BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

13 febrero 2007

SALÍ VIEJO...SALÍ GORDA

Antecito de la Navidad, mi Negrito y yo, decidimos irnos a tomar unas fotografías de estudio. No vayan a creer que fuimos a esos donde lo peinan y maquillan a uno, para aparecer en la foto lo más chulo que se puede salir en toda la vida. No, nos fuimos a una de esas tiendas por departamentos, que de paso, tienen foto-estudio. Es que desde hacía tiempo, queríamos tomarnos unas así posadas, para mandarle a toda la mara. Nos chancleamos (bueno, no tanto) y nos fuimos al estudio para que nos hicieran una sesión especial, como esas que les hacen a los artistas. !Ah, chish!

No me dio tiempo a ir a un salón a peinarme y, tampoco lo creí tan necesario porque según yo, me había peinado muy bien. Mi Negrito escogió uno de sus tacuches y tratamos que, como debe ser, su corbata fuera del mismo color de la de mi vestido. Sí pues, todos creídos los patojos.

Pero las cosas desde un principio no nos salieron como lo habíamos pensado. Las dizque fotógrafas, sólamente nos entraron a una salita donde nos hicieron llenar todo un formulario, que más parecía que era para ingresarnos a un hospital, que para tomarnos fotos. Se llegó el momento de la sesión de fotografía y, para nada, las chavas nos revisaron si acaso estábamos despeinados o desarreglados. No, de una sola nos pasaron al estudio. Yo, como siempre coqueta, les pregunté si no había una salita como para terminarse de arreglar uno. - No - me dijeron -, sólamente está ese espejo.

Púchica allí únicamente se miraba uno de medio cuerpo y hasta algo nubladón. Yo esperaba ver a la par el montón de cepillos y peines, spray para el pelo y, hasta como ponen en los pueblos en Guate, un saco colgado de un clavo. ¿Lo han visto alguna vez? Yo sí. Me parece muy chistoso ver que todos los hombres del pueblo, salen en la foto con el mismo saco. Sólo pa´que vea la gente que son de a tacuche. Mi abuelito me contaba que antes, también ponían un sombrero, para que vieran que eran de a sombrero. !Sho, pues!
.
Yo pensaba ver también el estudio como los de las fotos de por allá por donde yo, que le ponen a uno hasta un balconcito, florecitas y demás charaditas para que se vea el asunto un tanto adornado. Nada muchá, con suerte corrimos de que hubiera una cortinita medio arremangada.
.
La cosa es que nos empezaron a tomar aquel fotal, que si de un modo, que si de otro y no había para nada un espejo, donde retocarse las greñas. O ver si no teníamos brillo en la cara. A mí, en lo particular, me cae como patada en el trasero, tomarme fotos. A pesar de que piensen lo contario, nunca me ha gustado estar en frente de una cámara (a pesar de mi profesión). Pero esta vez, quise hacerlo, para poner una bonita imagen en la sala de casa.
.
!Bonita, será! Bueno, al terminar de tomar las fotos. Nos sentaron a que escogiéramos las que nos habían gustado. Ustedes, aquí entre nos, no me gustó ni una, especialmente cómo salí yo. Puchis, en todas, no sabía si estaba viéndome a mí, o a una pintura maltrecha de Botero. !Ulugrún! ...No nos quedó de otra que escoger las que consideramos más o menos mejores. Y nos salieron con la sorpresita de que nos las entregaban en 10 días. Ah, pero sí nos cobraron hasta las peladas de dientes. Carísimo.
.
Me quedé pensando toda la tarde en lo útil que hubiese sido para mí, un sombrero como en los pueblos, al menos para taparme la cabezona de sandía que me salió y, de paso, me lo hubiera puesto de medio lado, para disimular un poco los chachetes de gringo... !Lotería!
.
Recuerdo que esa tarde, nos fuimos a un parquecito y con nuestra camarita digital, nos tomamos unas fotos entre flores y cerca de un lago con patitos. Muy chulitas quedaron esas. ¿Saben qué? están más bonitas que las del estudio, claro, yo siempre gordita y el otro con sus canitas, pero más frescos y alegres. A lo mejor, uno se chivea de que lo estén poniendo de un lado y de otro en una sala fría. Mejor la naturaleza.
..
Bueno, se llegó el día de ir a recoger las benditas fotos. Y cuando nos las enseñaron, yo como siempre, toda decepcionada, las vi así como de reojo. Pero lo chistoso fue que al mismo tiempo que yo suspiré despechada un "Toy muy gorda", mi negrito decía "Toy muy viejo".
.
Al final, ninguno de los dos quedamos muy contentos con las caras y medio posadas fotos. Tanta gastadera para que solamente nos mostraran nuestra realidad. Las llevamos a casa y las que ampliamos, están en un lugar especial. No sé si ya nos acostumbramos a vernos, pero ahora no nos miramos tan mal. Y toda las personas que ven las fotos, nos dicen que son preciosas.
.
Ahora, me queda la duda, si es que en esa foto yo me veo fea, y todos dicen que estoy linda con mi cabezota y todo, ¿cómo seré entonces en la vida real? !De veras que estoy jodida, muchá! Pero es que cada quien tiene su ángulo y como que esas pizarrinas fotógrafas, para nada nos hicieron el favor. A mí pues, porque mi Negrito se mira re lindo. Pero, lo mismo dice él de mí.
.
Termino el pensamiento con una carcajada y con la conclusión de que la gente común como nosotros, que no estamos todo el tiempo tomándonos fotos, tenemos diferentes ideas de nuestra imagen. Tenemos alrededor de tres: Como nos sentimos (jóvenes, chulos); como quisiéramos ser y como realmente somos. Pero lo bonito está sentirse uno bien y aceptarse como es. Y que el alma siempre esté alegre.
.
Porque saben qué, a pesar de vernos nosotros mismos, yo re gorda y mi Negrito, viejo (que no lo es), nuestras miradas son las importantes. En ellas hay un valioso reflejo que atrapa lo mejor: El sentirnos tan felices de estar juntos y de querernos mucho. Él sigue siendo mi "Neguito lindo" y yo, su "Muñequita preciosa" , aunque salgamos en las fotos, como un par de monitos.
.
!Que viva el Amor!... Feliz Día de San Valentín 2007.
.
Ilustración: www.losgraficos.com

