BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

06 abril 2010

¡MUCHÁ, YA VIENE EL MUNDIAL!

¡No'mbre, vos hombre! diría el TAVO, si ya viene otra vez el mundial muchá, qué de a huehuetenango. Eso sí que me encanta, porque ya estoy haciendo mis cuentas de que me voy a disfrutar de 352 pares de piernas, corriendo en la cancha, claro añadiendo también a los que estarán poniéndose calientitos con el chaleco encima y pegando brincos. Pero a los árbirtros y jueces de línea, ni los tomo en cuenta porque nadie los quiere. Esos pobres, deberían de alquilar madre, para que no les gasten a la propia con tanta mentada.

Bueno, para mí el mundial clásico inolvidable fue el de Italia '90 (Y a los que se les escapó un Uuuuuuu, tengan cuidado no los vayan a confundir con el chucho), allí sí que me sabía yo los nombres de todos los jugadores. Claro está que mis preferidos eran los italianitos hermosos, liderados en belleza por el príncipe Giuseppe Gianinni y el gran y novio mío por más de 10 años, el invicto Walter Zenga, chinito de mi alma, que ahora anda bien pelón pelonete, cabeza de cohete, pero al final no me importa si le sale o no, pelo en el cachete... o donde caiga.

Ese Mundial incluso estuvo engalanado por el concierto de los 3 Tenores, que por primera vez se unieron para un evento espectacular, que quedaría enternamente en la hirtoria. Fue un campeonato lleno de lindas sorpresas.

Bueno, pero regresando a las emociones propias del Mundial, hace dos décadas, yo me salía temprano de la U y me iba a ver a mis piernudos. Es que como digo, ese campeonato del '90 fue muy especial. Creo que todos los de mish tiempos no podrán olvidar a Goicochea que entró de puro chiripazo y se convirtió en el mejor portero argentino de los últimos 20 años. O cómo las patojas se morían por el Tony Meola, de Estados Unidos que en esos años los gringos no iban a hacer gran cosa en el futbol.

No se puede olvidar al Maradona que practicamente fue en el último mundial que jugó, porque ya en el '94, en el segundo partido lo sacaron por mañoso y después ya no se dedicó tanto a al pelotazo, como al lineazo y dejó que le creciera tremenda panza. Bueno, después le hicieron el bypass gástrico, pero lo feo no se lo quitaron, ni mucho menos lo pedante y pedorro. Aunque nadie podrá discutir sus grandes aportes al futbol mundial.


Pero hablando de recuerdos de mundiales del siglo pasado, dice mi Negrito que él se acuerda del Mundial de México 1970 (Allí sí digo yo "Uuuuu"), cuando los brasileños, incluido el arquero, hicieron una jugada inolvidable pasando la bola por todos los 11, para marcar un golazo. Entre ellos estaban los jugadores más famosos de esos días como, Carlos Alberto, Jairzinho, Riverinho y el más grande de todos los tiempos, el Rey Pelé (que siempre me he preguntado ¿por qué será que anuncia el Viagra?).

Yo a le lejos me recurdo de la gran goleada que Alemania Occidental le metió a México en 1978. Dicen que los comentaristas mexicanos elogiándolos decían: "qué bien juega México...¡Goool de Alemania! Qué bueno que ahora han mejorado bastante su futbol.

También cómo olvidar las lágrimas derramadas junto a los hondureños en España 1982, cuando se quedaron fuera del mundial ante los yugoslavos, que luego que el árbitro marcara un penal, que hasta la fecha quedó en duda, los catrachos vieron frustadas sus esperanzas y ellos las ilusiones de toda Centroamérica. Pero en este mundial les vamos a echar muchas porras.

Bien, creo que los que saben más de futbol, podrán contar tantas lindas experiencias y recuerdos de esos momentos inolvidables que nos regalan los Campeonatos Mundiales. Esa emoción de llevar la tele al colegio para no dejar de ver los partidos clásicos entre potencias como Argentina y Brasil, Francia e Italia, Inglaterra y España y por qué no decirlo, el tener la oportunidad de vivir a cada segundo la emoción de una gran final, tipujeándose un montón de chucherías.

Haber en este 2010, a quiénes les toca levantar la hermosa Copa. Dios nos dé vida para poder seguir viendo tanto lindo futbol, y ojalá algún día nuestro Selección Azul y Blanco, nos cumpla el sueño de verlos en un Mundial y sean parte de los 352 pares de piernas que yo me voy a disfrutar una vez más.

Haber, ¿de cuántos mundiales se acuerdan y qué me podrían contar?





Foto Copa FIFA: intercentres.cult.gva.es/.../copa-fifa.jpg

Etiquetas: , ,

2 Comments:

At sábado, 10 abril, 2010, Anonymous Anónimo said...

Como diría La Chachi, mira voz ya estas pensando en ver a los piernudos, pero yo quisiera escucharte de comentarista en una radio, o TV, a ver si pones una narración imaginaria de un partido del mundial. Buen post interesante, y solo pensar que en pocos días veremos a los mejores equipos del mundo.

 
At viernes, 30 abril, 2010, Blogger Dr. Cuevas said...

Mis primeros recuerdos son de Argentina ’78, en las tapitas de las gaseosas salían las banderas de los equipos participantes, no vi ningún partido, pero en el bus del colegio los otros niños escuchaban los partidos por radios de transistores. Nunca se olvidará que Perú se vendió y se dejó golear para que pasara Argentina, ya no recuerdo bien cómo fue y espero que alguien me corrija si estoy equivocado.

El Mundial de España ’82 ya lo disfruté, estaba en sexto grado primaria y ya me recuerdo de algunos partidos y de los nombres de algunos jugadores, dichos nombres quedaban en mi mente para repetirlos, a manera de narrador, cada vez que yo llevaba una pelota en los pies. Uno de los mejores era un polaco de apellido Lato, era el más pelón, pero también el más valiente y el equipo polaco fue uno de los mejores, creo que quedaron en tercer lugar. Fracia llegó con una selección de ensueño, no ganaron por pura mala suerte, pero en mi opinión la semifinal de Francia contra Alemania ha sido el mejor partido de todos los tiempos, creo que más que un partido, fue una batalla; lo malo es que ambos equipos quedaron tan mal que perdieron sus siguientes partidos contra Polonia e Italia. Hablando de Italia, jugaban mal pero tenían a Paolo Rossi y a Dino Zoff, verdaderamente inspirados. Una lástima que eliminaran a Honduras, y lo más alegre fue cómo eliminaron a España, eso fue divertido, me alegré porque los árbitros siempre trataban de favorecerlos. Lo negativo de todo esto fue que precisamente en el ’82 empezó un conocido personaje a narrar los partidos por la tele, su función era de comentarista; pero no pudo hacerlo… con aquella voz de quien cuenta con un coeficiente elevado “raaaaayo Vác, treeeeeemeeeenda en duración”… y con aquella “hueva”… por años hemos tenido que soportar a los pésimos narradores deportivos de Canal 7 y van de mal en peor, esa es la maldición de los mundiales…

Ya le conté que odiaba a los narradores, pero debo reconocer que personalmente son agradables, tuve la oportunidad de platicar un día con uno de ellos y es una gran persona… al menos tuvo los cojones de comentar frente a todo el país y se le debe reconocer…

Eso me recuerda que no es bueno juzgar sin tener elementos de juicio...

 

Publicar un comentario

<< Home