 abril, 2008, Blogger FENG S LIONG KING... said...

En la tierra hay energías súbitamente extrañas y remontadas en diferentes dimensiones extra decimales.
1 - Los niños absorben toda la información que en su momento es dada (todos sabemos eso)
2 – cuando se siente un desprendimiento fuera de lo común, es posible que sea el espíritu el que quiera hacer un viaje a esa dimensión deliciosa pero extraña de explicar. Y en la mayoría… imposible de creer y comprender.
(Lo que es de carne se entrega en la carne. Pero lo que es del espíritu vuelve a lo suyo.)
Esas frases famosas dichas en infinidad de canciones:
– En la otra vida esperaré para amarte. – son totalmente absurdas y sin ningún valor en lo espiritual, porque el espíritu tiene necesidad de ser amado por su único creador. Y usted Licda., lo dice en estas líneas: Allí no me acordé de nadie, ni de mi familia, amigos, trabajo, nada. Era sólo yo y esa divina energía, la cual nunca vi, pero percibí.
En las últimas palabras de este párrafo hay lo que está escrito en la biblia:
- Dios es espíritu, pero es verdad. – es decir… que no podemos verlo, pero sí sentir su presencia, y cuando se siente la presencia de Dios… se percibe – supongo yo – una especie de paz y una manera esplendente de respirar esa tranquilidad que nos hace sentir el espíritu cuando está cerca de lo que es.
- Cuando se entra en aquello… que ni la palabra éxtasis puede llegar a definir lo extraño que es dicho suceso, se puede tardar mucho tiempo en llegar… pero poco tiempo en retroceder. En ese instante, retrocedí en un segundo todo ese camino recorrido.
“A mi en lo personal… me gusta mucho todo eso. Es genial Lic. Y sabe por qué: Una vez un señor me dijo que los nacidos en febrero son bien raros. Pero más que raros, extraños. – Estoy seguro que no solo los de Febrero – pero pues a pesar de que se piense en lo que se piense, nunca, ningún ser humano podrá comprender jamás la personalidad y naturaleza de Dios”.

“Yo sí le creo… pues a mí me ocurrió algo también, pero eso prefiero guardármelo, y tal ves algún día se lo cuente a mis nietos”. Solo con decir que por ahí por el mes de mayo, mas o menos como a mediados de del mes, tuve un sueño y en él se me apareció mi hermanito Mayco (Dios lo tiene con él) salió de unas puertas enormes que se abrieron y de donde también se guardaba un sol enorme que alumbraba todo aquel lugar. Recuerdo que en el sueño, mi hermanito me dijo: - tenga cuidado. – y se fue. Era un día miércoles – recuerdo. – pues desperté llorando. Ese día aún vi a patricia – usted sabe de quién estoy hablando – fue un día lluvioso y nos vimos allí frente a Tikal Futura Hotel. Aquella tarde fue desastrosa para mi corazón (espero comprensión por algún acto irracional que yo halla cometido en México) el día Jueves, había entrado en una melancolía rara. -- Mi mamá es testigo de ello. Y fue ese día por la mañana que me ocurrió aquello tan extraño que jamás voy a olvidar. Algunos días después, la prensa nacional e internacional, me halló presa de una gran noticia que a demás de haber conseguido un objetivo, acarreó críticas para la inseguridad que el gobierno de Guatemala proponía en aquél entonces.

Saludos Licda. Y gracias por compartir su fantástica experiencia con nosotros sus lectores.
TODA MI COMPRENSIÓN PARA USTED.
Hasta la próxima.
REY DE LA SELVA

 
At sábado, 05 abril, 2008, Blogger Roberto Lone said...

Bueno Chachi, me gsuta la manera en que detallas ese momento único que vistes.

Sé de personas que incluyendome a mí, que tenemos desdoblamientos, que estamos dormidos y sentimos que nos vamos algún lugar -espiritualmenmte hablando-, que no conocemos, y de repente algo no nos deja ir, algo nos rescata. En tu caso fue un lugar divino con una luz y paz, un remanso, el remanso de Dios, y tu testiga de ello, que envidia pero de la buena.

Yo si creo lo que cuentas, y lo que vivistes es una manifestación de Dios a través del sueño, la enfermedad, fijate cómo pedistes dormida "Padre sáname", un gran deseo de estar bien. Esa dimensión no puede ser aclarada por nuestro intelecto nada más porque caemos en cosas vanas y muy terrenales. Lo espiritual se entiende con el espíritu, con los ojos cerrados, viendo hacia adentro y en la vida contemplativa de aquellas cosas que nos llegan por todos lados, en este caso en los sueños.

Excelente publicación!

 
At domingo, 06 abril, 2008, Blogger Dédalus said...

No dudo de que hayas tenido esa extraordinaria experiencia y sé que es bien difícil de explicar. Qué sucedió, nadie lo sabe. Pero lo que sí se puede constatar es que ahora... ¡estás bien viva!

