BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

06 febrero 2007

¡ QUÉ CHIVEADA !

La clásica foto de Marylin Monroe sólamente me recuerda aquellos días de vientos, cuando con el uniforme del colegio, con todos esos paletones, de repente venía un airazo y la falda se nos subía como cuando una sombrilla se da vuelta al revés.
.
Pero esos subiones de falda yo sé que son un deleite para los patojos y para los ya no tan patojos. Una vez una pobre mujer iba caminado por la calle y se vino uno de eso remolinos, tipo tornadito, que se forman por allá en Guate, con un tierrero de la gran puchis. A la pobre, la envistió y traía una falda vueluda. No sé de qué forma fue, pero cuando salió del remolino estaba en calzón la pobre. Lo peor es que era flojote, de esos que les dicen de vieja.

Para qué quisieron más los patojos, eran unos riseríos de los fregados ¿y la pobre?...pues se quedó allí y no sé quién le hizo favor de irse detrás del remolino y, como pudo, le salvó la falda de la reventazón. Pobrecita la patoja, cómo lloraba. Vaya que no le llevó el calzón también, porque se miraba que le quedaba bien flojo. Yo digo que nunca más en su vida se puso un vestido.

Y hablando de reventazón, a otra le pasó algo peor. Se metió al mar con un bikini de moñitas, mero chiquitito y saltaba, pura rana entre las olas. En eso, la llamaron a comer y ella salió con una gran sonrisa, en brasier, pero sin calzón. Lo malo era que todos se reían, y ella no sabía que era por eso y se reía también, hasta que su papá llegó a taparle "el parche" con una toalla. Por allaaaaá estaba el calzoncito navegaaaando en el mar.
.
Algo parecido tuvo que sufrir un pobre patojo compañero de trabajo de una mi prima. Dicen que en una piscina del IRTRA de Reu, se estaban resbalando todos en los toboganes. El cuate éste se tiró y ¡ chaplangán ! cayó al agua. Sólamente que cuando salió, se le había bajado la calzoneta, pero no se había dado cuenta y empezó a caminar todo contento y más se reía, cuando todos se carcajeaban. Por fin, vio que llevaba la calzoneta por las rodillas, y tuvo el chiveón de su vida, no sólamente porque enseñó sus cositas, sino porque dicen que presumía de ternerla grande y allí, se dieron cuenta todos, que !era mentira!

Un clavo de esos, pero no tanto de empelote, lo pasé yo una vez en Miami, hace años. Andaba con una faldona blanca en un "shopping center", algo apurada en busca ropa que me iba a servir al siguiente día. Pero no encontraba lo que necesitaba. Había en ese lugar, como 5 ventas de ropa. Entré a las cuatro primeras y me probaba y me probaba de todo.


Entré a la quinta y también me puse a probarme cuanta cosa me llevaron. Lo bueno fue que esta vez, sí encontré lo que buscaba. Salí de la boutique con mis bolsas de compra en la mano, pero yo sentía como que un airecito me soplaba en el trasero. Caminé hacia el estacionamiento, en busca del carro, pero seguía sintiendo el friíto.

De repente, me grita un viejito de esos bien cubanitos, que tenía un puro en la boca:

- Oye chica, pero te va a dar un re'friado...tú lleva' la zaya 'entro'el panty.

Yo no me acordaba que ellos le dicen "zaya" a la falda, pero inmediatamente deduje que me estaba hablando a mí, debido a ese "airecito" que sentía en la retaguardia. Dicho y hecho, llevaba toda la parte de atrás de la falda amontonado entre el panty hose. Al menos no me vieron todo. Qué vergüenza.

Pero, ¿y las que no usan? Eso está más fregado.

Cuentan mi tía de una patoja que iba por la sexta avenida, un viernes de dolores, toda empirifoyada y nadie sabe por qué se le cayó el calzón; pero ésta más buza, ni hizo mucho revuelo, sólo vio para abajo, con un movimiento de pies por allí, lo pateó (como que había tropezado con él) y siguió caminando.

Alguien más me contó que después, andaban los de la Huelga de Dolores, con el calzón en un palo, preguntándole a todas las mujeres si era de ellas la prenda, que de seguro ya andaría toda entierrada. Lo malo es que parece que la patoja ésta, trabajaba en un almacén de la sexta y los de la huelga, se dieron cuenta que había dejado tirado el calzón y entraron al negocio y le dijeron:

- Mire seño, dejó esto tirado en la calle, aquí se lo traemos.

¡ Qué clavo !

Esto me lo contó mi prima, más o menos así: Que en una ocasión fue a un Concierto de Maná, todas las chavas les tiraron los chones y brasieres a esos cuates, y el de la batería tocaba más duro y decía...¡quiero más!....¡más!....y una chava andaba en minifalda, se quitó el calzón y lo tiró, lo que no se dio cuenta es que cada vez que saltaba con las canciones se le miraba la raya, y unos chavos que estaban atrás de ella tuvieron un espectáculo "chiquito", diferente al de Maná.

