BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

23 diciembre 2008

LOS NIÑOS DEL CORO


(Sugiero echar a andar el video del final y con el fondo de la música, leer este post)

Hace un par de años, hice un reportaje de un programa de la Municipalidad de la ciudad de Guatemala, donde ayudaban a niños en la calle a incursionar en el canto a través de un coro.

No había todos los niños que yo imaginé, ni que la Muni hubiese querido, pero al menos se hacía algo. La historia en sí era una muy buena nota, si la enfocábamos en la vida de cada uno de ellos y lo que lograban desarrollar en el canto. Sobre todo, se tenía en cuenta la oportunidad que se les brindaba.

Llamó mi atención un niño, como de 11 años de nombre Carlos, que se sentaba en un salón del teatro metropolitano, únicamente a observar los ensayos. Se quedaba por un rinconcito y no participaba. Me acerqué a preguntarle por qué no cantaba en el coro como los otros niños. Me dijo con actitud altiva que no, porque eso que cantaban era muy aburrido, que a él se metería al coro, si al menos cantaran rap.

Hizo el intento por rapearme algo, que no sonó tan mal. Bueno, el coro de los niños tampoco estaba tan bueno, los pobrecitos cantaban del nabo, pero aún estaban empezando.

Casualmente, llegaron al país los famosos Niños Cantores de Vienna y hubo oportunidad de que el conocido coro, visitara a los niños guatemaltecos para tener una convivencia infantil. Las analogías musicales resultaban ciertamente crueles, y era comprensible, aunque tanto de un lado como del otro, las voces siempre fueron de ángeles.

Aún cuando unos vestían ropas sencillas y otros iban de marineritos y boinas, todos parecían divertirse con las mismas cosas.

Los pequeños austriacos fueron muy amables y nobles con el coro guatemalteco y aunque niños, parecían estar concientes de la pobreza y gran esfuerzo de los chapines, cuya lucha a lo mejor era más loable, que pertenecer a un grupo tan espectacular.

No sé quién planificó llevarlos al concierto de los vieneses en el Teatro Nacional, a dónde yo también fui gracias a la invitación de unos amigos. Hubo una antagonía abismal, y no porque pusieran a cantar al coro de la Muni, sino porque supe que a los pobres niños chapines los llevaron tarde, y no pudieron entrar hasta en el intermedio. Sus localidades estaban en el Tercer Balcón (o sea hasta arriba) y sólamente los dejaron ver una o dos canciones, porque ya era tarde y había que ir a dejar a cada uno a su casa (muchos vivían en El Gallito y aledaños).

Ojalá a los niños guatemaltecos, les haya dado tiempo para soñar un poco. Estoy segura que los jóvenes y entusiastas maestros de la Municipalidad de Guatemala hicieron todo su esfuerzo para hacer cantar mejor a esos niños. Tal vez, no llegarían a ser tan famosos como Los Cantores de Vienna, pero a lo mejor podrían comprobar que con esfuerzo y dedicación las metas se pueden lograr, al menos para que con la magia maravillosa de la música mitigaran sus penalidades, como la pobreza, la inestabilidad familiar y la inseguridad de las calles.

Ojalá estos niños y muchos más que viven o trabajan en las calles de Guatemala, tuvieran una Navidad diferente.

Y espero que Carlitos haya podido cantar al menos un rap.

Un abrazo fraternal en esta Navidad a todos mis paisanos y paisanas, así como a todos mis lectoras y lectores de otros países.

Saludos especiales hasta Vienna.

La música del video con Los Niños Cantores de Vienna, se la dedico a mi madre, a quien extraño inmensamente. Mamita linda yo sé que usted está integrando el coro celestial, pero esta Navidad está siendo muy dura ya sin su preciosa figura.

Foto: by Photo Philosophy


Etiquetas:

6 Comments:

At martes, 23 diciembre, 2008, Blogger NicteKono said...

Espero que el coro de niños de la Muni haya podido cuando menos pasar de ser solo un rato agradable y encontrar en la música un consuelo a las penas que como sociedad tenemos que afrontar.

Felices fiestas Chachi a tí y a todos tus lectores, y pasianos, especialmente a quienes como yo añoran nuestra patria.

 
At martes, 23 diciembre, 2008, Blogger Carlos el baterillero said...

Hola...buen día

Desde Perú: Feliz Navidad a todos. Feliz Navidad...así sea.

Carlos el baterillero

 
At miércoles, 24 diciembre, 2008, Blogger Goathemala said...

Encantador Carlos. Me pierden esas voces, sobre todo si tocan clásico.

Un cálido abrazo navideño querida amiga. Te tendré presente en el brindis.

¡Qué se me quema el corderoooo!

 
At jueves, 25 diciembre, 2008, Blogger Alecksya said...

Chachi, aunque no la veas y no la sientas fisicamente, ella esta alli contigo, dandote valor para seguir adelante.

Deseo que la paz y tranquilidad sean el consuelo para ti, en estas fechas. Un abrazo amiga... Animo.

 
At sábado, 27 diciembre, 2008, Blogger Clara y Pepe (los Chuquis) said...

¡Ay Chachi querida!, cuán cargadas de sentimientos están tus palabras...
Jamás se olvida a las pesonas que fueron parte importante de nuestras vidas y ya no están. Personalmente estoy tratando de recordarlas con alegría, te confieso que me cuesta mucho, pero creo que la vida que tengo merece ser vivida con entusiasmo y alegría. ¡Dios nos ayude!
¡Que tengas un buen 2009, son mis sinceros deseos!

 
At martes, 30 diciembre, 2008, Blogger Leon said...

Bueno, hay que recordar que en Viena, en tiempos de Mozart, la música ya tenía una vieja tradición. Aquí empezamos después de una interrupción de décadas. Me gusta el esfuerzo de la Muni, vale la pena lo que hace. En cuanto a los niños en el Teatro, no salimos del hoyo, precisamente por ese tipo de desprecios. Conozco de otros, pero se haría muy largo el post. Feliz Navidad, Chachi, y próspero 2K9!

 

Publicar un comentario

<< Home