BABOSADAS MIAS Y DEMAS HIERBAS

LA CHACHI, ALOCADA PERIODISTA MUY CHAPINA

30 octubre 2006

SÍ HAY NOVIEMBRE SIN FIAMBRE...

Esto está como George Clooney, nomás de verlo me dan ganas... de comérmelo. Es que, qué rico el Fiambre, ustedes, y por los rumbos niuyorkinos, uno difícilmente se come una su platada de esas de burro, que se pasa por allá por Guate...Qué triste es estar lejos del terruño, en estos días de hartazón. Por acá, a lo más que llega uno en estas épocas, es a ver un montón de patojos disfrazados, jugando a una cosa que ni ellos saben bien de dónde viene y en honor a quién es. La onda esa del Halloween.
.
Recuerdo que cuando era chiquita, en Guatemala apenas comenzaba a oírse de la celebración del 31 de Octubre. Mis hermanos empezaron a ir a fiestas con sus compañeros del colegio, donde tenían qué vestirse con cualquier cosa y celebrar el Día de las Brujas en una discoteca que se llamaba Ad Astra, que era una construcción en forma de platillo volador en la mera Avenida de Las Américas.
..
Como yo era pequeña, ni me llevaban a los guateques, pero una vez, tratando de imitar un poco la onda esa, con una sábana me hice un vestido de romana, y con mis amigas salimos a pedir dulces a la calle. Algunas de ellas iban vestidas de brujas, con escoba y todo. La gente, que no sabía nada del dichoso jalowín, nos miraba asustada. Algunos pensaban que andábamos pidiendo limosna, y en una de esas, una doña nos regaló unas tortillas.
.
Bueno, al menos eso nos sirvió al otro día para disfrutarnos el respectivo fiambrecito que, gracias a Dios, nunca nos faltó en la casa. Sólamente empieza octubre, y yo ya estoy soñando, de verdad, con el bendito Fiambre. Hasta el olorcito me llega tal y como a mí me gusta.
.
Una vez mi hermana y yo, en Miami, decidimos hacer Fiambre. Lo logramos decorar con todo y chile chamborote. Pero lo mejor fue que lo pudimos vender entre todos los conocidos chapines que teníamos. ¡Ja! Hasta repiteshón querían, pero qué esperanzas que iba a alcanzar. Nos fue bien. Pero después de experimentar todo el trabajo que lleva hacerlo, ya los otros años no nos dieron ganas, ni tuvimos mucho tiempo para prepararlo de nuevo.
.
En Guate, hay señoras (y también señores) que se pintan para hacer el Fiambre. Qué delicia, muchá. A mí me gustan todos: el colorado, el blanco, el que lleva pescado, el que no; el que tiene bastantes carnes, el que casi sólo es curtidito y más parece picado para enchiladas... Todos.
.
Porque con lo caras que se ponen en Guatemala todas las cosas que lleva el Fiambre, ya la gente termina haciendo el puro curtido de cebollas y se lo come con la idea de que es el fiambrecito. ¡Puchis, hombre! Es que tanto en el mercado, como en el Super, ya ni gracia tienen para subirle el precio a las cositas por estas fechas. Bárbaros que son.
.
Ya dejan esas comidas tan ricas y tradicionales de Guate, para la gente que tiene con qué comprar por lo menos, un su platillo. Y la demás pobre gente, se queda con la gana o con puro picado de rábano, y sólo con la ilusión de ir a enflorar a sus muertitos.
.
Y hablando de muertitos, dicen que la tradición del Fiambre nació de la idea de hacer un plato que representara a todos los finados. Y por eso, alguien tuvo la idea de juntar un montón de carnes frías. Uy, así sí suena medio rarosón el asunto; algo como que las carnes significan, cadáveres. ¡Ni que fuéramos antropófagos!
.
Yo veo que todas estas fiestas se relacionan con cosas medio tétricas, porque mi abuelita nos contaba que el 31, a la media noche, salían todas las almas a visitar a sus familiares, y el 2 de noviembre se regresaban al más allá. Por eso hay gente que deja un vaso con agua en un altar o en una repisa, y hasta comida. Yo cuando era patoja, me moría del miedo sólamente de pensar que algún difuntito me fuera a jalar los pies en la noche.
.
Mi papá me cuenta que en Oriente acostumbraban a salir a pedir dulce de ayote, que ellos llaman Canshul. Y los niños, más que todo eran los que salían a las casas diciendo un verso, que iba más o menos así: "Angeles somos, del cielo venimos, canshul les pedimos...". Se parece algo al Halloween.
.
En México el 31 de octubre se dedica a los niños difuntos. Y tanto en ese día, como el 1 y 2 de Noviembre, tienen la costumbre de hacer unos altares alusivos a los finados. Y en ellos les dejan cosas que les gustaban en vida, como perfumes, ropa y comida. Inclusive, hacen concursos de esas llamadas Ofrendas y preparan dulces con cara de calaca. Es muy común pedir dinero para "la calavera" y hacer epitafios para gente viva, con el fin de hacer reír o quedar bien. Tienen un tradicional saludo que dice: "Buenas noches, calabaza".
.
Eso me recuerda también al Halloween de acá de los Yunáis y sus tradicionales adornos con calabazas y que es un día más que todo, para diversión de los niños. Como que en algo tienen relación todas las costumbres. Aunque dicen que el Halloween tiene un trasfondo del cachudo y realmente es el día de las brujas y brujos, o sea de aquellos que practican la magia negra. ¡Uy!
.
Lo que noto es que todas esta fechas, como que sirven de ocasión para decirle a la muerte que no le tenemos miedo, ni a los espantos, ni a las supercherías, ni a los que quieran hacernos brujerías. Que lo único que nos dan es risa y ganas de comer. O a lo mejor, para olvidarnos de la misma huesuda.
.
Este año, como en otros anteriores, voy a extrañar mi Fiambre. A lo mejor me atreva a hacer un curtidito y a ponerle unas cuantas carnitas. Pero ese toquecito de sabor que mi mami le pone, es un secreto de familia. ¡Ya vas!
.
A todos y a todas, les deseo felices días de Santos y Finados. Que se coman una platada de esas que dejan quieto y sin ganas de comerlo otra vez, por lo menos hasta dentro de un año. Si pueden, échense un su traguito y disfruten del colorido de los cementerios y de los barriletes. En uno de esos, mándenles saludos al cielo a mis abuelitos, tíos, amigos y demás finaditos que andarán por allá, visitando a los familiares. Cuídense y duerman con las piernas encogidas, no vaya a ser que en la noche, les lleguen a jalar las patas desde el otro mundo.
.
JA, JA, JA, JA, JA... Ya, puro Thriller, pues.
.
El título de este post, es para contradecir el eterno comercial de los embutidos Toledo.
Foto de Fiambre sin chile chamborote: Alejandro Farfán www.guate360.com