Etiquetas: ,

11 Comments:

At martes, 13 febrero, 2007, Anonymous Comentarista said...

Ummmmm, una babosada crujiente recién salida del horno... como a mi me gustan.

Es un gusto tenerte de nuevo Chachi, seguimos pendientes de tu madrecita.

Eso de las fotos, es un real carajo. Recuerdo que cuando mi esposa y yo éramos novios, ella soñaba con una foto de estudio de la pareja. Pues para un aniversario de noviazgo, fuimos allá por la 11 calle de la zona 1 (vamos a ver si le atinan donde) a tomarnos unas fotos de estudio. Pues aparte de las poses y todo lo demás, recuerdo que el producto final no fue el mejor, porque su servidor salía más turnio que el Clarence (el león de Daktari ¿?); pero a mi señora le encantó -obvio pues ella salía rebien- y actualmente la tenemos en un lugar especial de nuestro hogar. Yo digo que la gracia de la foto está en que mi felleza la hace a ella verse mejor.

Saludos.

 
At martes, 13 febrero, 2007, Blogger Fernando said...

Hola chachi.... pues habri que ver bien tus fotos para poder dar una buena critica jajaja.... pues yo que te puedo decir la camara nunca a sido mi aliada jejeje o salgo con los ojos cerrados o con la boca abierta jejejeje..

lo importante es lo que dices aceptarnos tal cual somos y ver lo valiosos que somos no por nuestro fisico si por el corazon


Fernando

 
At martes, 13 febrero, 2007, Blogger Alecksya said...

Ayy que linda historia, me encanto... yo no tengo ninguna foto de estudio con mi esposito, solo una de las maquinas que estan en los centros comerciales, haciendo payasadas, aun eramos novios, lamentablemente como no es de papel fotografico se va desgastando, pero heyyy existe el scanner!

Que bueno leerte de nuevo, espero que todo con tu mama siga mejor, cuidate mucho y nos leemos mas al ratito!

 
At martes, 13 febrero, 2007, Blogger agapito segura said...

Que publique las fotos, que publique las fotos!!! jajaja, son bromas Chachi, eso de las fotos de estudio no son como antes (diría mi abuela), antes salían tan lindas las mujeres!! ahora las fotos parecieran hechas para mostrar todos los errores de manufactura que nos echamos

 
At miércoles, 14 febrero, 2007, Blogger Juan said...

Las fotos de Cubetazo, con caballito y todo, Y el tacuche en el gancho, con aquellas corbatas de tres decadas. Feliz dia del cariño (hoy hay colas en la roosevelt)...
Saludos amiga.

 
At miércoles, 14 febrero, 2007, Blogger CHC said...

Sí Juan, pero las fotos del caballito, van con sombrero de charro tambien. Jejejejeje...tengo una anecdota de eso, pero mejor la guardo para un post.

Saludos!!

 
At jueves, 15 febrero, 2007, Blogger Fiamma said...

... es un gusto leerte, como siempre, Chachi... ¡Saludos!

 
At viernes, 16 febrero, 2007, Blogger Goathemala said...

Ya me hacía falta las risas de tu texto.

No sé cual será el motivo de que nos apreciemos tan feos en las fotos. Yo soy una de las personas menos fotogénicas del mundo, lo habitual es que aparezca con los ojos rojos como diablo y si estoy con más personas con media cara fuera por mi tamaño, aunque eso de que media cara no aparezca, creo que es una ventaja.

Ya nos cuentas como va tu madre.

Saludos.

 
At viernes, 16 febrero, 2007, Blogger CHC said...

Yo pienso Goathemala que es eso que digo, que tenemos una apreciacion propia en nuestra mente, diferente a la realidad...jajaja.
No se que piensan los demas.

 
At viernes, 16 febrero, 2007, Blogger CHC said...

Ahh...y mi mami esta un poquito mejor. Ya sabes como es la enfermedad, que es poco lo que se puede adelantar. Pero yo tengo fe en Dios, que mi madre se levanta de esta. Gracias por preguntar.

 
At jueves, 08 marzo, 2007, Anonymous sr said...

así es vos, uno se quisiera más chulo, más inteligente, y las fotos nunca es lo que uno espera. como decís, lo importante es como nos ven los que nos quieren. mi marido y mi mamá siempre me ven linda y eso es lo que que cuenta.
dios vos, hasta pronto

 

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Home