Y yo digo, cómo estarán de sudadas esas prendas íntimas, después de tanto saltar y bailar con las canciones, para que después de las tiren a los artistas. Tal vez por eso se las lanzan, ¿verdad?

Y a cuántos les ha pasado que se les rompe el pantalón de la mera raya. Eso le pasó a un cuate de mi hermano, que se fue a bañar al río allá en Huehuetenango, pero como no iba preparado con traje de baño, dispuso bañarse con calzoncillo, el cual, no se volvió a poner y sólo se trabó el pantalón. Después se fue a encaramar a las ruinas de Zaculeu y no sé si porque estaba algo húmedo el pantalón, en un paso largo en esas gradotas, ¡Raaas! se le rompió del mero fundío. Pero no se había dado cuenta, hasta que nosotros vimos por allá nos andaba "tomando fotos", con tremendo flash.

Bueno muchá, cuidado con los airazos y las reventazones, hay que amarrárnolos bien, no vaya a ser que eseñemos todo, o que se nos bajen los chones o, a las mujeres se nos menta el vestido dentro del panty; o lo que sería peor, se vaya el elástico y dejemos tirado por allí lo que no debemos. Nadie está libre, así que mucho cuidado. Especialmente los que presumen de muy dotados.

Pero si se los quieren tirar a su artista preferido, eso es otra cosa...Allá cada quien con sus gustos, brasieres, calzones, calzoncillos y demás hierbas aromáticas.

Foto: http://tiramillas.net/cine/especial_actrices/marilyn1.html


Etiquetas: ,

15 Comments:

At martes, 06 febrero, 2007, Blogger Alecksya said...

SEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!! llegue de primas!!!!!!! jijijijiji

hay amiga, con eso de los aires uno no se salva, y ahora con los pantalones menos, con eso que ya no son a la cintura...

Un dia lleve mi boche a que lo lavaran a un centro comercial, le deje las llaves al patojon y cuando regrese, vi que habia tirados un monton de papeles al lado del carro el chavo todavia me pregunta, seño, esto le sirve? ? ? me enseño unos accesorios y alli me entro la curiosidad de ver que eran esos papeles, me agache a verlos y eran puras facturas que me servian, y pues bueno, me dispuse a recogerlas, cuando en eso escucho a mis hermanas reirse, yo me lo supuse.. le estaba dando un show al chavo, porque el pantalon se bajo de la retaguardia, cuando yo me agache.

Que clavo!!!

Pero eso si, tengo uno memorable, inolvidable, el tragame tierra de mi vida, por lo cual, no lo contare..

Que bueno que regresasteeeeeeeeeee! ! ! un beso a vos y tu mama!!!

 
At martes, 06 febrero, 2007, Blogger Andy said...

Bueno, si que son un disfrute para nosotros siempre y cuando nosotros mismos nos comportemos con elegancia y cuando la fémina en desgracia vuelva la cara y nos vea, nosotros hagamos un gesto de "olímpico desdén" como que no vimos nada, jajaja.

Una vez estando en el colegio ibamos a ver un partido en la Copa del Sagrado Corazón y por ir escapando de la clase se me rompió todo el pantalón pero por un lado, lo solucioné pidiendole la engrapadora a la secretaria del colegio y engrapando toda la pata, jajaja.

Saludos.

 
At martes, 06 febrero, 2007, Blogger Billy Quijada said...

jeje que buenas estas historias

 
At miércoles, 07 febrero, 2007, Anonymous sr said...

por fin estás publicando otra vez chachi. qué me alegro que no te olvidés de hacernos reír con tus babosadas. saludos vos

 
At miércoles, 07 febrero, 2007, Anonymous bretero said...

Igual, que gusto que pudieras escribir. Ahi te mandé un email vos.

Alecksya, cuenteme esa su historia si?

La verdad a mi me parece muy erotico este relato, y me gustan este poderío del "aire" y del "mar", pero me encantó el día que mi ex se agachó a amarrarle los zapatos a su sobrinita, y como tenía un pantalón de cintura baja... bueno, la cosa es que se miraba bien linda.

Adios pues, que esten bien.

 
At miércoles, 07 febrero, 2007, Blogger Juan said...

Bueno verte hablando tus conocidas parodias, mi estimada Chachi, Mi pregunta ha sido siempre, si se ponen esas piezas de Fashion tan sugerentes..Porque se enojan cuando uno se les queda viendo?

Como dijo sabina...Y le pide a la rosa de los vientos, que le levante a lola la Pollera....!

 
At miércoles, 07 febrero, 2007, Blogger Alecksya said...

Don brete... la historia completa jamas la contare, pero le puedo decir, que ese dia, mas de un par de ojos, se dio el gusto de su vida siendo los unicos testigos de lo ocurrido y que es la razon, por la cual las faldas y yo casi no nos llevamos.

 
At miércoles, 07 febrero, 2007, Blogger Goathemala said...