Etiquetas:

29 octubre 2006

PUCHIS VOS, ¡QUÉ NOMBRECITO!

¿Qué tanto podrá hacer un registrador civil, cuando un padre llega a registrar a su hijo con un nombre que da risa, o que simplemte, ni nombre es...?
.
Hace muchos años, un mi tío fungía como registrador civil interino en una apartada comunidad del occidente guatemalteco, cuando llegó una señora a inscribir a su recién nacida, con el raro apelativo de "Astronauta". Mi tío, tratando de persuadirla de no cometer semejante error, le dijo que ése no era un nombre, que era una profesión o un oficio. La señora no le entendía mucho, pero mi tío le explicó:
.
- Mire, ser astronauta es como ser doctor, albañil, maestra o bombero.
Y la señora le preguntó entonces: -¿Y qué hace un astronauta, pues?
- Un astronauta es una persona que viaja al espacio, a las estrellas... al cielo, pues-, le explicó mi tío.
- Vaya, por eso quiero ponerle así: porque va a las estrellas y al cielo - respondió la ingenua mujer.
.
No hubo cómo convencer a la señora a que pensara en otro nombre para su chiquita. Así que, allá por el altiplano, debe de haber una doña Astronauta, a la que tal vez llamarán Astra o Nata.
.
Ya sabemos que los patojos tienden a ser bastante crueles con sus comentarios, especialmente cuando alguien se llaman de forma poco común. Yo tenía un compañerito del colegio, que se llamaba "Benito" y cómo lo fregaban al pobre. Le decían, "Benito-K". Pero yo creo que ese estaba bueno para nombre de rapero famoso, todo depende de cómo se sienta uno.
.
Es que a veces los papás pelan cables con los nombres. Más pareciera que en lugar de nombrarlos, quisieran imponerle a sus hijos una tortura vitalicia. Pues, pasados los años, cuando ya tienen edad de decidir, querer cambiarse el nombre cuesta un pistarrajal y, de todos modos, si lo hacen, los papeles terminan diciendo algo así: "...se hace constar que el señor Epaminondas Gorgonio Suárez Soto, cambió su nombre al de Johnatan Eduardo, por lo que para usos legales, ambos nombres, Epaminondas Gorgonio Suárez Soto y Johnatan Eduardo Suárez Soto, pertenecen a la misma persona". ¡Para qué jodidos!

Pero es que eso de los nombres es relativo. Por ejemplo, en España, llamarse Severiano, Encarnación o Salustiano, no es nada del otro mundo. En cambio por esos lares, se ríen de nombres como Julio César, Aníbal o Marco Antonio, por tratarse de personajes de la historia. Pero, pasa que por este lado latinoamericano, ponerle a un patojo Rubén Darío o Simón Bolívar, no hace muchas cosquillas.

Más que todo, la gente de antes no se andaba haciendo tanta bola para buscarle nombre a los güiros. En cuanto nomás nacía, sólo iban a buscar al almanaque cuál era el santo del día y ese lo zampaban al pobre. Así fuera Eleuterio, Anacleto o Caralampio.