Un beso, estupenda.

 
At lunes, 07 abril, 2008, Blogger Clara y Pepe (los Chuquis) said...

Yo tuve varias experiencias extraordinarias, de las lindas y también de las feas. Por eso creo profundamente en Dios y su hijo Jesús, pero también sé bien que el malvado, también existe. Y no hablo estas cosas porque me las contaron sino porque las viví y eso tiene mucho valor. Los seres humanos deberíamos buscar más a Dios, para no estar tan vulnerables y desamparados frente a tanta maldad suelta...

 
At martes, 08 abril, 2008, Blogger EDS said...

Mi esposa tuvo una experiencia similiar cuando la operaron unos días después del nacimiento de mi hija. Según dice, vió un jardín con flores preciosas que recuerda muy bien, pero que nunca antes había visto. Dice que se encontró con su padre que falleció hace más de 20 años, la acarició y se despidió de ella, la acompañó a la puerta del jardín y le señaló el camino para que regresara.

En fin, como dicen: "solo el que la sabe la reza"

Saludos y ¡bienvenida de regreso!(¡aunque sea muchos años después!)

 
At martes, 08 abril, 2008, Blogger Jocarl said...

ke experiencia cruzar esa linea!!
a mi no me a pasado pero estar alli y poder regresa :D

 
At martes, 08 abril, 2008, Blogger Andy said...

Hola Chachi, gracias por el saludo. En cuanto a eso, pues ya terminé mis exámenes y de momento no me quedan piedras dentro. Espero que eso siga así.

En cuanto a tu post, es algo muy interesante. Al igual que muchas personas he escruchado sobre estas experiencias, pero no conozco a nadie directamente que haya "vivido" una, hasta ahora que lo leo en tu blog.

Lamentablemente nuestro "desaprendizaje" conforme vamos creciendo nos vuelve escépticos y cínicos sobre manera y perdemos la capacidad muchas veces de creer y de aceptar experiecias como la que viviste y nos narrás.

Lo divino está allí, solo tenemos que re-aprender a verlo y sentirlo.

Abrazos Chachi y de nuevo gracias.

 
At martes, 08 abril, 2008, Blogger EL ENMASCARADO said...

COMO DIRIA UNA MI BUENA AMIGA EN SANTIAGO DE CUBA...

'NO FUMES ESA VAINA!

Yo no se maestra pero me cuesta creer!

pero seria chilero llegar a un estado de paz tan intensa que solo se sienta admiracion y bienestar.

Saludos vos y debes ir al museo Guggenheim, ese vato esta fuera del bote!

 
At miércoles, 09 abril, 2008, Blogger Carlos el baterillero said...

Buen día Chachi

Voy siguiendo sus escritos y como que le conozco ya de mucho tiempo...grande la magia de la Internet, que acerca a las personas, por mas lejos que geográficamente se encuentren.

Hay un cantante peruano Pedro Suarez Vertiz, quien tiene una canción: Me Elevé. La historia que relata, tiene muchas coincidencias con lo que Usted nos comparte...el silencio, la sensación de paz, la luz.

Saludos
Carlos el baterillero

 
At jueves, 10 abril, 2008, Blogger FENG S LIONG KING... said...

Pensándolo bién... ¡Yo creo que sí se murió, aunque un ratito! pero lo bueno esque regresó.

¡Se le aprecia por estos rumbos...!

REY DE LA SELVA

 
At jueves, 10 abril, 2008, Anonymous Anónimo said...

Solo sé bendecir este blog porque a travez de este espacio puedo saber de su autora. El valor, las circunstancias o el tiempo no son suficientes para atreverme a escribir o llamar, pero he sabido de muy buena fuente que esta maravillosa mujer no ha estado muy bien de salud en los últimos dias, habría que pedirle cuentas a ese famoso Negrito que Dios le ha encomendado la dicha de cuidar de este ángel, quien a pesar de tantos vaivenes que la vida le da sigue adelante con ese amor incondicional por las letras, la gente y la vida.

Te mando no sólo un abrazo ángel hermosa sino un deseo enorme de que pronto te sientas mejor de esas dolencias que te atormentan con todo y sus fantasmas. y no me importa si no sabes quien soy pues lo importante es que sepas que habemos muchos en este mundo y en el otro, que te queremos de corazón.

 
At jueves, 10 abril, 2008, Blogger CHC said...

Me han fascinado los comentarios que todos y todas han hecho a este relato de una experiencia extraña. Es verdadermante mágico ver comentarios fabulosos desde una espiritual Lizeth, un poético y alentador Dédalus, hasta uno no tan tocado por lo divino (según él) como mi querido Enmascarado, cuya inspiración maestra no puede venir mas que de algo celestial, sin necesidad de fumar vainas, cartuchos o dobladas.