Que risas...
Un servidor vitando el Banco de España sufrió un percance y zassss, rajada de pantalón en donde la espalda pierde su casto nombre. Anduve viendo billetes con las piernas apretaditas que parecía el hijo del Chiquito de la Calzada.

Todos dicen que has vuelto pero por qué ¿por la etiqueta de 2007?
Espero noticias de la salud de tu madre.

Abrazos.

 
At jueves, 08 febrero, 2007, Blogger agapito segura said...

Já! mi mamá es de Xela, y pues hacen unos fríos tremendos en diciembre. Resulta que andaba de vacaciones con ella por allá, y tempranito fuimos a visitar a una su amiga, ya entrada la tarde debíamos regresar, pero mi mamá solo llevaba un suetercito liviano. Su amiga, muy gente le ofreció un sueter más pesado, vamos a su cuarto y lo saca, no de un armario, sino de un gavetero. Pues bueno, salimos aprisa y nos despedimos. Atravesamos el parque central y luego hasta la Rodolfo Robles. Ya en casa nos damos cuenta que colgando, de atrás del suéter,prendido por el broche: un brassiere!!! De que alguien se fijó, pues se fijó, gracias a Dios no me dí cuenta.

 
At domingo, 11 febrero, 2007, Anonymous Chachi said...

Que tal muchis! Aqui estoy de regreso, no al 100%, pero al menos escribo, no como quisiera, pero espero en Dios que pronto pueda del todo. Les quiero dar las gracias por estar siempre pendientes.

Agapito: Me encanta la anecdota de del brassiere!...jajajaja.

Goathemala: eso de Chiquito de la Calzada me hizo reir com no te imaginas.

Andy: bien que sabes el truco del disimulo, verdad.

Alex: inventate algo aunque sea, porque ya nos dejaste con la duda.

Juan: Es que una cosa es la moda...y la otra la mala suerte...jejeje.

Billy: Bienvenido y que bueno que te gusten mis Babosadas.

Bretix y SR: Un abrazo!!!

 
At martes, 13 febrero, 2007, Anonymous Comentarista said...

Bueno, como andamos con anécdotas de los strippers amateurs o exhibicionistas inconcientes, les contaré lo que me pasó para un Año Nuevo.

Mis padrinos nos invitaron a pasar el cambio de año en el puerto. Tendría yo como 14 años y estaba en mi etapa púber, con las hormonas jodiendo y aquel complejo de superhombre.

Junto con unos primos y primas nos divertíamos en la playa con una kneeboard (como tabla de surf sólo que más pequeña). El reto consistía en que nos jalaban de un lazo con una moto de playa y nosotros nos deslizábamos sobre el mar en la tabla. Cuando me tocó, pues creo que hice uno de los mejores desempeños porque aguanté bastante y me metía cada vez más al mar; no contaba el joven comentarista con que a Neptuno se le ocurriría darme una lección de humildad y una gran sacudida, con una monumental ola que me dió de lleno y me tapó. Lo único que recuerdo es la arrastrada que me dió y que luego salí gateando del mar, con nada más que mis zapatos de agua; de la dichosa calzoneta ni seña. Imagínense ustedes la vergüenza de un muchacho de 14 años en bolas con todas las primas y amigas allí cerca... ja, ja, ja; y lo peor, como nadie llevaba toalla, una prima me prestó su salida de baño para medio taparme en lo que alguien iba en la moto a traerme una pantaloneta a la casa. No sólo avergonzado sino que hasta medio trasvesti el patojo!!!!

Saludos.

 
At martes, 13 febrero, 2007, Blogger CHC said...

Sí vos Cometarista, yo creo que si una cosa de esas te pasara ahora, lo unico que te provocara fuera morirte de la risa, pero a esas edades no se pueden manejar esas situaciones.

Y la calzoneta qué? se la tragó el mar?

 
At martes, 13 febrero, 2007, Blogger Alecksya said...

jajajajajaja lo siento chachi, pero me muero de la verguenza ! !

 
At miércoles, 14 febrero, 2007, Anonymous Comentarista said...

Chachi:

Todo mundo dice que el mar siempre saca todo a la playa... si es cierto, pues seguramente la calzoneta salió por algún lado, pero en ese momento no estaba muy agusto como para ponerme a buscarla a lo Adán... (menos con la salida de baño de mi prima). Los momentos que anduvimos por allí, no se vió ni seña de ella.

Saludos.

 
At viernes, 09 marzo, 2007, Anonymous Anónimo said...

Eso me recuerda para una navidad en San Marcos, hace bastante frio y es vez habia aire fuerte, una mi prima se puso su estreno y era una falda cortita, y de paletones, empezamos a caminar para ir a la misa y a medio camino, que se deja venir un airal y se le levanto toda la falda, la mama de mi prima y yo le teniamos que ir bajando la dichosa faldita. Tambien recuerdo cuando se caso un mi primo, y mi cuñado, por andar de acomedido, se agacho a levantar algo del piso, y zas!, que se le rasgo el pantalon, nos tuvimos que ir de emergencia de la fiesta/

 

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Home