Pero en nombres alusivos al día, acontecimientos y demás ocurrencias, la provincia de Manabí, en Ecuador, se lleva el primer lugar en Latinoamérica. El otro día, un amigo me mandó una copia del Nuevo Herald, donde había una recopilación ecuatoriana, casi increíble, de nombres que más parecen apodos, porque están tomados de marcas comerciales. Sí, marcas de carros, de baterías, de calzones y otro montón de babosadas. Por ejemplo: Land Rover García, Eveready Pilar Valencia, o don Burger King Herrera. ..También, de situaciones acaecidas el día de su nacimiento: Perfecta Cincuncisión Hidalgo, Dos a Uno Angulo, Justo Empate Enríquez o Victoria Apretada Obregón Carrera. Estos últimos, sacando a relucir la marcada afición de los ecuatorianos por el futbol.
.
Eso está igual que aquel chiste de "Velorio Chapín", donde a un apache le pusieron el nombre por lo acontecido el día en que lo engendraron, y se llamaba Preservativo Roto.

Y qué más, si en Suecia hay un bebé que se llama Oliver Google Kai, en honor al buscador Web.

Pero Guatemala no se queda atrás. Por allí había un policía que se llamaba Jorge Guachinton Valenzuela. Y para el terremoto nacieron unos gemelitos en Villa Nueva, a los que les pusieron, Julio Iglesias y Joaquín Cordero Caal Yox. También otro amigo me contó de un patojito que se llama algo así como Máycol.
..
En la Municipalidad de Guatemala hay registros de gente que tiene hasta 60 nombres, y digo yo, para qué tanta cosa, si de todos modos llamamos a las personas por uno o dos nombres. ¿Y quién quita si a lo mejor, después de 60 nombres, sólo les digan "Chico"? .
.
En el colegio también tenía un compañero muy buena onda, cuyos apellidos eran Colorado Tucul. Me costó un poco entender por qué los otros se reían tanto cuando pasaban lista y el profesor decía: "Colorado Tucul, Homero". Y al revés, suena más chistoso.
.
Bien, yo creo que el nombre lo hace la persona. Nadie debe sentirse mal porque la gente se ría, lo importante es hacer que ese nombre suene realmente fuera de lo común, debido a la importancia que adquiera por los logros personales.

Sin embargo, Pablo Neruda se llamaba Neftalí Ricardo Reyes y adoptó el primer nombre en honor a un poeta escandinavo que nadie conoce. Si alguien nos menciona a Félix Rubén García Sarmiento, muy pocos tendremos en mente el dato de que ese es el nombre con el que fue bautizado el insigne poeta Rubén Darío. Nuestro cuentista y autor de "Cuadros de Costumbres", José Milla, firmaba sus obras como Salomé Jil, que era un anagrama de su nombre.
.
En algunos casos, el nombre es como un llamado del destino, como Alejandro, cuyo nombre significa "Salvador de los Hombres"; o Aristóteles, que quiere decir "el mejor fin"; o Sófocles, que es "la gloria de la sabiduría".

Si Franklin Delano Roosevelt se hubiera amilanado por su segundo nombre, a saber si hubiese sido tan famoso. Torcuato Luca de Tena, se hubiera quedado sin escribir ni un renglón, ni parejo ni torcido. O, ¿qué me dicen de Plácido Domingo?
.
Y tantos otros, como Shakira y Madonna que realmente se llaman así. O nuestra Rigoberta Menchú Tum se hubiese quedado amishada por lo poco común de su nombre y no por la grandeza de sus logros....De todos modos, yo creo que a todo el mundo le deberían poner un nombre provisional y que al llegar a cierta etapa, se lo pudiera cambiar por el que más le atrajera o conviniera, así fuera otro más feo para otros, pero a su gusto, modo y personalidad.

El mismo Neruda, en su libro de memorias, "Confieso Que He Vivido", que la muerte le impidió concluir, dice que le fascinan los nombres y que le gustaría que lo enterraran en uno. Tanto significaban para él, que probablemente por eso se lo cambió a uno más elegantón. Pero de cualquier manera, los versos más tristes y también, de gran fuerza y belleza, los hubiera escrito la misma persona. (Esto ya se parece al cambio de nombre de Epaminondas Gorgonio).
.
¿Qué les parece? ¿Qué nombres creen que son poco usuales o cómicos? ¿Están contentos con su nombre, o han pensado en cambiárselo por otro? Mucho cuidado con cuál vayan a elegir.
.
Este salió largo, pero valió la pena citar tanto nombre, especialmente los del Ecuador.
.
Fuente de nombres ecuatorianos: El Nuevo Herald. Artículo por Gonzalo Guillen www.tornterias.com

Etiquetas:

25 octubre 2006

AL DE SOLAPA, SE LO LLEVAN DE CORBATA

Me encanta ver películas y programas que tratan de las peripecias que hacemos los periodistas para lograr una historia. Pocas veces la gente sabe de todos los tangos que nos toca zapatear, para quedar bien; pelar los dientes como gato muerto y, casi siempre, caer como mango shuco, porque para algunos funcionarios y políticos somos, literalmente, "una raza maldita".
.
Aun cuando no lo digan públicamente, sabemos que nos llaman así porque, entre un montón de cosas, lo hemos escuchado a través del travieso micrófono de solapa; que tantas veces, por distracción o falta de costumbre de los entrevistados, nos ha hecho pasar momentos de verdaderas carcajadas.
.
Quiero compartirles algunas anécdotas, tanto mías como de compañeros periodistas internacionales, que mejor es contarlas, porque en la tele difícilmente aparecerán. De esas charadas que pasan en la marcha, donde el microfonito se lleva de corbata, a los que se lo llevan puesto en la misma.
..
Para que sepan, los que no están al tanto, el micrófono de solapa está conectado a la cámara por alambres o por control remoto. El camarógrafo puede escuchar todo lo que hable el entrevistado. Una vez, fuimos a entrevistar a un joven sacerdote de pueblo y antes de que se nos arrepientiera, se lo instalamos en el cuello; pero antes de pararse frente a la cámara, dio una revuelta y nos dijo:
.
- Espérenme un ratito mejor, sólamente voy a ir a cerrar una puerta que dejé abierta.
.
Yo todavía le dije que me esperara, para apagarle el micrófono, pero ni caso me hizo. Se fue corriendito y se metió en la sacristía. Me paré al lado del camarógrafo y, por el audífono que estaba a volumen alto, efectivamente escuchamos que una puerta se cerró, pero después se oyó como que abrió un chorro y luego que echó agua en la taza el baño. Bueno, algo normal. Pensamos que pronto regresaría.
.
Pero luego, escuchamos que empezó a hablar solo, según parece, frente al espejo, y decía:
.
- Ay Dios mío, a la hora que se les ocurre a éstos venir... Ve, yo todo despeinado...Y este pelo que no se me asienta... De paso que hoy ni me bañé...Y ahora, qué les voy a decir, bueno a saber qué me van a preguntar... Ah, yo me voy a hacer algo el baboso... de todos modos...Bueno, voy a salir; ojalá se vayan luego, porque yo tengo hambre y me quiero comer unas mis champurraditas... Ay qué rico, qué rico... Que no se me olvide preguntarles cuándo sale al aire, para decirle a mi abuelita que me mire en la tele...
.
Nosotros estábamos torcidos de la risa, pero nomás se apareció el curita con el pelo mojado y mejor peinado, nos pusimos muy serios; y él, con una gran sonrisa, nos dijo:
- Va a ser rapidito, ¿verdad? Es que todavía tengo qué confesar fieles.
.
Lo de las confesiones, lo más probable, sería después de bañarse y de comerse su muñeco de champurradas, a las que ni nos invitó.
.
A otros compañeros les pasó algo parecido, al hacer un reportaje de una familia de ciegos en Perú. El reportero iba a entrevistar a uno de ellos y la escena sería caminando por una especie de jardín, mientras llevaban unas cubetas con leche, pues ordeñaban vacas. Se llevó del brazo al protagonista y, en eso, el reportero recordó que no había llevado las cubetas y salió corriendo por ellas. Lo dejó allí parado al pobre, medio perdido en un redondel. Con el bastón, el señor empezó a querer regresar, pero a donde daba un palazo, se topaba con algo.
.
Mientras tanto, el camarógrafo miraba de lejos y escuchaba todo:
.
- ¿Dónde me vendría a dejar este periodista hijo de puta?... - y daba un palazo, buscando camino. -¡Ah, su madre!... Y ya se tardó... Pero cuando venga, lo voy a maltratar al hijo de puta..."
.
A ayudarlo iba el camarógrafo, cuando vio que el reportero venía corriendo y medio agitado le dijo al no vidente:
- Ya regresé, don Antonio; no encontraba los cubos de leche.
.
El señor, cambió su expresión y, con una sonrisa de oreja a oreja, le dice:
Ay, qué bueno, hermano!
.
¡Vé!, hijos de la misma madre resultaron después de que lo maltrató, según él, en secreto.
.