Ante todo, agradezco el cariño de todos, porque me han expresado que en lugar de buscarle la razón a lo difícil de explicar, me manifiesten su complacencia de haber regresado y seguir aquí. Aunque les aseguro que ese allá, era mil veces mejor...pero creo que sólo fue una probadita para que sepa que "eso" hay que ganárselo.

Un abrazote mis compadres y comadres.

 
At jueves, 10 abril, 2008, Blogger PROSÓDICA said...

Ay chachi fijate que a mi no me ha pasado en lo personal, pero a mi mamá sí y lo describió justo como vos lo decís: estaba en un lugar o ella más cree que era un estado en el que todo era blanco y sintió una inmensa felicidad indescriptible, se sintió liviana. Gracias a Dios también regresó...:)

saludos y un abrazo

 
At viernes, 11 abril, 2008, Blogger SCD said...

Pues a saber si asi será la muerte pero ojalá y si, lo malo seria siempre regresar porque ya estando en un lugar como el que describe pues como que ya no darian ganas de regresar a la ¿vida?.
doña Chachi, saludos!!!

 
At sábado, 12 abril, 2008, Blogger NicteKono said...

A mi me han ocurrido varias cosas pero nada como lo que cuentas... Ahora me daría por preguntarle a mi mamá si a ella le sucedio algo similar el día que nos pego un buen susto a todos... nunca más hablamos del asunto.

 
At domingo, 13 abril, 2008, Blogger Ricardo Tribin said...

CHC,

Mi sueno ha sido siempre el viajar a travez del tiempo y por tanto anoro esas peliculas que habalaban fde ello.

 
At lunes, 14 abril, 2008, Blogger FENG S LIONG KING... said...

Acaso... ¿Se podrá viajar en el tiempo?

¡Sería interesante experimentarlo!

 
At martes, 15 abril, 2008, Blogger ale said...

Chachi, a mí me pasó casi exacto como lo describís cuando tenía 14 ó 15 años. La sensación de paz y felicidad fue increíble. Lo que me hizo "regresar" fue algo que se pareció a una visión o simplemente que imaginé a mi papá encontrándome muerta y me puse muy triste y en ese momento volví. Nunca me volvió a pasar.

 
At miércoles, 16 abril, 2008, Blogger Leon said...

Yo sólo he tenido lo que llaman sueños lúcidos, son hermosos o aterradores, según. De plano no te moriste pero, si seguimos al doctor Moody, estuviste cerca. Es como si te hubieran dado a elegir y cuando pediste que te sanaran, implicaste que te querías quedar. Mejor así, aún te falta por hacer en este mundo.

 
At miércoles, 16 abril, 2008, Blogger Goathemala said...

Caramba, había escrito un comentario bastante largo y me falló internet. Que desastre que soy. Decía que nunca viví una experiencia semejante y que me gustaría sentirlo pero regresar, jeje.

Ya sabes, amiga, saturado de trabajo.

Saludos.

 
At jueves, 17 abril, 2008, Blogger Moniquita said...

Nunca me ha pasado algo así, pero creo que no hay que tratar de buscarle una explicación... Dios no puede explicarse de ninguna manera, es algo que se vive, se siente, se tiene... o no! :o) El plan perfecto para tu vida seguramente no se ha concluido, por lo que te dieron una oportunidad más para continuar... Qué envidia haber podido SENTIR algo así (y poder contarlo), en realidad, pero seguí compartiéndolo, porque seguramente llevará un mensaje -que talvez tú misma ignorás- para muchos! :o)

 
At martes, 13 mayo, 2008, Blogger Luis Enrique Alvarado said...

SABES UNA PERSONA QUE CONOZCO MURIO POR UNOS MINUTOS, EL NOS CUENTA QUE CUANDO MURIO DESPERTO EN OTRO LUGAR, ERA UN VALLE MUY HERMOSO EL DICE QUE AL IGUAL QUE TU SINTIO MUCHA PAZ Y FELICIDAD Y DERREPENTE DESPERTO DE NUEVO EN EL HOSPITAL DONDE LO ESTABAN RESUCITANDO DE UN INFARTO.

YO NO TE CONOZCO Y NO SE SI TU LE HAYAS ENTREGADO A JESUCRISTO TU CORAZON, PERO ESO QUE VIVISTE ES HERMOSO, VER LA LUZ ES LO QUE DIOS QUIERE QUE TODOS EXPERIMENTEN, PERO PUEDE QUE CUANDO DIOS NOS LLAME A SU PRESENCIA YA NO SOLO LA VEAMOS SINO ESTEMOS EN ELLA ASI COMO EL TESTIMONIO QUE TE PLATICO.

JESUS NOS AMA MUCHO Y DESEA QUE LE ENTREGUEMOS NUESTRO CORAZON, YO TE CREO, DIOS TE DIO UNA OPURTUNIDAD MAS.

SALUDOS.
ATTE.
LUIS E.
http://verdadyluzhoy.blogspot.com/

 

Publicar un comentario

<< Home