Pero el que se lleva los premios, si los hubiera, es uno que hace unos 12 años, en El Salvador, acaparó toda la atención de su pueblo, pues proclamó a los cuantro vientos que iba a volar, tirándose de un cocotal, ayudado por unas alas construídas con varitas de barrilete y muchas hojas de pacaya. Y hasta convocó a la prensa, para que lo televisaran.
.
Presentes en el lugar de la famosa hazaña, mis compañeros salvaron responsabilidades a través de "releases" o sea, algo que documenta que el medio de comunicación no tiene nada que ver con lo que pase, y sólamente filmarán, cubriendo la nota. No vaya a ser que se fuera a matar el fulano, por sus propias ocurrencias. De todos modos ya habían llamado a los bomberos, que llegaron también a reírse, en lugar de persuadirlo de no hacer eso, o de colocar una cama de salvamento.
.
Parece que no era primera vez que al hombre se le ocurría una osadía.
.
Lo entrevistaron y contó, con grandes detalles, que tenía la seguridad de que iba a volar, porque ya había estudiado cómo hacerlo; pero antes de poder quitarle el micrófono de solapa, el hombre salió corriendo, dio una vuelta en carrera por el parque y procedió a encaramarse a la palmera con gran rapidez. Ya se sabía cuál iba a ser el desenlace del volador, pero de todos modos mis compañeros optaron por quedarse, para ver qué pasaba, cuando se arrepintiera.
.
La gente del pueblo se aglomeró y hasta parece que llegaron de otros lugares a ver al hombre surcar los cielos como zopilote; o lo contrario, tronar a sapo.
.
El fulano se paró y abrió las hojas de pacaya. Miraba hacia abajo y la gente le gritaba:
- ¡Tirate, pues, volá! - ¡Sí! ¡Sí! - vociferaban todos, muertos de risa.
.
Entonces, ayudados por el zoom de la cámara vieron que el hombre empezó a cambiar de color. Se puso pálido y decía en voz baja y casi llorando, hasta allá arriba:
.
- Por la gran puta, quién me mandariya a mí a venir a decidir que iba yo a volar, pué... ¿Y ahora qué hago, pué?.. Siento que ya me cagucello... ¿Y si me cago?... ¡Puta! Qué vergón, dije yo, ¿verdá?... Pero ahora, ¿qué? Ni modo; si no me tiro... me van a comer vivo por andar hablando babosadas... ¿Me tiro o no me tiro?.. ¡Ala, puta! Pero, ¿quién me manda, pué?...
.
El reportero, al escuchar tales sufrimientos del intrépido volador, habló con los bomberos y entre dos, lo fueron a bajar del cocotal.
.
Y rapidito, a quitarle el micrófono, no fuera a ser que decidiera intentarlo de nuevo y, por lo visto, lo más probable era que diera el ranazo con todo y el micro. Pero esta vez, el famoso aparatito sirvió para salvarle la vida a un pobre loco, que por poco vuela al cielo, por andar haciéndose el superman.

Por eso, si alguna vez les hacen una entrevista, ándense moscas con el microfonito de solapa, no sea la mala suerte de que se lo lleven de corbata y digan "cositas", que no quisieran que alguien más escuchara.
.
Dedicado a todos mis alegres compañeros de Latinoaméerica y USA, especialmente a los camarógrafos, que tantas pasadas de éstas podrán contar.

Foto Superman?: http://www.elinodoro.com/

Etiquetas:

19 octubre 2006

¡AY, MANOLITO PINTO A SU NANA EN PELOTA!

La primera vez que supe de la existencia del pintor guatemalteco Manolo Gallardo, fue cuando el El Papa Juan Pablo II (Q.E.G.E*) visitó nuestro país en 1983, y el artista hizo un retrato del pontíifice, donde se ve muy lozano y vivarachón. En esa misma ocasión, hubo gente que se escandalizó por tratarse de un pintor que en la mayoría de sus cuadros, destaca los desnudos femeninos.
.
Pero el verdadero "merequetengue", como el mismo Gallardo lo llama, no fue eso, sino la forma en que el cuadrito llegó al Museo Vaticano. Cuenta que en esa ocasión, se mandaron a hacer 150,000 posters para regalárselos a todos los católicos que alcanzaran, ya que hubo gente que financió las impresiones. Pero, Monseñor Ramiro Pellecer, quien fungió como encargado de Protocolo de esa visita Papal, dispuso que no los iba a regalar, sino que los iba a feriar en 10 quetzales cada uno. Dice el pintor que, entonces, como eso no estaba en lo dicho, demandó a monseñor para que le pasara, al menos, un 10% de las ventas, por derechos de autor, como corresponde.
.
Continúa contando que la reacción del curita fue amenazarlo con no dejarlo acercarse al Papa, para entregarle el original del cuadro. Asunto que, a pesar de las pataleadas y alegatos del pintor, no lo dejó ni ver al Pontífice y le entregó el cuadro, únicamente en nombre de la Iglesia Católica de Guatemala, sin ni siquiera mencionar al artista. Dice que el sacerdote salesiano Gervasio Accomazzi quiso reparar el error, programando la entrega de aunque sea un poster, de manos de Manolo en el Colegio Don Bosco pero, tambien allí, Monseñor Pellecer agarró al Papa del brazo, se lo llevó por otro lado y dejó al artista con la palabra en la boca.
.
Asegura Manolo Gallardo que se siente muy complacido de que el retrato se encuentre entre la colección del Museo Vaticano, pero que su cuadro se lo llevaron de manera ilegal, pues no autorizó entregárselo a nadie, ni a Juan Pablito. Asunto del que el pintor piensa que el Papa, ni cuenta se dio.
.
Y yo me asusto de que todas esas cosas pasen en esferas religiosas; sea como sea, había que darle sus créditos. Pero ya allá en el cielo, ha de tener su apunte don Gallardo. No sólo que pintó al Papa con todo y su palomota de Chinautla.
.
Yo digo que por eso, la agarró con lo religioso, porque tiene muchas pinturas donde los ángeles son mujeronas desnudas y, muchas, están en pleno climax erótico. Y a la Virgen de la Asunción, la dejó en puro cuerito. Ya me imagino la cara de los sacerdotes al ver estas cosas.
.
Pero es que sus pinturas son bien bellas y expresan mucho. Yo de pintura no se gran cosa, pero sí se decir que Manolo Gallardo es un virtuoso del pincel, complejo y diferente. El realismo de sus retratos es indiscutible y a través de sus cuadros, podemos hasta conocer parte de la historia nacional guatemalteca.
.
Para llegar a pintar como él, se necesitan años de estudio y de perfección en el trazo de rostros y en la capacidad de plasmar tantos detalles en un solo cuadro. También sus esculturas son bellísimas.
.
Sé que ha pintado muchos murales y frescos; entre ellos están los del Teatro Abril, donde personificó a famosas mujeres del arte guatemalteco en las musas griegas. Fui yo una vez a verlos, acompañada de una dama de la sociedad guatemalteca quien conocía al artista y su familia, que aseguraba que entre esas musas estaba la mamá de Gallardo. Pero al ver los frescos, la viejita exclamó sorpendida:
.
- ¡Ay, Manolito pintó a su nana en pelota!
.
Porque a Gallardo le encanta el encuere, si hasta a la Monalisa empelotó. Cuando vi su obra de "El Cristo de las tinajas", mi primera impresión fue: "irreverente pero bello". Y me dio risa el nombre de uno que se llama "Ángel puta" que, cuenta el pintor, fueron sus amigos quienes lo bautizaron así, pues cuando veían el cuadro, le decían: "esa tu angelita tiene cara de puta" . Hay otros de una mujer alada que se está acariciando sensualmente, cuyos nombres son "Onanismo angelical" o en letras pequeñas, "Pajera". Sin embargo, la gran mayoría de sus obras son de lo más sublimes y con anhelos de paz.
.
A mí me cae muy bien este famoso artista, no sólamente porque es de los grandes de Guate, cuyas obras se cotizan a nivel internacional, sino también porque es como muchos lo tachan, bastante irreverente.
.
Qué le importa a él pintar orgasmos de ángeles, de cuyo pubis salen de la misma clase de florecitas que le puso al nuestro santito en el cuadro conmemorativo a la Canonización del Hermano Pedro. O hacer imaginar a la Virgen de la Asunción en pura pinula y con cara de cualquier mujer; o de la misma forma, pintar desnuda a su madre (la de él). Lo importante es la calidad y majestuosidad de sus obras, de las cuales podría hablar mucho más, pero eso se lo dejo a quienes sí sepan de pintura y escultura.
.
*Que En Gloria Está.
.
Foto de Guatemala de la Asunción, pintura por Manolo Gallardo. Fuente bibliográfica y colección completa con nombres y todo en: www.manologallardo.com

Etiquetas:

13 octubre 2006

EL MONUMENTO AL DESPISTE O A LA IGNORANCIA

Andaba yo por la Reforma y, como siempre, me vi medio perdida, con eso de tantas vías que han cambiado; y uno, que no vive todo el tiempo en Guate, se pega cada baboseada con los cruces, que mejor decidí llamar a un amigo por el celular, para que me orientara por dónde podía pasar para el otro lado, o sea para la zona 10. De lo contrario, iba a estar gastando más gasolina que maltratadas al que decidió darle vueltegato a todo.

Le hice a mi amigo una reseña de mis coordenadas y me dijo que iba bien y que cuando llegara a la estatua de Lorenzo Montúfar, que cruzara a la izquierda. Por un momento me quedé bajando libros, pero tuve qué aguantarme la chiveada por mula y preguntarle con timidez, dónde mero era eso, porque yo no sabía quién era ese tal don Lencho, mucho menos cuál era su estatua. Así como con voz de lástima me dijo mi amigo:
.
- Ay mijita, seguí por La Reforma y cuando veás la estatua de un señor sentado, allí merito cruzás, mirá.
.
Yo me atoré de la risa porque así sí le entendí y claramente encontré al señor sentado. Ese mismo que, muchas veces, amanece con una su cerveza Gallo entre las piernas.
.
Entonces me puse a pensar que en esos asuntos específicos de la cultura nacional, como que la gran mayoría andamos en la mera luna. Estamos acostumbrados a ver tantas estatuas en la Avenida de La Reforma y otras calles importantes de la ciudad, que nos guiamos sólamente por su aspecto y no por la razón de su erección (Dícese de la Acción y efecto de levantar o levantarse, enderezarse una cosa. Construir una cosa. Fundación). Adjunto la definición por si acaso vayan a creer que ando por otra parte.

Como aquel toro negro que está en la entrada de la Reforma, nunca he sabido por qué está allí; lo único que puedo asegurar es que muchas veces ha amanecido con un gran preservativo puesto allá mero. Sí, es que el vacuno lo tiene bien definido.

De patoja, yo era bastante inocentona, y al pasar por allí, muerta de risa le dije a mi mamá:

- ¡Mire mama, al toro le pusieron una vejiga!

Mi pobre mamacita me contestó:

- Sí, mirá, pues -, sintiéndose un poco mal.

Pero yo proseguí mi comentario con lo siguiente:

- Como para hacer creer que el toro va a hacer pipí, ¿verdad?

Otra vez, hace algún tiempo, le amaneció pintado de rojo. ¡Ah, los patojos ya no hallan ni que hacer! Después me puse a pensar en quién será el encargado de irle a quitar las cosas a las estatuas y, sobre todo, a quién le tocaría despintarle la palomita al torito. ¡Vaya oficio! De seguro le toca pulir.

Bueno, he de decirles que el monumento a Tecún Umán es uno de los pocos que mantengo presente, no sólamente por su tamañón, sino también porque nada menos que el Tecuncito es mi Santo Patrón; o barajeado más despacio, yo nací el mero 20 de febrero, día en que conmemoran la batalla en que perdió la vida a manos de don Pedro de Alvarado, por lo que todos los años nos llevaban de excusión a los del colegio a dejarle flores al Rey Quiché, de quien muchos aseguran que no existió. Pero a mí eso me importa igualmente un rábano, porque yo lo quiero mucho pues de chiquita pensaba que era santo, por eso le íbamos dejar florecitas a San Tecún.
.
Si a muchos de nosotros nos dicen: "Por allí por la fuente de Carlos V", de seguro ni la ubicamos, pero si nos indican: "Allá por la fuentona del redondel que tiene unos caballos, que está por la Plazuela España". Así, sí.
.
O la Plaza Confucio del boulevard Vista Hermosa, mejor la identifican muchos como "donde hay unas cosas como chinas".
.
Pero este mismo amigo de la estatua de don Lencho, me sacó la risa porque me cuenta que hay gente que dice que en el monumento a Miguel García Granados, el señor está subido en un palote alto, que parece vara de cortar jocotes. Que como él mismo apunta, de suerte no se ha caído, porque ya le recortaron la glorieta para dejar fluir mejor el tráfico.
.
El que llega al colmo de todos, es el mentado "Muñecón", que yo digo que muy poca gente sabe que es el monumento al trabajo. ¿Y quién sabe por qué le hicieron no uno, sino dos monumentos al jocote, allá en la tierra de Arjona?
De seguro fue muy ilustre don Jocote.
.
Pero si me dicen el monumento al Ferrocarril, me vuelvo astronauta de tanto viaje a la luna. Y para los que no saben cuál es, pues se trata del que está por el Antiguo Cine Reforma o sea, donde ahora van todos los que decidieron ir a levantar la mano con los brasileños de "Pare de Sufrir".
.
Ahora, es a mí a quien le ha empezado el sufrimiento de averiguar qué estatua es de quién, dónde y por qué la pusieron donde la pusieron, para no estar como bibliotecaria, bajando libros o haciéndome la que sé, porque si me guío por los monumentos para encontrar direcciones, capaz que termino en Manhattan, buscando a José Martí en Central Park, donde también está.
.
Eso de que lo quieran inmortalizar a uno con una estatua, como que a mí no muy me gusta. Bueno, la mía, lo más seguro es que fuera en memoria al despiste o a la ignorancia de no saber bien de quiénes son las ya existentes. Además, generalmente, las hacen ya que la gente se murió y así ni cuenta se dan. Y terminan siendo únicamente un adorno más de la ciudad y llamándose sólo, "Un Señor Sentado", "Un Chino con Vestido", "Un Viejo a Caballo", "Una Mujer que le Sale Agua de las Chiches", o algo por el estilo.
.
De nuevo, mil gracias a Carlitos Wolters por sus sugerencias y valiosa colaboración en este blog y especialmente, por sus maravillosos conocimientos de la cultura nacional. El sí sabe de quien son las estatuas.
.
Foto de Fuente de Carlos V: Alejandro Farfán www.guate360.com

Etiquetas:

08 octubre 2006

LA ETIQUETA NO ES SOLAMENTE LA QUE PICA ATRAS DEL PESCUEZO

Eso de la etiqueta y el protocolo son cosas que verdaderamente se escapan del acervo cultural de casi todos. Muchas veces se piensa que es algo reservado para los diplomáticos y los pistudos, pero a la hora de una invitación a algo elegante, muchos sudan la gota gorda.

Aunque hay gente que, la verdad, eso le viene del norte. Simplemente no les importa hacer ruidos al comer, masticar como chuchos y menos, andar sabiendo cómo se usan las copas, tenedores, cucharas y demás hierbas. Lo importante es filiar antes de que alguien disponga quitarles el plato.

Muchos también se pasan de intolerantes y andan burlándose de los que no saben o no han tenido la oportunidad de aprender alguito de modales o de etiqueta, simplemente porque hay prioridades y en nuestra Latinoamérica, la mayoría de la gente primero debe preocuparse por si hay algo para tragar.

Pero hay charadas que le sacan la risa a uno. Quiero contarles de un tal Fito, dicen que era canchote, alto y de maneras rústicas. Nunca había aprendido a usar zapatos y, aunque tenía pisto, siempre se vestía fachudo y con caites. Una vez hace muchos años, llegó a la capital y sus familiares lo invitaron a ir, nada menos que a un concierto en el Conservatorio Nacional. Puchis, todos se vistieron, según ellos, muy elegantosos y al Fito le prestaron un saco, pero cuando lo vieron llegar, iba con caites el fregado.

Le dijeron que cómo iba a ser eso que entrara con los caitotes enlodados al concierto y entonces, sin decir nada, decidió quitárselos, dejarlos en la puerta y entrar descalzo. Cuál fue su sorpresa que al salir, los que hacían la limpieza, ya se los habían tirado a la basura.

Así que descalzo le tocó que ir a un restaurante, a donde también lo invitaron. Dicen que cuando le sirvieron una limonada, vio que el vaso tenía pajilla y pensó “¿y este palito, pa´que me lo pondrían?”. Así que lo agarró y lo tiró debajo de la mesa. Al ratito vio que todos usaban la pajilla y le dio vergüenza. Disimuladamente, empezó a ver debajo y con los dedos de los pies la alcanzó y la volvió a meter al vaso.

Pero digo yo, si el Fito no entró de grolis al teatro, ni tampoco comió de gorra, ¿por qué le tenían que exigir tanto protocolo al pobre? Bueno, en fin.

A otro cuate, lo invitaron a un restaurante también muy fino y le sirvieron cangrejo de Alaska; luego, le pasaron un tazón con agua tibia y al lado una rodaja de limón. El cliente pidió salita, exprimió el limoncito en el agua y se empinó el tazón. El pobre pensó que era una tomita para que no le hiciera mal el marisco. Al rato no hallaba donde meter la cara, porque vio que todos estaban echándose el limón en los dedos y mojándolos en el agua para quitarse el mal olor de las manos.

Y es que con eso de la etiqueta, es duro no tener ni noción. Más de alguno de nosotros ha preferido esperar que los demás empiecen a comer, para entrarle también, porque no se sabe por cuál cubierto empezar, entre toda la colección que ponen en la mesa.

Me cuenta un amigo muy querido, de una vez que lo invitaron a una cena de gala y cuando vio la mesa forrada de cubiertos por todos lados, se empezó a poner nervioso. Lo malo es que lo sentaron con un montón de fufurufos. Pero al igual que muchos, pensó en esperar que empezaran a comer los demás para ver por qué tenedor principiar. Lo malo es que nadie comía y a él ya le apretaba la tripa. Empezó a sudar de nervios, y ya después sudaba, pero del hambre.

Por fin, mejor decidió darle a la comida y ya no aguantaba la risa, porque cuando él empezó a comer, los demás lo miraron y empezaron también. Parece ser que los fufurufos tampoco sabían cómo usar todos los cubiertos y estaban esperanzados en mi cuate. Me imagino que nadie comió con orden, pero la pasaron bien.
.
A uno de por ahi, por la costa lo llevaron a un restaurante oriental y le preguntaron si quería palillos y dijo que sí, pero que mejor al finalizar de comer, haciéndose el muy fino. Hasta una cara fea hizo. Todos los demás lo vieron raro, porque los otros pidieron cubiertos. Lo que pasa es que él pensó que eran palillos para escarbarse los dientes. Le pasaron los chinos, pero para nada supo cómo usarlos.

Y el novio de una amiga, cuando llegó a conocer a sus futuros suegros, quería quedar bien con eso de los modales y le preguntó a todo el que pudo, cómo comportarse en la mesa. Tuvo el cuidado de correrle la silla a la novia, de ponerse la servilleta en las piernas y todas las delicadezas, pero estaba tan nervioso, que cuando tomó agua, le hizo “truque” la garganta al tragar.
.
Yo creo que uno debe ser como es y no tratar de aparentar, porque tarde o temprano se delata, o los nervios lo traicionan. No hay cosa peor que tratar de hacer lo que no se sabe, hablar de lo que no se ha aprendido y ser lo que no se es. Y con la etiqueta, mejor no atormentarse, porque la mayoría de mara, no sabe.

Más vale la autenticidad y claro, tratar de aprender de todo un poquito, especialmente guardar ciertos modales. Y ahora con la internet hay mas chance de investigar, leer y no andar cayendo tanto de maje. Eso sí, ser tolerantes con la gente sencilla que no ha tenido las oportunidades que muchos, ni siquiera agradecemos a la vida.
.
¡Salud pues!
.

Etiquetas: